Back to top
Buenas noticias desde Francia

La noticia me ha llenado de dicha: a partir de ahora, ya no habrá más disecciones en los colegios franceses. Ninguna rana o ratón muertos para que nosotros los podamos abrir con el escalpelo…

Se acabó la disección que enseñaba, que estudiando la muerte vamos a comprender la vida. Se acabó la disección que enseñaba que está bien matar animales, en nombre de la ciencia.

¡Alegrémonos, las conciencias se abren!

Lo habían anunciado y lo han hecho: en pleno centro de París, han cerrado una parte de las orillas del Sena a los coches. Es muy reciente y uno se espera verlos aparecer, pero no. No hay nada dispuesto aún, y eso es precisamente lo bueno. Tan solo algunos peatones, una corredora, una bicicleta y unos enamorados besuqueándose. El lugar perfecto para encender un canuto tranquila.

El sol se pone en la Isla de San Luis. El cielo se sonrosa, el agua espejea y chapotea. ¡Es un milagro que, después de tantos siglos, París haya sobrevivido a todas las guerras e invasiones!

Otra transformación: las plantas salvajes regresan a la ciudad. Los jardineros de la capital ya no utilizan herbicidas, por lo que las advenedizas (es decir, la vegetación espontánea, aquellas a las que se les solía llamar “malas hierbas”) colonizan de nuevo los pies de los árboles, las pequeñas hendiduras, el menor trozo de tierra.

Nuestras amigas las plantas… Si sólo pudiese transmitir un mensaje, sería éste: las plantas son conscientes. Según los chamanes del Amazonas, algunas de ellas tienen hasta espíritu: son las “plantas maestras” – llamadas así porque, en determinadas condiciones, nos pueden enseñar, nos transmiten conocimiento.
Sin lugar a duda, la marihuana es una planta maestra. Puede enseñarnos, pero también puede secuestrarnos.

Nos corresponde a nosotros saber manejar nuestras relaciones con ella.

Para terminar, en Irún, durante la última feria ExpoGrow, me encontré con una antigua conocida, una francesa de unos cuarenta años que, en un pasado muy lejano, sufría de adicciones graves y que fue salvada por la hierba hace más de veinte años. Para ella, el cannabis medicinal es una realidad. Es un medicamento indispensable.

Sin embargo, y ésta es la noticia más asombrosa, ha conseguido, a fuerza de convicción y perseverancia, que su médico le recete la marihuana. No un medicamento salido de un laboratorio farmacéutico, sino cogollos de hierba reales (vendidos en algunas farmacias de los Países Bajos bajo la marca Bedrocan®). ¿Gracias a qué milagro consiguió abrir esta brecha? Nadie lo sabe pero nos alegramos. Otros seguirán por esta vía.

¡Los tiempos cambian!

Michka

© michka@mamaeditions.com
(Texto original en francés)

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.