El Parlamento checo aumentará las licencias de cultivo de cannabis medicinal

El Parlamento checo aumentará las licencias de cultivo de cannabis medicinal

Por: Teresa Garcia Activismo

La Cámara Baja del Parlamento de República Checa ha aprobado un proyecto de ley que tiene como objetivo liberalizar el sector del cannabis medicinal. El texto legal, aprobado el pasado 2 de junio y que ahora necesita el visto bueno del presidente de la república y del Senado, contempla otorgar licencias para el cultivo y producción de cannabis medicinal a empresas privadas, la exportación de estos productos y la comercialización de extractos. También incluye una actualización del sistema electrónico de prescripción médica para facilitar la receta de medicamentos con cannabis a doctores y pacientes y la total liberalización del cáñamo con menos del 1% de THC al no considerarlo como sustancia adictiva.

República Checa fue uno de los primeros países en la Unión Europea en regular el acceso a cannabis medicinal. En su caso fue en 2013, aunque tuvieron que pasar otros cinco años hasta que los productos de cannabis comenzaran a ser visibles en el sistema médico, aunque ya entonces se permitió legalmente el autocultivo de cannabis medicinal previo registro. Desde 2015, el cannabis medicinal solo podía ser usado legalmente para el tratamiento del cáncer, Parkinson, esclerosis múltiple y psoriasis, y tan solo medio centenar de facultativos tenían la capacidad de recetarlo a sus pacientes y estos productos solamente podían conseguirse en 41 farmacias en todo el país, según un informe del Observatorio Europeo de las Drogas y la Toxicomanía. Dos años después, el país amplió las dolencias a las que tratar con cannabis medicinal al dolor crónico, las náuseas, la pérdida de apetito en pacientes de cáncer o sida, para aliviar espasmos en enfermos con esclerosis lateral amiotrófica o para reducir los tics nerviosos en pacientes que sufren el síndrome de Tourette, según explica otro informe publicado por el Observatorio Europeo del Consumo y Cultivo de Cannabis.

 

 

En 2020 otra nueva legislación dictó que el 90% del coste de estos productos estuviera financiado por las aseguradoras médicas hasta un máximo de 30 gramos al mes. Este cambio provocó que en los primeros cuatro meses de 2021 se doblara el consumo de cannabis medicinal respecto al mismo periodo del año anterior, según publica la analista del sector del cannabis Prohibition Partners.

El suministro del cannabis, en los primeros años procedente de la belga Bedrocan, ha estado hasta ahora monopolizado por la empresa checa Elkoplast Slušovice s.r.o., la única con licencia estatal para su comercialización, y Alliance Healthcare s.r.o., la única con licencia para su distribución. La aprobación definitiva de esta nueva ley permitirá diversificar los productos de cannabis medicinal en el mercado checo y se espera que también influya en una bajada de precios.

“La aprobación parlamentaria del proyecto de ley es un hito importante para los pacientes y defensores del cannabis medicinal en la República Checa”, afirma Pavel Kubu, director ejecutivo del Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides (ICCI), en declaraciones a Prohibition Partners. “Tenemos que ser realistas en cuanto a la cantidad de trabajo que hay que hacer. Este proyecto de ley podría hacer mucho para promover el cannabis medicinal y el cáñamo en el país, pero mucho de esto depende de la implementación de las leyes, y grupos como ICCI trabajarán arduamente con el gobierno durante los próximos meses para ver que los intereses de los pacientes y la industria son honrados».

La política de República Checa respecto al cannabis ha sido tradicionalmente abierta, no solo respecto al uso medicinal. Desde 2010, el consumo y la posesión de hasta cinco gramos de hachís o quince gramos de hierba está descriminalizado, y también el autocultivo de hasta cinco plantas por persona. En el caso de cantidades mayores, el país suele sustituir la pena de cárcel o el pago de la multa por programas de desintoxicación.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: