Back to top
Third strongest political party in Czech Republic introduces cannabis legalization bill

El Partido Pirata acaba de presentar una nueva regulación en la Cámara Baja del Parlamento de República Checa a través de una jugada rompedora el pasado viernes 31 de agosto. Este proyecto de ley –si llegara a convertirse en ley- autorizaría el auto cultivo de hasta cinco plantas por persona, así como la posesión de 1,250 gramos en el domicilio particular de cannabis seco y transportar hasta 30 gramos. La prohibición continuará sobre el consumo en público, venta, obsequio,  etc., y este proyecto de ley no incluye la creación y regulación de un mercado comercial. 

El Partido Pirata sorprendió a todo el mundo (incluso a sus defensores más acérrimos) en las elecciones parlamentarias del año pasado, cuando obtuvo 22 escaños en la Cámara de Diputados, convirtiéndose así en la tercera fuerza política de este país centroeuropeo de diez millones de habitantes. Es el único lugar en el mundo donde los Piratas cuentan con tal fuerza política y están intentando cambiar la historia en República Checa, convirtiéndolo en el primer país de la Unión Europea en acabar con la prohibición del cannabis. 

Un paso importante en la dirección adecuada

El Partido Pirata ha colaborado de forma directa con abogados, legisladores, el antiguo coordinador nacional en materia de drogas, así como con expertos de la ONG Legalizace.cz y fueron muchos meses de arduo trabajo antes de que se presentara el proyecto al público. Sin embargo, levantó críticas tanto de círculos conservadores, como de círculos liberales. Obviamente, los conservadores están en contra de cualquier forma de relajar la prohibición, mientras los defensores de esta regularización tan compleja, opinan que el proyecto no contempla la regularización ni gravamen del cannabis, que se podría cultivar y comercializar. 

Los diputados del Partido Pirata sostienen que la posible introducción de un proyecto de ley tan innovador, que incluiría la creación de algún tipo de mercado regulado, podría espantar a posibles defensores de la legislación actual que es más “suave”. “Mi opinión es que hemos elegido esta forma de propuesta de ley, que no debería asustar a nadie. De hecho, no estamos intentando legalizar nada nuevo, sino algo que ya estaba ocurriendo, “explica el diputado por el partido pirata Tomáš Vymazal, responsable de la agenda para el cannabis de este partido. El objetivo es dejar de criminalizar a cientos de miles de checos que cultivan cannabis en casa lo utilizan para consumo propio (ya sea lúdico y medicinal) y no le hacen daño a nadie. ¿Y cómo puede cometerse un crimen si no hay víctimas? “De momento, desde el Gobierno estamos simplemente ignorando este problema y nuestro objetivo tan solo es legalizar esta actividad que practican ciudadanos de comportamiento intachable”, afirma Vymazal. 

Crece el apoyo en el ámbito político 

El proyecto de Ley fue aprobado sin dilaciones por el antiguo coordinador nacional de drogas checo, Jindřich Vobořil, quien es respetado por su trabajo en toda la Unión Europea y que curiosamente, es miembro del partido conservador ODS. Miembros importantes de otros partidos políticos, también mostraron su apoyo por esta nueva regulación “suave”  sobre el cannabis. Sin embargo, el partido en el Gobierno, - ANO, controlado exclusivamente por el oligarca y populista billonario Andrej Babiš, no cuenta con una postura oficial sobre el cannabis (y como buen partido populista cambia de opinión según la corriente más popular entre los votantes…). Por este motivo es difícil predecir si la nueva propuesta tiene alguna oportunidad de convertirse en Ley. 

Aun así, no hay duda de que se trata de una noticia estupenda para los movimientos de legalización a través de la Unión Europea, ya que  cuantos más proyectos de ley como este se pongan sobre la mesa y se discutan, mayor es la oportunidad de que uno de ellos se convierta en ley.

 

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.