Back to top
¿Qué es el CBD y qué es el THC?

El cannabis o marihuana es una planta muy compleja y completa, ya que está formada por más de 500 compuestos químicos distintos. Los estudios científicos sobre sus capacidades no cesan y las sorpresas sobre sus efectos abren la puerta a la esperanza del tratamiento de variadas y diferentes patologías. Hoy queremos centrarnos en los compuestos químicos por los que está formada. Destacan los cannabinoides (entre los que también hay más de 100 distintos). Algunos de los cannabinoides son el cannabinol o la tetrahidrocannabivarina. Pero sin duda los más conocidos son el cannabidiol y el tetrahidrocannabinol. ¿Sabes qué diferencias hay entre el cannabidiol, CBD y el tetrahidrocannabinol, THC?

Los cannabinoides son las sustancias químicas orgánicas que conforman al cannabis. Lo fascinante es que en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro hay presentes receptores cannabinoides. También existen en el cuerpo y el cerebro de los animales. De esta manera es posible que la planta tenga efectos farmacológicos. Los cannabinoides son un conjunto de elementos muy variado y grande. Todos tienen una estructura química parecida.

Hay más de 60 compuestos activos en el cannabis, el más conocido es el El THC. El THC o tetrahidrocannabinol es popular por ser el principal elemento psicoactivo del cannabis. El principal efecto que produce es psicotrópico, se usa en algunos casos para tratar el dolor. Otra de las consecuencias que destacan es su poder analgésico, que puede ser sutil. El THC también relaja, estimula el apetito y puede alterar los sentidos de la vista, del oído y del olfato.

THC son las siglas de delta-9-tetrahidrocannabinol y es una molécula cuya fórmula química es C21H30O2. Así que contiene veintiún átomos de carbono, treinta de hidrógeno y dos de oxígeno. Hay teorías que dicen que el THC podría ser la sustancia que usa la planta para protegerse de agentes externos. Sí, la marihuana podría usar el THC como escudo para estar a salvo de los agentes patógenos y de los animales herbívoros. También podría resguardarse así de los extremos efectos del sol con los rayos UVB.

El cannabidiol o CBD es la otra sustancia popular. No es un elemento psicoactivo como el THC y, por lo tanto, no tiene el mismo efecto psicotrópico. Esto es debido a que cada componente viaja por diferentes vías cerebrales. El CDB proporciona al cuerpo más beneficios medicinales, ya que puede ayudar a tratar la epilepsia, la depresión, la inflamación y las náuseas. También se ha encontrado que es útil cuando se trata de reducir la ansiedad.

El cannabidiol o CBD es el principal componente de la planta y puede constituir hasta un 40% de sus extractos. Este cannabinoide tiene la capacidad de actuar como sedante y de ser un inhibidor de las transmisión de señales nerviosas que se asocian al dolor. Por este motivo se ha convertido en un gran aliado de muchos pacientes con dolencias crónicas. Otro de los efectos que se han demostrado científicamente es que el CBD tiene la capacidad de reducir el aumento de las células cancerígenas e, incluso, puede disminuir su invasividad.

Entonces, si nos interesa aplicarlo de manera medicinal, ¿es conveniente buscar una cepa que contenga más CBD que THC? Depende, ya que cada uno de ellos tiene una función y es positivo que ambos estén en la preparación de cannabis medicinal que vayamos a tomar. Mientras que el THC procede sobre los receptores específicos de nuestras células, el CBD actúa como antiinflamatorio y anticonvulsionante. El CBD también impide que se den efectos psicoactivos que no deseamos, como psicosis o ansiedad. Cada planta tiene unos factores y cada cultivador tiene una técnica de extracción. Por todos estos detalles es muy importante y deseable que, como pacientes, conozcamos de qué se compone la planta y que consultemos a un profesional de la medicina antes de consumirla. De hecho, siempre es recomendable consultar a un médico antes de automedicarnos con cannabis terapéutico porque, además de la composición, es fundamental saber qué dosis nos corresponde.

The cultivation of cannbis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

The purpose of this publication is purely informative, horizontal transfer of technical horticultural information.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published here.

Comments

The cultivation of cannbis for self-consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

The purpose of this publication is purely informative, horizontal transfer of technical horticultural information.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published here.