Back to top
Philippe Lachambre : el testigo de la lucha “comprometida y festiva” por la legalización del cannabis en Francia

Con 25 años de experiencia detrás de las cámaras y como montador, este realizador francés es el autor de varios de los documentales más antiguos y completos sobre el cannabis que se han filmado en el país vecino: Kif Kif (1993), Cannabis en France (1995-1998) y Chanvre en Suisse (2001-2002). A pesar de ver en ellas al mismísimo Manu Chao haciendo apología de la legalización, el miedo a difundir este tipo de documentos por parte de las grandes cadenas de televisión galas ha impedido que sus creaciones llegaran a conocimiento del gran público.

YWS – ¿Cuál es su trayectoria profesional?

Philippe Lachambre – Es bastante largo de contar, ¡son 25 años! Cuando salí de la escuela de cine empecé como jefe operador de documental y otros productos audiovisuales. Me incliné rápidamente por la realización y el montaje y me interesé por el espectáculo en vivo desde 1997. Realicé o co-realicé varios documentales sobre la crisis en Argentina entre 2001 y 2002. Me convertí en formador de montaje en 2007. Me especialicé cada vez más en el montaje como jefe montador para la televisión, particularmente en la serie documental Un Día Un Destino de France2. Actualmente continúo realizando captaciones o creaciones vídeo para espectáculos artísticos. Además, me he especializado en el rodaje de documentales institucionales sobre la Reducción de Riesgos en el consumo de drogas.

YWS – ¿Cuál es su filmografía acerca del cannabis?

– Kif Kif, 26 min, rodaje 1993, difusión en Planète TV en 1997. Realización Jacques-Henri Bierman, Philippe Lachambre y Olive Pousset.

– Cannabis en France, 52 min, rodaje entre 95 y 98, difusión en Planète TV en 1999. Realización Philippe Lachambre.

– Cannabis TV: le Journal du Cannabis presentado por Jean-Pierre Galland, 26 min. Realización Philippe Lachambre.

– Chanvre en Suisse, 52 min, rodaje entre 2001 y 2002, difusión en Aqui TV en 2002. Realización Laurent Appel y Philippe Lachambre.

YWS – ¿Cuál fue su motivación a la hora de retratar el mundo del cannabis?

Tenía interés por saber más sobre el tema como consumidor. Tuve la suerte de tener contactos y gracias a ellos se me presentó la oportunidad de ir a conocer una granja en Marruecos donde se producía cannabis. Aquello desencadenó, sin saberlo al principio, esta trilogía de tres documentales. Estoy muy interesado en el aspecto político y cultural del consumo de esta droga y de su utilización en todo tipo de ámbitos. Se puede ver tanto en Cannabis en France (Cannabis en Francia) como en Chanvre en Suisse (Cáñamo en Suiza).

YWS – ¿Podría describirnos el contexto que existía en la época entorno a este tema?

En Francia había por supuesto una ley del silencio sobre el tema de las drogas, particularmente con el cannabis que está muy mal visto a pesar de que se consume muchísimo. Sin embargo, creíamos en un cambio posible con todo el movimiento que había alrededor, la asociación de militantes CIRC y los libros y las acciones del escritor Jean-Pierre Galland. Era una época muy comprometida y festiva alrededor del tema. Holanda y España nos dejaban creer en una evolución en el futuro próximo en Francia a pesar de los tabúes. Pero ha sido un poco una cortina de humo, porque la represión de los militantes y los cultivadores ha provocado muchos pasos atrás durante casi dos décadas.

“La sociedad se está volviendo cada vez más de derechas”

YWS – ¿Se considera militante?

¡Por supuesto! ¡Un realizador de documentales debe ser militante en los temas que trata! No soy periodista, incluso si puede haber un carácter periodístico en mis investigaciones. El periodista pueden ser militante también, pero esto puede depender del medio de comunicación que los emplea. Me asocio con verdaderos periodistas a veces y aporto la visión del realizador. Laurent Appel es periodista, él ha co-realizado conmigo Chanvre en Suisse.

Desde el punto de vista de la militancia, estoy a favor de una legalización muy rápida del cannabis e incluso de otras drogas en Francia y en el mundo. Pero particularmente en Francia, dónde los muertos por kalashnikov se multiplican muy a menudo a causa del tráfico de hachís. Y recientes investigaciones han demostrado que los servicios que se ocupan de la represión han estado inmersos en el tráfico, lo organizaron a veces en parte o dejaron hacer a ciertos sectores.

YWS – ¿Le ha causado problemas rodar sobre el cannabis?

La verdad es que no, excepto por el hecho de ser catalogado por ciertas personas. También he sido reconocido como especialista en el tema durante mucho tiempo aunque ahora me haya distanciado un poco.

YWS – Si no me equivoco, sus documentales no han sido difundidos a gran escala… ¿se trata de censura?

No ha habido censura, sino más bien un desinterés en ese momento o una gran timidez a la hora de tratar este tema abiertamente. Sobre todo por parte de las grandes cadenas. Era casi más una autocensura de los difusores que una auténtica censura. Si no, trataban el tema a su manera… con tibieza. Era difícil para ellos dejar a un independiente tratar este tipo de asuntos.

Un productor me dijo en aquella época que mis películas eran unas películas “asociativas”. Los dos primeros pasaron a pesar de todo sobre Planète Cable que compró primero Kif Kif y se comprometió a comprar Cannabis en France antes de que se rodara. Las películas han sido difundidas también por Planète en su canal de los países del Este. Chanvre en Suisse fue pre-comprado por una pequeña cadena local de Aquitania AquiTV.

Más tarde, extractos de cada una de mis películas han sido vendidos a la inmensa mayoría de las grandes cadenas francesas para ilustrar sus emisiones sobre el tema ya que no tenían o no lograban rodar las imágenes de las que yo disponía. Así es como mis películas “asociativas” han visto sus extractos difundidos en France 2, France 3, Arte, M6… En el caso de Arte, hicieron una serie documental sobre los efectos de las drogas y en el capítulo sobre el cannabis usaron seis minutos de imágenes de mis tres películas. También vendí imágenes para el programa Un Oeil sur la Planète (Un Ojo sobre el Planeta) de France 2 hace tres o cuatro años creo.

“¡Todo el mundo fuma pero no se puede decir, está mal visto!”

YWS – Hace 40 años hubo una llamada a la acción, hoy 150 personalidades de Marsella vuelven a pedir la legalización del cannabis. En su opinión, ¿cómo ha evolucionado la sociedad francesa desde entonces?, ¿está preparada para debatir sobre el tema abiertamente?

Quizás se siente un ligero deseo de hablar de eso de nuevo. A causa de los muertos por bala y posiblemente por la evolución en EEUU o en otros países como Uruguay o Canadá. Creo que hay tres grandes obstáculos para que se dé una evolución en Francia:

  • El tabú de la sociedad francesa. Estamos atrapados ahí. ¡Todo el mundo fuma pero no se puede decir, está mal visto! Y la sociedad se está volviendo cada vez más de derechas últimamente.
  • Sabemos y lo hemos visto recientemente que las autoridades sacan provecho a veces de esto o dejan hacer a su manera. Hay también un lado internacional de la relación con Marruecos, que es el mayor productor mundial.
  • Último punto, el tráfico en los suburbios y las ciudades sensibles, pienso que las autoridades tienen miedo tomar el control en su lugar.

Mi opinión en este tema es justamente que hay que oficializar y organizar la legalización con las mismas personas que trafican ahora. ¿Por qué no? Pero teniendo un verdadero trabajo, pagando sus impuestos como todos y no al margen de la ley. Se podría tener así un comercio internacional completamente legal y oficial con Marruecos.

YWS – ¿Cree que es más fácil tratar el tema del cannabis y las drogas ahora o en la época de sus documentales?

Sí y no, ciertas cosas podían ser más difíciles o más fáciles antes, se puede decir que hay más noticias sobre el tema pero el tratamiento es a menudo bastante flojo y los mejores reportajes repiten un poco las mismas ideas, incluso aparecen los mismos especialistas que en Cannabis en France… ¡Hace casi 20 años!

YWS – ¿Qué es L’œil Arabesk ?

Es una asociación que da cursos de baile oriental contemporáneo y que desarrolla espectáculos de baile acompañados por proyecciones de vídeo. Me sirve también a veces para producir rodajes en el ámbito artístico o para asociaciones como ASUD que trabaja en el medio de la Reducción de riesgos en el uso de drogas.


Cartel La Réduction des Risques liés à l’usage de drogues en France

YWS – ¿Volveremos a ver un documental de Philippe Lachambre sobre el cannabis próximamente?

He hecho dos películas con Laurent Appel, RDR la Réduction des risques liés à l’usage des drogues en France (RDR La Reducción de Riesgos en el uso de drogas en Francia), capítulo 1 y 2 en 2013 y 2016. El cannabis se trata brevemente ya que el tema gira más entorno a los opiáceos y otras drogas de fuerte dependencia. También hice una pequeña película sobre la reducción de los riesgos en el uso del cannabis que habla sobre la vaporización. Esta película debe salir en las redes sociales pronto pero al parecer, hay unos asuntos que solucionar antes con el Ministerio de Salud. Y posiblemente un día iré a Jamaica o a Nepal a rodar en las plantaciones y rehacer un Kif Kifversión siglo XXI…

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Comments

Kannabia Seeds Company vend à sa clientèle un produit de collection, un souvenir. Nous ne pouvons pas et nous ne devons pas donner de culture, donc notre produit n’est pas destiné à cette fin.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.