Back to top
Las acciones del cannabis se disparan en Canadá con el anuncio de la posible legalización

El próximo mes de abril, un proyecto de ley sobre la legalización del cannabis será examinado por el gobierno canadiense. La prensa internacional se ha hecho eco de la noticia provocando que las sociedades de producción de cannabis medicinal vieran sus valores subir entre un 11 y un 8,4% este lunes en la Bolsa de Toronto.

.

La legalización del cannabis era una promesa de campaña de Justin Trudeau. Por el momento, el Primer ministro canadiense está cumpliendo con su palabra y el Proyecto de Ley será examinado en el ya muy próximo mes de abril. De ser adoptado, el uso recreativo de la marihuana estará autorizado en todo el país a partir del 1 de julio de 2018, día de la fiesta nacional. Se trataría del primer país miembro del G7 en dar este paso a nivel estatal.

El calendario de este Proyecto de Ley se acerca a grandes pasos y ya este lunes la Bolsa de Toronto empezó a sentir los efectos. Las sociedades de producción de cannabis con fines medicinales vieron sus valores dispararse con una subida del 11 % para las acciones de la sociedad Canopy Growth, la más importante del país, que pasaron a pagarse a 11 dólares canadienses. En pocas horas, se constató el mismo aumento para los valores de Aurora Cannabis y del 8,4 % para Aphria, que alcanzó los 6,70 dólares canadienses por acción.

“La legislación debería ser la marea para levantar todas las acciones”, Neil Maruoka

Tal y como recogía el periódico Financial Post, esta realidad coincide con lo que preveían los analistas de mercados: “La introducción del Proyecto de Ley en la Cámara Legislativa debería ser considerado como un significativo catalizador positivo para la industria”, explicaba el especialista de Canaccord Genuity, Neil Maruoka, en un informe llamado “La legislación debería ser la marea para levantar todas las acciones”.

Tras los buenos resultados obtenidos, el vicepresidente ejecutivo de Aurora, Cam Battley, declaró: “Esto es la cimentación del liderazgo mundial de Canadá en lo que concierne al sector del cannabis”, recoge el Financial Post. Y agrega que el crecimiento de esta industria también proporciona oportunidades para otras empresas en negocios auxiliares. “Lo que esto quiere decir es que todos podemos planificar, todos podemos invertir dinero, todos podemos comenzar a contratar y comenzar a construir el sistema de consumo de cannabis líder en el mundo”, enfatizó Battley.

Esta escalada de las cotizaciones en bolsa testimonia la importancia del mercado potencial. Según el banco CIBC, los beneficios podrían alcanzar los 5 billones de dólares al año gracias a los consumidores y al futuro turismo de la marihuana en Canadá. Por su parte, la agencia francesa de prensa (AFP) recuerda que en otoño de 2016, un informe del director parlamentario del presupuesto había estimado el nicho de consumidores potenciales en el país en unos 4,6 millones de personas por 655 toneladas de cannabis al año, es decir, un mercado que representa de 4,2 a 6,2 mil millones de dólares.

“Los beneficios quedarán fuera del alcance de las organizaciones criminales”, Jane Philpott

La presentación de esta ley frente a la Cámara fue anunciada por Justin Trudeau para “antes del verano”. Sin embargo, todo parece indicar que el ejecutivo debatirá este tema entorno al 10 de abril, para dejar tiempo a los parlamentarios para votar el texto y, a las regiones, para tomar las disposiciones necesarias para organizar la distribución a partir del 1 de julio de 2018. La idea del gobierno liberal era la de aprobar la ley antes del tradicional 20 de abril (4/20), una fecha que se ha convertido en un símbolo de la contracultura y en la que históricamente los fumadores de marihuana se reunían sobre la colina del Parlamento para abogar por la legalización. En aquella fecha el año pasado, la ministra de Salud Jane Philpott, se puso en pie frente a las Naciones Unidas para anunciar que Canadá sería el segundo país en el mundo en legalizar el cannabis para uso recreativo a nivel federal, después de Uruguay.

El objetivo para la ministra de Salud, es el de “permitir legalizar el acceso al cannabis, pero al mismo tiempo reglamentarlo y controlarlo”. Enmarcando su uso por la legislación, Ottawa piensa asegurarse de que “los beneficios quedarán fuera del alcance de las organizaciones criminales”.

El fin de un siglo de prohibición

El texto legal que será estudiado en el Parlamento en pocas semanas, se basa en gran parte en los estudios de un grupo de expertos que habían emitido en diciembre de 2016 más de 80 recomendaciones al gobierno federal para acompañarlo en su acción, con vistas a poner fin a cerca de un siglo de prohibición del consumo de marihuana en el país.

Según la AFP, la responsabilidad de fijar las normas sanitarias incumbiría a Ottawa, mientras que cada provincia sería responsable de instaurar las redes de distribución para regular la venta de la droga. Su compra y su consumo estarían reservados para las personas con mayoría de edad (18 o 19 años según las provincias) y toda circulación o venta a menores estaría penada. Además, cada ciudadano tendría derecho a cultivar hasta cuatro plantas de marihuana para su uso personal. La posesión de cannabis en espacios públicos se limitaría a 30 gramos.

“Mientras no tengamos marco legal para controlar y regular la marihuana, se aplicarán las leyes actuales”, Justin Trudeau

Atraídas por este mercado potencialmente lucrativo, numerosas tiendas de cannabis florecen estos últimos meses, sin embargo son cerradas al poco tiempo por las autoridades en las metrópolis canadienses. El gobierno ha debido recordar a principios de marzo que las leyes actuales deben ser respetadas hasta la entrada en vigor de la nueva reglamentación. “Mientras no tengamos marco legal para controlar y regular la marihuana, se aplicarán las leyes actuales”, insiste el Primer Ministro Justin Trudeau.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.