Back to top
La crisis del coronavirus da impulso a Aurora Cannabis, pero sus cuentas siguen siendo un desastre

La crisis del coronavirus le ha venido bien a los gigantes del mercado internacional del cannabis. O al menos, así ha sido para Aurora Cannabis, segunda del sector en facturación a nivel mundial. La compañía, fundada en 2004 en Ontario (Canadá), ha recuperado buena parte del valor en bolsa que había perdido en los últimos catorce meses. En mayo, sus acciones en la Bolsa de Nueva York aumentaron un 158% después de que se conocieran los resultados financieros de su tercer trimestre fiscal de 2020 —lo que en Canadá comprende los meses de enero a marzo del año en curso, y que en España sería el primer trimestre fiscal—.

En esos primeros meses el año, Aurora Cannabis aumentó sus ventas en un 16% respecto al trimestre anterior —octubre a diciembre—, pasando de los 65,14 millones de dólares canadienses a los 75,52, según aparece en las cuentas de la empresa. Un aumento de ventas que podría haber sido resultado de la crisis del coronavirus. Según detallaba la CNBC a finales de marzo, la industria del cannabis alcanzaba entonces récord en ventas, con miles de consumidores comprando grandes cantidades para abastecerse durante el confinamiento, y con los dispensarios de cannabis declarados como servicio esencial en Canadá y en las zonas de Estados Unidos donde el cannabis recreativo y/o medicinal había sido regulado. Esto también benefició a Canopy Growth, la mayor empresa dedicada al cannabis, que en 2019 también había visto sus acciones caer en un 70% y que, con la crisis, se recuperaba en un 25%.

 

 

Pero los resultados de Aurora Cannabis no son tan positivos. En ese mismo tercer trimestre, el coste de los productos vendidos ha aumentado hasta los 43,6 millones de dólares canadienses, frente a los 28,9 millones del periodo anterior, y los beneficios brutos han bajado hasta los 27,4 millones, poco más de la mitad de lo ganado en el periodo anterior —52,6 millones de euros canadienses—. Y aquí nos podemos preguntar dos cosas: ¿cómo, si las ventas han aumentado, los beneficios se han reducido a la mitad? y, ¿por qué si, a poco que se miren las cuentas de Aurora Cannabis, se ve que no son tan favorables, la compañía ha experimentado un alza en bolsa en este mes de mayo?

La respuesta a la primera pregunta es fácil: en estos meses, la demanda de cannabis a precios más económicos ha aumentado un 17%, mientras que la demanda de cannabis de precios más altos ha bajado un 13%, según explica la web de información bursátil Market Watch. A la segunda pregunta es más difícil darle respuesta.

 

 

 

 

Tan solo unas semanas antes de esta recuperación, Aurora Cannabis había tenido que reducir su número de acciones en la Bolsa de Nueva York, donde su precio había bajado del dólar por acción frente a los 9 dólares de principios de 2019. Para no ser expulsada de esta bolsa, redujo su número de acciones, dando a cada accionista una por cada doce que tuviera.

La losa en las cuentas de Aurora Cannabis son las compras que hizo en los años anteriores. Una de ellas fue, en 2018, la del que era su principal rival en Canadá, Med Releaf, por 3.200 millones de dólares canadienses (que al cambio de ese momento suponían 2.093 millones de euros).

Aurora Cannabis es el principal patrocinador del foro Cannabis Europa en Madrid. En Europa tiene sede en Berlín, convirtiéndose allí en uno de los principales importadores y distribuidores de cannabis medicinal en el continente, y también en España, aunque la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios aún no le haya otorgado licencia para el cultivo de cannabis.

Su producción global ha pasado de alrededor el millón de gramos de cannabis producidos entre septiembre y noviembre de 2016 a más de 40 millones entre septiembre y noviembre de 2019, según los últimos datos aportados por la empresa canadiense.

Actualmente tiene registradas 9.116 patentes y cuenta con instalaciones de producción en Canadá, Dinamarca, Uruguay y Alemania, que suman una capacidad de producción de más de 600.000 kilos de marihuana al año, aunque el mismo informe, Aurora Cannabis limita a 150.000 kilos su capacidad de producción anual.

Según aparece en su informe a inversores, entre julio y septiembre de 2019 vendió 12.463 kilos de marihuana. Cada gramo tiene para ellos un coste de producción de 0,85 dólares canadienses y 1,90 de gastos de venta, alcanzando un margen de beneficio del 58%. El precio de venta por gramo está en torno a los 4,76 dólares canadienses, según informaba Market Watch en febrero.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.