Back to top
‘Mamá Cultiva’ un modelo de lucha pro-cannabis

Con la finalidad de mejorar las vidas de sus hijos enfermos y paliar sus dolores, un grupo de madres latinoamericanas desafía leyes y fronteras para impulsar el autocultivo y aplicación del cannabis medicinal, en un país donde el narcotráfico es el rey.

Puede parecer la sinopsis de una buena película pero tristemente (o no, según se mire) se trata de la cruda realidad a la que un grupo de madres se ha tenido que enfrentar. “Queremos dar alivio y quitar el tabú que existe en torno a la planta en un país con gran presencia del narcotráfico”, asegura la chilena Paulina Bobadilla, fundadora de Mamá Cultiva.

Si bien México aprobó el uso de derivados del cannabis para tratamientos, sólo reconocía los productos por su contenido en CBD (cannabidiol) y no los que contienen THC ( tetrahidrocannabinol). Que es el principal psicoactivo de la planta y el útil en tratamientos medicinales.

La directora de la Fundación Daya, Ana María Gazmuri, señala que “el CBD fue impuesto por la industria farmacéutica, porque vender y regular el producto es más sencillo. Los pacientes necesitan ambos activos porque no funcionan solos”. Por lo que no se puede hablar de una verdadera regulación del cannabis en México. Y es que para la industria farmacéutica resulta costoso y complicado aislar los dos componentes, por lo que comercializan productos con cannabidiol en lugar de legalizar el autocultivo.

La legislación mexicana no permite su venta ni el autocultivo, pero sí la importación de medicamentos para tratar patologías como epilepsia, neuropatía diabética, parkinson, molestias por quimioterapias y alzheimer, entre otras.

En la actualidad, miles de madres latinoamericanas celebran la disminución o desaparición de las crisis convulsivas, los cambios de humor y otros males gracias al uso del cannabis medicinal. Bobadilla llamó a los mexicanas a generar conciencia en torno a los beneficios del uso de la marihuana -ya sea como resina, aceite, macerados, tinturas, pomadas- con fines terapéuticos.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.