Back to top
Israel auf dem Weg zum Cannabis-Exporteur

Israel nos lleva la delantera en materia cannábica desde hace muchas décadas, ya que es líder mundial en investigación y también en cultivos para uso terapéutico de la planta. Estos días vuelve a ser noticia por aprobar una enmienda a un proyecto de ley que permitirá exportar cannabis medicinal a otros países.

Ya en 2016 el Knesset o Parlamento israelí aprobó este proyecto de ley a favor de las exportaciones. Y el pasado 25 de diciembre salió adelante con una votación rotundamente exitosa, 21-0. Aunque aún hace falta que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y los ministros del gabinete aprueben este proyecto de ley.

Ningún voto en contra

21 votos a favor y ninguno en contra es un resultado abrumadoramente positivo. De esta manera, todos los partidos del gobierno de Israel respaldan la decimosexta enmienda al proyecto de ley que se refiere a los aspectos regulatorios de la exportación de cannabis medicinal. Esta ley permite que los agricultores cultiven la planta para uso terapéutico, pero antes tienen que conseguir una licencia del Ministerio de Salud, de la policía y de la Autoridad de control de los productores.

La policía israelí entra en juego

Según la compañía Seedo, esta enmienda “autoriza a la policía israelí a realizar la supervisión y otorgar aprobaciones para el cultivo, crecimiento y exportación de cannabis y productos relacionados con el cannabis, eliminando así un obstáculo legal necesario para la aprobación final de la exportación del cannabis medicinal del país, que se espera durante 2019”. Por lo tanto, Israel está más cerca de convertirse en un país exportador de cannabis medicinal, ya que la participación de la policía era imprescindible para la aprobación final.

Recordemos que a comienzos de 2018 el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, suspendió la reforma por desacuerdos entre la policía. Y que durante muchos años esta ley ha estado paralizada porque el cuerpo policial tenía miedo de que con ella se creara también un mercado negro. Este temor desaparece con la supervisión por su parte del otorgamiento de las licencias.

De esta manera, cada persona que quiera exportar cannabis a otros países, tendrá que solicitar una licencia a la policía, y esta podrá responder con una recomendación positiva o negativa. El departamento policial tiene cuatro meses para responder a los solicitantes nacionales y seis meses para dar una respuesta a los inversores extranjeros. Este proyecto de ley también contempla una estricta regulación. Si los exportadores no cumplen con lo establecido se exponen a grandes multas y largas penas de cárcel.

Esperando la resolución del gobierno

En estos momentos lo único que falta es una resolución del gobierno que autorice la exportación. Es necesario recordar que se trataría de un envío a otros países de cannabis con fines medicinales, ya que en Israel el consumo lúdico de la planta sigue siendo ilegal. Aunque en 2017, gracias a un proyecto de ley, despenalizaron la posesión de cannabis y el consumo personal. En su página web indican que “cualquier licencia para consumir cannabis medicinal estará sujeta a una licencia del Ministerio de Salud”.

Hasta los partidos de la derecha más conservadora están de acuerdo en las propiedades medicinales. Yoav Kisch, diputado de Likud, partido de Benjamin Netanyahu señaló el enorme potencial económico del cannabis. Además de sus propiedades medicinales, considerando que es un “producto bendito que mitiga el sufrimiento de los enfermos”.

Buenas noticias para las arcas del Estado

El objetivo final será regular la exportación de cannabis medicinal. Además de crear un mercado cannábico medicinal que se estima que ingrese unos 1.000 millones de NIS al año a las arcas estatales. El impacto económico de esta nueva ley será tremendamente beneficioso. Actualmente hay ocho empresas que cultivan cannabis para uso terapéutico y muchas más están esperando la autorización oficial para poder hacerlo, según datos del Parlamento israelí.

Con este nuevo proyecto de ley y la tecnología de la que dispone Israel, La empresa de cannabis de Israel iCAN ha calculado que el país puede llegar a posicionarse como el más importante centro tecnológico de cannabis medicinal del mundo. También han estimado que de aquí a cinco años el mercado cannábico de todo el mundo llegará a alcanzar los 33.000 milones de dólares. Además de augurar la desaparición del estigma de la planta y el incremento de su demanda.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.