Back to top
Guadalupe Plata – El Blues turbio andaluz

La historia del blues está estrechamente ligada al sur de los Estados Unidos y a uno de sus grandes ríos: el Misisipi. Seguramente sin este entorno natural la foto musical del blues hubiese sido otra diferente. El medio condiciona a la música, al igual que condiciona otras muchas facetas del ser humano.

A lo largo del recorrido del Misisipi se han creado leyendas de todo tipo, desde la época indígena hasta las más recientes de la guerra de secesión entre el norte y sur. El eco de esas leyendas recorre las aguas, vertiendo su memoria en el golfo de Méjico. Muchas veces estos accidentes naturales son testigos de la historia del hombre que mediante su música consigue inmortalizar el relato musical de la época del que, ríos como el Misisipi, son testigos silenciosos. Seguramente a la hora de forjar el blues influyeron muchos más elementos y uno puede pensar que es un fenómeno singular, pero cuando miras hacia otras partes del mundo la historia se repite con un escenario diferente y con actores muy parecidos.

Dice el maestro Andrés Herrera, “Pájaro”, que al igual que el delta del Misisipi tiene su sonido blues, nuestro Guadalquivir no iba a ser menos. Razón no le falta. Si analizamos un poco la historia del sur de España, vemos que guarda muchos vínculos con las leyendas e historias forjadas en el sur de los Estados Unidos, salvando las distancias. Semana Santa por santería y vudú, latifundistas por propietarios de campos de algodón, jornaleros por esclavos o el club por la tasca añeja. Ambos mundos bañados por sus carismáticos y cenagosos ríos. Quién sabe, tal vez esa relación ha servido para forjar el sonido de unas cuantas bandas que se alimentan del blues pero con esencia andaluza. Seguramente nadie lo ha hecho de una manera tan personal como la banda de Úbeda Guadalupe Plata, que vuelve con su nuevo trabajo Guadalupe Plata (2017, Everlasting Records).

Asociar la banda ubetense sólo al blues, al surfrock o al garagerock sería quedarse corto. Tal vez a nivel musical esas sean unas referencias, pero su espíritu bebe de un concepto y un poso puramente cultural asociado al entorno que los ha visto crecer. Sus anteriores trabajos están cimentados en parte sobre ese aire rural que se respira de la Andalucía oriental. Su sonido es polvoriento y turbio, como el Guadalquivir recorriendo el árido olivar jienense. Perico y los suyos beben del imaginario colectivo andaluz para llenar sus canciones de personajes que, de una manera u otra, están asociados a la realidad de nuestra querida Andalucía profunda. Si a esto le añadimos Rock’n Roll, el resultado siempre resulta original y con esa personalidad que poseen casi de manera innata.


© Nickie Divine please credit all uses

En esta ocasión seguiremos encontrando esa oscuridad característica de los anteriores trabajos pero reforzada por nuevos elementos que sutilmente suman a la ecuación, en un disco grabado por Raúl Pérez en su estudio La Mina. Es el caso del primer single y tema que abre el disco con esos vientos que le dan el aire andino al tema de Violeta Parra “Qué he sacado con quererte”, de origen sudamericano pero con alma blues. Estos elementos folk y experimentales aportan la inquietud característica de Guadalupe Plata a lo largo del disco, como las cadenas que resuenan del tema “Preso” con esa fantástica guitarra de Perico.

Esa guasa que se respira en anteriores trabajos sigue presente aquí con temas como “Perro de vieja”, canción que homenajea a ese pekinés “malafollá”, dueño y señor de la calle de pueblo, que sirve para enmarcar la portada del disco, obra de Perico. El Rock n’ Roll siempre presente se manifiesta en “Miedo” con su ritmo acelerado y esos efectos de la guitarra que bien pueden simular a fantasmas que aparecen y se van, que engrosan la caverna mitológica de seres de la banda ubetense.

Uno de los puntos a favor del disco es la reducción en la duración de los temas del final con respecto a sus anteriores trabajos, aportando dinamismo y concreción. Este bloque de temas instrumentales nos hará sentir lo que parece una guitarra alcoholizada con “Borracho”, o esas cadencias surfrock del oeste de “Nido de avispas” mientras sentimos el calor abrasador del desierto en “Almería”.  Guadalupe Plata ha vuelto con fuerza con lo que mejor sabe hacer, que es sonar a Guadalupe Plata, un sonido inigualable que demuestra que nuestro blues turbio del Guadalquivir y Andalucía está a la altura del Misisipi y del sur de los Estados Unidos.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.