Back to top
El cannabis en la carrera presidencial al Elíseo 2017

Según un sondeo Ipsos, uno de cada dos franceses es favorable a que la legalización del cannabis sea abordada por los candidatos durante la campaña para las próximas elecciones presidenciales de abril-mayo 2017. Hacemos un recorrido por la posición de los candidatos de la derecha, la izquierda y los independientes a la espera de conocer este domingo 27 de noviembre si será François Fillon o Alain Juppé el  líder de la derecha. Las primarias de la izquierda, por su parte, están previstas para enero de 2017.

PRO-LEGALIZACIÓN:

Benoît Hamon (diputado socialista, candidato a las primarias de la izquierda)

“Mi posición es hoy por la legalización del cannabis. No solamente la despenalización del uso, con el objetivo de que mañana podamos matar el tráfico. Terminar con una prohibición que se traduce en que el número de usuarios de cannabis no ha descendido. Por el contrario, la violencia generada relacionada a la economía del cannabis no ha dejado de aumentar. Más desorden público y menos sanidad pública”, declaró el 10 de Octubre 2016 en France Info. Ya en septiembre del mismo año defendió una posición muy parecida en su participación en el programa “On n’est pas couchés” de la televisión France 2.

Yannick Jadot (Europe Ecologie – Les Verts)

Diputado europeo, reciente ganador de las primarias de los Verdes. Representa el sentir de todos los candidatos y del partido que es el único a mostrarse unido internamente sobre el tema de la regulación del cannabis.

François de Rugy (Fundador del partido “Ecologistes!”, candidato a las primarias de la izquierda)

 “El tráfico de droga, es la verdadera plaga de los barrios, con todo el dinero sucio que circula. No podemos continuar en la inacción”, estima el ecologista de centro que se declara “por la legalización, con la condición de que haya un control de las ventas que se hagan en los estancos”.

Gerard Filoche (Miembro del Comité Nacional del PS, candidato a las primarias de la izquierda)

En su contribución “Regulación contra la sociedad de violencia: otro mundo es posible” presentada en vista al Congreso del Partido Socialista de 2012, Gerard Filoche expone la necesidad de un aparato judicial irreprochable y de una regulación de la venta de cannabis a través de cannabis social club o asociaciones cuya objetivo sería abastecer de cannabis a sus adherentes.

Jean-Luc Bennahmias (Presidente del “Front Démocrate”, candidato a las primarias de la izquierda)

“Sobre el cannabis, la política únicamente represiva es un fracaso (…). Por mi parte, considero que una legalización extremadamente controlada y un uso terapéutico encuadrado – conservando desde luego la interdicción para menos de 18 años como para el alcohol y el tabaco – permitirían salir del callejón sin salida en el cual la lógica de la ” guerra a la droga ” nos ha encerrado”.

PRO-DESPENALIZACIÓN:

Jean-Luc Melenchon (Movimiento “France insoumise”)

El antes candidato de la izquierda radical se presenta esta vez como independiente a la Presidencia de Francia. En una publicación en su web que data del 26 de abril de 2016 hace referencia al tema. En esta ocasión, como en otras muchas, no acaba de pronunciarse claramente sino que avanza argumentos a favor y en contra: “Fumar cannabis no es deseable desde el punto de vista de la salud”; “La penalización significa una carrera infinita, una carga de trabajo de los policías y de los magistrados sin ningún resultado convincente a nivel del consumo”; o incluso: “Legalizar no sólo el consumo sino también la venta permitiría “cortar la hierba bajo los pies de los traficantes “, como lo dicen numerosos especialistas de seguridad pública”.

A lo que sin embargo añade: “En Francia, los estudios indican una receta fiscal de 1 a 2 mil millones de euros al año. Esto permitiría dedicar medios financieros importantes para luchar contra las adicciones y las drogas por medios más eficaces que la interdicción. Pero la simple ganancia fiscal no es un argumento suficiente en materia de seguridad ni en materia de Sanidad Pública”.

Si se le considera “pro-despenalización” es por haber dicho públicamente que “hay algo que está claro, es un absurdo castigar a los consumidores”.

Philippe Poutou (NPA, Nouveau Parti Anticapitaliste)

“La represión no sirve para nada. Es ineficaz ya que en nuestra sociedad el consumo de cannabis no ha disminuido. Para ayudar a la gente a consumir menos estupefacientes, propongo despenalizar todas las drogas”, como es el caso en Portugal.

Jean-Christophe Lagarde (UDI, apoya a la candidatura de Alain Juppé)
“Es nocivo en términos de salud pública. Está prohibido desde siempre y eso no ha evitado que existan consumidores”. Ante la pregunta del periodista, se mostró “de acuerdo” con Jean-Marie Le Guen (PS, Partido Socialista) sobre la apertura del debate de la despenalización del cannabis. “La interdicción no evita nada, conviene sólo a los traficantes, las mafias que esto construye en nuestros barrios y hasta en el mundo ya que una parte del terrorismo se financia con el dinero de la droga”.

“Pienso que tenemos interés en organizar el consumo de cannabis, lo que es un mejor medio para evitar que los jóvenes se entreguen a eso, un mejor medio para luchar en términos de Sanidad Pública, un mejor medio para evitar que hay derivas en términos de seguridad pública”, añadió el presidente del UDI, precisando que estas declaraciones hechas en Radio France en abril de 2016 sólo le comprometen a él y que su posición es minoritaria en su campo.

Pierre Laurent (PCF, Partido Comunista francés)
El PCF publicó una carta en 2012 titulada ” por otra política de las adicciones ” a favor de la despenalización del cannabis (pero no de la legalización). Ese mismo año hizo estas declaraciones en el “Mardi politique” que organiban Le Point, 20 Minutes y la radio RFI: “La cuestión del uso de drogas es un problema de sanidad pública, no un problema de seguridad. Lo que podemos constatar es que la ley de 1970, si tiene como objetivo limitar el consumo ha fracasado completamente ya que Francia es uno de los países de Europa donde los jóvenes consumen más. El modo represivo no hace recular al consumo. Hay que reflexionar sobre esto, abrir un debate, cambiar la ley. Orientarse hacia una política que no tenga como objetivo penalizar el consumo como es el caso actualmente sino abordar la cuestión de otra manera. Despenalizar poco a poco el uso e implantar políticas de sanidad pública y de educación de los riesgos paralelamente”.

EN CONTRA:

François Fillon (candidato a las primarias de la derecha por “Force Républicaine”)


François Fillon

El 15 de enero de 2016 en RMC y BFMTV se pronunciaba así: “Estoy contra la despenalización o liberalización. Es extraño, por un lado hay un movimiento cada vez más duro – con razón-, contra el tabaco y por el otro querríamos despenalizar el cannabis”.

“Hay un aumento de la consumición particularmente entre los jóvenes, pero (…) El argumento que consiste en decir que porque el consumo aumenta se va a liberalizar todo no me satisface. Frente a una plaga como ésta no hay una solución buena”.

“La política seguida en Francia no es forzosamente la mejor, pero la ejercida en otros países que despenalizaron el cannabis no tiene los resultados que se le quiere dar. En los Países Bajos la cuestión genera debate. No podemos decir que allí dónde se ha despenalizado hay menos consumidores”.

Alain Juppé (candidato a las primarias de la derecha, alcalde de Burdeos)


Alain Juppé

“Soy y me mantengo hostil a la despenalización del cannabis”. El candidato es claro, incluso le dedica unas palabras en su programa donde propone “una multa de una centena de euros, a pagar in situ, con información a la familia” para los consumidores de cannabis.

En un tweet del 12 de abril de 2016 precisa “Despenalizar el cannabis: un “golpe de efecto” para gustarle a ciertos jóvenes dividiendo a los franceses. Decididamente estoy contra esta señal de relajamiento”.

Marine Le Pen (Front National)


Marine Le Pen

Su posición es la de su partido en este tema. “No logramos limitar el tráfico porque no nos proporcionamos los medios, es así de simple. Estamos perdiendo la guerra de la droga pero por una buena y sencilla razón que no estamos haciendo esta guerra de la droga. Es [la despenalización] una idea profundamente peligrosa y aquellos que dicen ” oh no es para tanto solo es hachis…” se equivocan porque resulta que estos productos son mucho más peligrosos en sus composiciones hoy que en la época cuando el señor Vaillant pudo ser quizás un poco hippy y le daba un poco al porro”, en declaraciones a la radio nacional Europe 1 en 2011.

Nicolas Dupont-Aignan (Presidente del Movimiento “Debout la France”)

“Soy completamente hostil a la legalización. Hace falta una ley de excepción contra el tráfico de drogas y el apoyo del ejército para restablecer el orden en ciertos barrios”.

Arnaud Montebourg (antiguo ministro del Partido Socialista, actualmente en el partido “Le Projet France”)

Durante la campaña de las elecciones presidenciales de 2012 fue tajante (programa “Des paroles et des actes”, France 2): “Estoy firmemente en contra de toda forma de liberalización del consumo del cannabis. Por una razón sencilla: invertimos millones en luchar contra el tabaquismo, contra el alcoholismo… Si convencemos a un conciudadano de parar esas prácticas adictivas y al mismo tiempo el Estado envía un mensaje en la línea de autorizar un consumo que es peligroso para la juventud. Yo no quiero que los niños, los míos como los vuestros, crezcan en un país donde esté autorizado utilizar drogas llamadas “blandas”. Añado que un gran número de países que habían procedido a esa liberalización, están revisando sus posiciones”.

En 2012, precisaba que no estaba contra la organización de un referéndum sobre el tema si EELV (Europe Ecologie- Les Verts) lo pedía.

François Hollande (actual Presidente de la República, PS)


François Hollande

En 2011, mientras que es aún candidato, François Hollande no se posiciona claramente sobre la cuestión del cannabis. Antes de las primarias, se declara “abierto al debate”. Pero al principio de su campaña, en septiembre de 2011, el antiguo primer secretario del PS da marcha atrás y anuncia: “¿habrá que mantener la prohibición? ¡Lo afirmo!”. Cinco años después, la situación no ha cambiado y el discurso tampoco.

Manuel Valls (actual Primer Ministro, PS)


Manuel Valls

“Qué haya debate, es normal… Pero tengo la convicción, como el presidente de la República, que toda sociedad debe saber fijar los límites. Creo que el consumo del cannabis, porque tiene un impacto sobre la Sanidad Pública, debe quedar como uno”, respondió en su momento a la petición de apertura de un debate por parte de su compañero de partido Jean-Marie Le Guen.

En julio de 2015 declaró que el debate “había sido cerrado” desde el punto de vista del gobierno.

NO SE POSICIONAN :

Emmanuel Macron (Movimiento “En Marche!”)

Declaraciones del 4 de septiembre de 2016 en France Inter: “Hoy, el cannabis plantea un problema de seguridad, de relación con la delincuencia en los barrios difíciles, de financiación de redes ocultas. Y ahí vemos que la legalización del cannabis es interesante de este punto de vista y podría ser eficaz. Es un tema que quiero trabajar. No estoy en contra, si esta respuesta provisional puede ser la mía hoy. Entiendo las preocupaciones de Sanidad Pública que se hacen notar del otro lado. No es un tema sencillo”.

Nathalie Arthaud (Lucha Obrera)

Anota la ineficacia de la política actual sin escoger entre despenalización y legalización.

François Bayrou (presidente del MODEM, apoya a la candidatura de Alain Juppé)

“Nuestra manera de luchar contra la droga ha fracasado. Toda reflexión debe ir acompañada por la salud pública, por los médicos, para ver de qué manera podemos hacer retroceder esta plaga”, ha declarado públicamente.

Marie-Noëlle Lienemann (senadora de París, ex ministra y miembro del Comité Nacional del PS)

Aún no se ha pronunciado sobre el tema.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.