Back to top
Marihuana Reconsidered, el libro cannábico de Lester Grinspoon

La primera edición de Marihuana Reconsidered fue publicada en 1971 y actualizada en 1977. En este libro, el conocido psiquiatra Lester Grinspoon revisa de forma cuidadosa la literatura científica, médica y popular existente sobre los efectos de la marihuana. Llegó a ser un bestseller muy aclamado de la histórica editorial Harvard University Press por constituir un documento que evalúa de forma completa al cannabis y su lugar en la sociedad. 

Cuando comenzó su investigación en 1967, Lester Grinspoon partió de una idea de la que estaba convencido: el cannabis era una droga muy dañina cuyo consumo había aumentado en los jóvenes de forma explosiva durante los años 60. “Qué irresponsabilidad”, pensó. El objetivo de este psiquiatra era definir la naturaleza y el grado de estos peligros. Sin embargo, una vez se puso manos a la obra y comenzó a revisar la literatura científica, médica y social, se dio cuenta de que tanto él como gran parte de la sociedad norteamericana, estaban mal informados. Habían sido engañados por campañas de desprestigio hacia la planta, que al final, no era tan mala como la pintaban. Por eso este libro se tituló así, “la marihuana reconsiderada”. 

Con los años de investigación llegaron también las conclusiones bastante favorables para el cannabis. Grinspoon descubrió que sustancias legales y aceptadas socialmente como el alcohol o el tabaco, eran mucho más dañinas que la planta perseguida. En la introducción a este documento histórico, el psiquiatra explica: “ingenuamente creí que una vez que la gente entendiera que la marihuana era mucho menos dañiña que las drogas legales, las leyes existentes contra ella serían derogadas. Predije con confianza que el cannabis sería legalizado para uso adulto en esa misma década (años 79)”. 

Por supuesto, estaba muy equivocado, porque hablar de cannabis era acabar siendo estigmatizado y señalado por la sociedad. Las detenciones por posesión no cesaban y el clima político hacía imposible discutir abierta y libremente sobre la planta. “Casi se podría decir que hay un clima de macarthismo psicofarmacológico”, escribió. 

En los siguientes años de investigación descubrió que la prohibición del cáñamo en 1937 a través de la ley apoyada por el funcionario del gobierno estadounidense Harry Jacob Anslinger, no se apoyaba en ninguna razón científica. Las razones que el principal partidario de la prohibición y criminalización del cannabis dio fue que causaba “delitos violentos, excesos sexuales y adicción”. Todos estos motivos fueron descartados. 

En los años 70 comenzó una nueva campaña de desacreditación del cannabis que se basaba en nuevas investigación, que demostraban que la marihuana causaba otro tipo de daños. El gobierno federal apoyó abiertamente estos estudios y se comenzó a hablar de destrucción de células cerebrales, psicosis, bajos niveles de testosterona, pérdida de espermatozoides y desarrollo del pecho en adolescentes chicos, entre otras lindezas. La historia de desprestigio de la planta parecía girar en un día de la marmota, en un bucle infinito de falacias, apoyadas directamente por el gobierno. 

Así que en 1977, seis años después de la publicación de la primera edición, Lester Grinspoon, con la ayuda de su colega James B. Bakalar, decidieron sacar una segunda revisión, con nuevos conocimientos. “Teníamos razones para ser optimistas en ese momento, tres años antes de que Ronald Reagan fuera elegido presidente. En 1971, la Comisión Nacional de la Marihuana y el Abuso de Drogas, nombrada por el Presidente Nixon, recomendó la eliminación de las penas por posesión de marihuana para uso personal e intercambio sin ánimo de lucro de pequeñas cantidades”. En 1971 Oregon despenaliza la marihuana por posesión privada, en 1975 lo hace Alaska. El Presidente Carter respalda esta despenalización y también lo hace la Asociación Médica Americana, la Asociación Psiquiátrica Americana, la Asociación Americana de Abogados y el Consejo Nacional de Iglesias. Cuando Lester Grinspoon saca la segunda edición de Marihuana Reconsidered en 1977 casi todos los estados habían reducido la posesión simple a un delito menor. Pero esta tendencia no continuó y se dieron más casos de gobiernos con actitudes prohibicionistas. 

Lester Grinpoon publicó un artículo en el que confiesa que con la relectura del libro se da cuenta de que hay capítulos desactualizados, como es lógico. Y de que algunas ideas parecen pintorescas. Acaba el escrito con esta esperanza, “sigo creyendo que los ciudadanos estadounidenses y de todo el mundo reconocerán los beneficios individuales y sociales de esta planta. Espero que algún día podamos mirar atrás y preguntarnos por qué nuestras sociedades eran tan perversas como para tratar el cannabis como lo hicieron durante la mayor parte del siglo XX”.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.