Back to top
Argentina se compromete a debatir sobre marihuana medicinal

La legalización de la marihuana medicinal es tendencia mundial y cada vez son más los países donde se da un debate serio. En Latinoamérica, Uruguay y México despuntan en iniciativas relacionadas con el uso recreativo de la planta. Colombia está en ese mismo lugar, con propuestas para su uso medicinal. El buen resultado del cannabis en niños con epilepsia refractaria ha hecho que otro país, Argentina, abra una puerta al debate para legalizar el cannabis terapéutico.

La Cámara de los Diputados argentina celebró a mediados de octubre un encuentro que ha centrado muchos titulares. El objetivo era debatir sobre la despenalización de la marihuana con usos medicinales. Durante la cita, que duró más de cuatro horas, un grupo de especialistas expuso diferentes opiniones sobre las propiedades terapéuticas de la planta. También se encontraban presentes madres de enfermos de epilepsia refractaria y pacientes con otras patologías. Además de neurólogos, médicos de distintas especialidades y políticos representantes de la cámara.

Este acto se convirtió en un debate emocionante en el que intervinieron cientos de personas. Sin embargo, hubo una contra manifestación en la calle, ya que el sector de cultivadores no estaba invitado y decidió organizar una protesta. La voluntad política, en cambio, parecía un hecho, muchos políticos estuvieron presentes en la reunión y participaron activamente de ella. El diputado Sergio Wisky expuso en su Twitter “el compromiso de dar respuestas” que desde su partido decían asumir.

Los legisladores de los diferentes partidos de la oposición plantearon la urgencia de esta medida y exigieron que la respuesta a los miles de pacientes tenía que ser rápida. El ambiente de la reunión se tornó especialmente emocionante cuando intervinieron las madres de algunos pacientes. Estas mujeres están organizadas en dos asociaciones muy importantes del país en la actualidad, Cannabis Medicinal Argentina (Cameda) y Mamá Cultiva. Durante su intervención proyectaron un vídeo con el caso personal de la hija de una de ellas y exigieron al gobierno que no cayeran en las manos de las corporaciones farmacéuticas.


Mama Cultiva

Como en otras ocasiones también estuvo presente Silvia Kochen, directora del centro de epilepsia del Hospital Ramos Mejías, que participó para declarar que “ya hay suficientes evidencias para poder legislar”. La ley  23.737 argentina, vigente desde el año 1989, es la que regula la producción de marihuana y deja claro que ésta está prohibida.

El caso de fundadora de Cameda, María Laura Alasi, es conocido en Argentina, ya que abrió una nueva posibilidad a muchas familias con miembros afectados por la epilepsia refractaria. La ANMAT, Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, le dio permiso para importar el aceite de la Telaraña de Charlotte para su hija Josefina, que padece el síndrome de West. A partir de ese momento, las peticiones de otras madres no dejaron de llegar. Las madres argentinas de Cameda y de Mamá Cultiva han decidido cultivar sus propias plantas para poder hacer el aceite que necesitan sus hijos, ya que pedir el producto resultaba un gasto demasiado elevado. Pero el cultivo también está prohibido por la ley 23.737, por eso piden una legalización inmediata. Pese a que la premisa que unió a legisladores del gobierno vigente y de la oposición fue “el dolor no puede esperar”, las madres de los niños y niñas enfermas aseguran que se les sigue criminalizando.

Unos días después de este encuentro se celebró un plenario de las Comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal de la Cámara de Diputados en el que la mayoría no aprobó el autocultivo. Las familias afectadas se volvieron a quejar, ya que dicen que  los políticos hablan siempre de “promesas de investigación e importación de productos”, pero estos procesos pueden demorarse bastantes años y sus hijos no pueden esperar. Cultivar la planta y hacer el aceite casero sería mucho más rápido, directo y económico, pero la ley vigente las sigue considerando como narcotraficantes.

“Miles de familias estamos en riesgo de que el Estado nos quite lo único que les hizo bien a nuestros hijos, miles de familias estamos indefensas en nuestras casas porque no podemos llamar a la policía si algo ocurre en nuestro hogar. Es necesario que la ley que se apruebe incluya el cultivo personal, solidario y cooperativo, como lo permiten en muchos países del mundo, con todos los controles que el Estado crea adecuados”, expresaron desde su cuenta de Facebook las componentes de Mamá Cultiva. El debate entre gobierno y familiares de pacientes afectados sigue vivo.

 

(*) Enlaces de Interés:

Web de Mamá Cultiva: www.mamacultiva.org 
Web de CAMEDA: www.cannabismedicinal.com.ar

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.