Back to top
Alicante y Cataluña dicen sí a la regulación

2016 acaba con algunas victorias para el movimiento cannábico en algunas comunidades y ciudades de España. Las últimas en mover ficha en pro de la regulación del cannabis en sus cámaras parlamentarias han sido Alicante y Cataluña. La ciudad valenciana ha aprobado la regulación de clubes y asociaciones cannábicas, mientras que la comunidad catalana llevará a trámite una ILP que propone la regularización total. 

No sido un año muy próspero en lo referente a la capacidad de nuestro país de formar un gobierno, aunque la ciudadanía tuviera muchas esperanzas puestas en los logros políticos a conseguir en todos los ámbitos. Sin embargo, el movimiento cannábico se anota algunos tantos. El pasado 28 de julio Alicante aprobó la regulación de las asociaciones y clubes cannábicos por 14 votos a favor, 8 en contra y 7 abstenciones. Esta moción, elaborada por varias formaciones políticas y sociales, fue propuesta por la coalición Guanyar Alacant. 

Los gobiernos del cambio

La ciudad alicantina lo había intentado con anterioridad sin éxito, debido a que hace dos años los votos en contra del Partido Popular, partido que gobernó durante 20 años, frustraron la posibilidad. Los cambios conseguidos en las últimas elecciones autonómicas y municipales de 2015 en algunas comunidades autónomas, con el triunfo de nuevos gobiernos de plataformas ciudadanas, hacen posible que hoy en las cámaras parlamentarias se puedan escuchar y aprobar nuevas propuestas. 

La moción, presentada y votada a favor por Guanyar Alacant, además de por Compromís, Ciudadanos y la edil no adscrita Nerea Belmonte, propicia la aprobación de una ordenanza municipal reguladora que permite que clubes y asociaciones cannábicas se regularicen. Mientras, el PSOE y el edil no adscrito Fernando Sepulcre se abstuvieron y el PP votó en contra. Daniel Simón, edil de cultura, declaró que la regulación de los clubes traerá elementos beneficiosos para la sociedad y sus usuarios. 

San Sebastián, ejemplo pionero a seguir

¿Qué se les pedirá a los clubes cannábicos, ahora que esta ordenanza se ha aprobado? En primer lugar que las asociaciones estén inscritas correctamente en los registros públicos de la ciudad. Otro de los puntos que se les exige es idéntico al que contempla la ordenanza de Países Bajos, que exige que los clubes se construyan a una distancia prudencial de colegios e institutos, además de zonas sanitarias y lugares deportivos. 

Alicante copia el ejemplo de San Sebastián, que fue la primera ciudad española que aprobó una ordenanza parecida para regular la actividad de los clubes cannábicos. La moción también contempla la posibilidad de que los clubes cannábicos puedan ser “un punto seguro y legal para el consumo y adquisición de cannabis con fines terapéuticos, siguiendo el consejo médico de dosificación y administración propuesto por asociaciones médicas especializadas en medicina del cannabis”. “Esta medida servirá para garantizar un consumo responsable, ya que asegura la cantidad de la sustancia, además de prevenir de consumos abusivos, y se realiza dentro de un contexto socialmente normalizado”. 

Una ILP que puede comenzar el cambio 

Antes hemos expuesto el caso de Alicante y hemos mencionado también la situación de Países Bajos, ya que ambos ejemplos son muy parecidos, pues regulan la actividad de dos lugares que hacen un uso comercial de la marihuana, pero tienen una laguna, el origen de estos productos. ¿De dónde viene el cannabis que se comercia en los coffeshops neerlandeses y en estos clubes cannábicos alicantinos? No se habla de este origen. 

En este sentido, Cataluña daría un paso más, ya que se dispone a tramitar una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) que propondría una regularización total, es decir, contemplando también el cultivo y un programa de prevención de riesgos y reducción de daños. Esta iniciativa ha conseguido superar las cincuenta mil firmas, que son las que se necesitan para que el Parlament pueda validarlas, para luego tramitar en pleno la propuesta. 

Todos los partidos quieren un debate menos el PPC

Esta ILP ha sido impulsada por treinta y cinco personas que representan al sector cannábico de Cataluña y de España y contó con la barrera del PP catalán, que presentó una enmienda a la totalidad, mostrándose en contra de esta regulación. Sin embargo, dicha enmienda fue rechazada por Junts pel Sí (JxSí), Ciutadans (C’s), Catalunya Sí que Es Pot y la CUP, que han expresado que “70 años de prohibición” ya son suficientes y han hecho las mafias y el narcotráfico aumente. 

Por lo tanto, en un máximo de cuatro meses desde julio, los partidos políticos catalanes tendrán que debatir en el Parlament lo que propone esta Iniciativa Legislativa Popular. Los puntos que plantea esta ILP cubrirían todas las garantías para que el proceso completo fuese legal: cultivo, abastecimiento y compra, incluyendo el transporte. 

¿Son buenas noticias para la regulación del cannabis? La respuesta es positiva. ¿Supone un cambio sustancial en el global que supone la regulación a nivel nacional? En este caso la respuesta es más compleja, porque la legislación española dice que la situación del cannabis en el país se encuentra en un vacío legal, puedes consumirla si eres mayor de edad y estás en tu casa u otro espacio no público, pero no puedes cultivarla. Por eso, si la ILP de Cataluña sale adelante, esta comunidad sería un referente en nuestro país y la suya sería una batalla ganada en el camino global hacia la regulación nacional. Seguiremos de cerca las nuevas noticias.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.