Back to top
Los zapatos de plástico de cáñamo, el futuro a sus pies

Chanclas, bailarinas, botas de lluvia, zuecos y bolsos que son a la vez un accesorio de moda, un producto reciclado y reciclable además de un agente de almacenaje de dióxido de carbono. Originales, ecológicos y sostenibles… Gracias al cáñamo, el fin del plástico procedente del petróleo podría estar un poco más cerca.

Nuestro modo de vivir basado en la combustión de carbón de fósil genera un exceso de dióxido de carbono, que es la principal causa del efecto invernadero y por consiguiente, de la degradación del planeta. La marca de Plasticana ha encontrado una solución al problema diseñando un tipo de plástico que contiene aproximadamente 30%-50% de fibra de cáñamo combinada con otras sustancias reciclables como el vinilo.

Las plantas tienen un papel fundamental en la absorción de Co2 y, entre ellas, el cáñamo está resultando ser un aliado sin parangón en el futuro de nuestro ecosistema. “He elegido el cáñamo, además de la calidad intrínseca de sus fibras, porque es una planta que puede crecer en todas las latitudes. Además, ¡es capaz de fijar más carbono en cuatro meses de cultivo que un bosque en 12 meses de crecimiento!” explica André Ravachol, creador de la marca. Y por si fuera poco,“la resistencia de su parte textil refuerza el plástico con el cual es mezclado” precisa Ravachol.

El cáñamo seleccionado por Plasticana respeta la legislación europea y tan sólo se mezcla con plásticos reciclables o reciclados, de preferencia los derivados del vinilo que tienen menor dependencia del petróleo. “La composición de nuestra matriz plástica se obtiene de la electrolisis del agua salada y el resultado supone el 57% del peso final”, señala su creador. La parte de etileno que procede todavía del petróleo, el 43% restante, podrá obtenerse en un futuro a partir de la caña de azúcar. “La empresa francesa Arkema ya está realizando investigaciones en ese sentido”, apunta André Ravachol.


André Ravachol

Plasticana comenzó en 2002 con la creación de una línea de calzado a la que siguió en 2009 la fabricación de bolsos. Todos los productos de la marca, fabricados por Umo (el último gran especialista en Europa de la inyección de plásticos en el sector del calzado), tienen el mismo destino: reconvertirse en materiales para las generaciones futuras. Cada par de zapatos adquiridos vienen con un obsequio muy ingenioso y que sigue la línea de reutilización de materiales que inspira a la marca. Se trata de una bolsa de embalaje compostable que puede servir para devolver el producto, algunos años más tarde, a la propia empresa para su total reciclaje.

La marca Plasticana pertenece al grupo Humeau Beaupreau, implantado en la región de los Países del Loira. Tanto sus lugares de producción como los campos de cáñamo utilizados para la fabricación de sus plásticos están situados en Francia. “Todos nuestros procedimientos cumplen con la norma medioambiental Iso 14 001 y el programa Reachi europeo”, se vanaglorian sus responsables.

Cáñamo: la planta multiusos

El cáñamo es una planta modelo del desarrollo sostenible gracias a la ausencia de aplicación de productos fitosanitarios, pero también por el almacenamiento de carbono en sus productos transformados. La diversificación de las salidas comerciales permite una utilización óptima de todas las partes de la planta: la paja, separada en fibra y cañamiza (granulado de cáñamo) de modo exclusivamente mecánico (con una media de pérdidas y residuos del 2 al 5 %), y el cañamón (las semillas).

La fibra es la parte periférica del tallo, que representa entre el 30 al 35 % del peso de la planta. Permite confeccionar pasta para papeles especiales, extrafinos, opacos y resistentes, así como plásticos reforzados (automóvil, ventilación, jardinería, muebles, electrodomésticos) y materiales de construcción (lanas de aislamiento, entarimados).

La cañamiza es la parte medular del tallo que corresponde a la madera de la planta y representa entre 50-55 % de su peso. Su capacidad de retención de agua es muy elevado. Su uso está muy valorado en la construcción (hormigón de cáñamo, muros, baldosas, tejados, aislamiento). También sirve de arena para las cajas de desechos de caballos y animales pequeños. Asimismo se utiliza para el mantillo agrícola de las zonas verdes.

El polvo orgánico representa entre 15-20 % del peso de la planta. Tercer producto obtenido del desfibrado de la paja, este polvo consta de pequeñas partículas de fibra y de cañamiza así como de minerales. Gracias a su gran poder de absorción en su estado a granel y a su riqueza en carbono, puede ser utilizada como enmienda orgánica o como arena para las cajas de desechos de bovinos. Después de la compresión, sirve de combustible en las calderas industriales.

El cañamón es la denominación de la semilla oleaginosa. Contiene en torno al 32 al 34 % de aceite y también 25 % de proteínas. El rendimiento obtenido es de aproximadamente 1 tonelada por hectárea. Su principal salida comercial es la alimentación de aves y como cebos para la pesca. Una pequeña parte puede transformarse en aceite rico en omega 3 y 6 (actualmente muy valorado en la alimentación humana), en la preparación de productos alimentarios ricos en proteínas y en la industria cosmética.

La industria en Francia

En Europa se cultivan aproximadamente 15 000 hectáreas de cáñamo. Con una media de 8 500 hectáreas, es decir más de 50 % de las superficies europeas, Francia es de lejos el líder en términos de producción y de transformación por delante de Alemania y el Reino Unido (aproximadamente 1 500 hectáreas cada uno).

La producción francesa de cáñamo se organiza alrededor de la industria de primera transformación que se basan en la producción de 5 principales agrupaciones agrícolas: la cañamera de l’Aube (LCDA, Champaña-Ardenas),Eurochanvre (Franco Condado), CAVAC Biomateriales (Países del Loira), Agrochanvre (Baja Normandía), Cooperativa Central de los Productores de Semillas de Cáñamo (CCPSC, Países del Loira). El conjunto del sector se reagrupa en una federación interprofesional llamada Interchanvre.

Por su proximidad con el cannabis, el cáñamo industrial está sometido a rigurosas reglamentaciones francesas y europeas, armonizadas desde 2004. Solo pueden cultivarse legalmente las variedades con un porcentaje de THC inferior al 0,2 %. Por ello, es obligatorio el uso de semillas certificadas. Actualmente, 8 variedades monoicasii(inscritas en el Código de la Sanidad Pública y en el catálogo oficial francés y comunitario) son multiplicadas por la Cooperativa central de los productores de semillas de cáñamo (CCPSC, basada en Beaufort-en-Vallée).

Reach: reglamento que controla el registro, la evaluación y la autorización y las restricciones de sustancias químicas. Entró en vigor el 1 de junio de 2007. Reach racionaliza y mejora el antiguo marco legal de la UE sobre los productos químicos. Los principales objetivos de este programa son asegurar la protección de la salud de las personas y del medio ambiente contra los riesgos que pueden generar los productos químicos, la promoción de métodos de ensayo alternativos, la libre circulación de sustancias en el mercado europeo y reforzar la competitividad y la innovación.

ii En el estado natural, el cáñamo es dioico: flores machos y flores hembras florecen en pies distintos. Sin embargo, los pies machos producen menos fibras y ninguna semillas. Mueren antes que los pies hembras, lo que complica la cosecha. La búsqueda de mayor rendimiento se ha decantado pues en obtener variedades de tipo monoico más productivas, con predominancia de las feminizadas (flores machos y hembras en el mismo pie).

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Comments

Kannabia Seeds Company vend à sa clientèle un produit de collection, un souvenir. Nous ne pouvons pas et nous ne devons pas donner de culture, donc notre produit n’est pas destiné à cette fin.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.