Back to top
La promesa de legalización del cannabis del Partido Demócrata pierde fuelle con Biden

“Sin sentido”. Así es como definen la política del candidato demócrata Joe Biden en cuanto a esta planta diversas personalidades del sector del cannabis entrevistadas por la web Marijuana Moment . Lejos ha quedado la promesa del anterior favorito a ser candidato a la Presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders, que en febrero prometió que, si salía elegido, legalizaría el cannabis en los 50 estados que componen el país en su primer día de mandato en la Casablanca.

La promesa era arriesgada por los tiempos, pero era toda una declaración de intenciones que ponía sobre la mesa la apuesta del candidato más socialista que se ha barajado para dirigir el país en torno al cannabis, y que pasaba por una regulación de la industria del cannabis que beneficiara a las comunidades más afectadas por la política contra las drogas llevada a cabo hasta ahora.

Pero Sanders no fue el elegido para representar al Partido Demócrata en las elecciones de noviembre, y Biden, el ganador, tiene una postura muy distinta respecto a esta planta. De hecho, Biden, que fue vicepresidente de Estados Unidos en los ocho años de gobierno de Barack Obama y, antes de ello, ha sido durante 26 años miembro del Senado por Delaware, fue también presidente del Comité de Asuntos Judiciales del Senado entre 1987 y 1995, años en los que impulsó una política de criminalización y hasta le dio nombre oficioso a la “Ley de control de delitos violentos” y la aplicación de la ley de 1994 —Ley Biden contra el crimen—, en la que se añadían 60 nuevos tipos penales que podían ser castigados con pena de muerte, uno de ellos el tráfico de drogas.

 

 

Antes de esto, en los 80, Biden fue uno de los políticos que actuó con más contundencia para impulsar medidas antidroga. “Necesitamos una persona para tomar decisiones”, afirmó en 1982 sobre la política de “guerra contra la droga” del entonces presidente Ronald Reagan. “Su compromiso es minúsculo en términos de dólares”, añadía. Por entonces, Biden había presentado un proyecto de ley con el que se le daba al Departamento de Justicia más libertad para dictaminar incautaciones de drogas, imponer sentencias mínimas obligatorias por delitos relacionados con determinadas cantidades de sustancias controladas, entre ellas la marihuana, o aumentar las sanciones. También ampliaba el presupuesto del Departamento de Defensa para acciones antidroga, previendo lo que después sería una lucha no sólo policial sino incluso militarizada contra las drogas.

La postura actual del candidato demócrata ha evolucionado desde entonces, pero no tanto como la sociedad en Estados Unidos, donde, según un estudio realizado por la Universidad de Quinnipiac (Connecticut) y hecha pública en diciembre de 2019, más de la mitad de los votantes apoyaría la legalización del cannabis recreativo, una proporción que llega a los dos tercios en el caso de los votantes menores de 29 años. A pesar de ello, lo que hasta ahora ha expresado Biden sobre la materia es que, a día de hoy, apoya la despenalización, y con ella la eliminación de antecedentes penales por posesión de marihuana, la revisión de la Ley de Sustancias Controladas para su reclasificación —ya que aún se incluye en la categoría de drogas más peligrosas, sin permitir su uso médico y sometida a una estricto control, junto a la heroína— y la legalización del cannabis para usos médicos, dejando abierta así la puerta a que los estados puedan regular sobre la materia con mayor facilidad.

Según señala Marijuana Moment, la actitud de Biden en contra de la legalización de la marihuana ha provocado enfrentamientos entre el candidato y una gran mayoría de demócratas cuando queda tan sólo un mes para las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.