Back to top
El cannabis recreativo por fin es legal en Canadá

Desde el 17 de octubre el cannabis recreativo es legal en Canadá, lugar que se suma a la lista de gobiernos que comenzarán a legislar sobre la marihuana con usos no terapéuticos.  Esta lista es muy corta, ya que solo hay dos países en todo el planeta donde es legal consumir cannabis de forma lúdica: Uruguay, desde 2013, y Canadá. Este último, además, se convierte en el primero del G7 y del G20 en hacerlo.

La ley C-45

Justo cuatro meses después de que el Senado canadiense aprobara la C-45, una ley que controlará el cultivo, la distribución y la venta de cannabis para uso recreativo, la medida ha sido aprobada. El miércoles, 17 de octubre, entró en vigor esta propuesta, que estos meses ha sido sometida a varias enmiendas por la Cámara de los Comunes. Al final, 52 senadores votaron a favor y 29 en contra, Canadá dice al cannabis lúdico.

Qué se permite

¿Hasta qué edad permite la ley consumir cannabis?
A partir de ahora, las personas mayores de 18 años que lo justifiquen podrán comprar marihuana, 19 en algunos estados. Las vías para hacerlo serán las tiendas autorizadas y la web.

¿Cuál será la cantidad permitida?
Podrán llevar encima hasta 30 gramos de la planta o su correspondiente, si estamos hablando de otros artículos. El cannabis se podrá comprar en muchos formatos: en aceite, flores secas o frescas.

¿El autocultivo es legal?
Cada domicilio estará autorizado a tener un cultivo de cuatro plantas (menos en Quebec y Manitoba, donde está prohibido), aunque las semillas que se utilicen para la plantación tienen que tener licencia. Los ciudadanos canadienses también podrán elaborar sus productos cannábicos, con la condición de usar solamente disolventes que sean orgánicos, para los productos concentrados.

Qué se prohibe

¿Qué cosas están prohibidas?
Vender o distribuir cannabis sin tener una licencia que lo permita, sacarla del país o estar en posesión de más cantidad de la permitida, que son 30 gramos. Hay movimientos que todavía se desconocen, como si los canadienses seguirán acudiendo al mercado negro o comprarán su marihuana por vía legal. Esto dependerá de la diferencia económica que ofrezca cada lugar. Lo que sí está claro es que Canadá tiene una de las tasas de consumo más altas del mundo.

Tiempos de apogeo económico

Con esta legalización se avecinan tiempos de apogeo económico multimillonario.

¿Qué pasará con el dinero recaudado en impuestos?
El 75% se destinará a las provincias canadienses y el 25% restante será para las arcas del gobierno. Productores autorizados con licencia gubernamental, como Canopy Growth, una de las compañías más grandes del mundo de marihuana, que casualmente es canadiense, Aurora Cannabis y Aphria, cuyo valor en bolsa ya asciende a 45.000 millones de dólares canadienses, serán los encargados de cultivar el cannabis y enviarlo a las tiendas. El sistema público de correos y paquetería, Canada Post, será el encargado de entregar la marihuana que se compre de forma online.

¿Cuál será el precio de venta?
10 dólares canadienses por gramo, un poco más de 6 euros y medio. En este precio están incluidos dos impuestos: el impuesto provincial de venta, que está entre el 13% y el 15% y el impuesto de un dólar canadiense por gramo o del 10% del total de la venta final. Aunque estas tarifas no serán fijas, sino que se irán moviendo, dependiendo del precio de la marihuana en el mercado negro.

El compromiso del gobierno

El primer ministro canadiense prometió legalizar el cannabis durante las elecciones. Ahora que todo son risas y buenas noticias, hay que acordarse también de las personas que tienen un expediente criminal por posesión antes de la legalización de la planta. Trudeau está recibiendo muchas peticiones para que declare una amnistía general. Por el momento ha emitido un mensaje desde su cuenta de Twitter:

"Fuera los beneficios de las manos de los criminales. Protección para nuestros chavales. Hoy el cannabis se legaliza y regula en Canadá". De esta manera acaban 95 años de prohibición del cannabis en Canadá, ya que la planta se ilegalizó en 1923.  

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.