Back to top
Perú, a las puertas de la legalización medicinal del cannabis

El movimiento para la legalización del cannabis medicinal en Perú ha estado encabezado fundamentalmente por padres y madres de hijos con enfermedades como la epilepsia refractaria. En octubre de 2017 el Congreso del país aprobó por mayoría una ley que regula el uso medicinal y terapéutico de la planta. Un mes antes, el 23 de septiembre de 2017, tuvo lugar en el centro de Lima una marcha protagonizada por cientos de personas, que pedían la aprobación de la ley. Más de un año después, esta ley aún sigue sin entrar en vigor.

https://www.kannabia.com/sites/default/files/article/2392/esteban-lopez-272480-unsplash.jpg

Debate cannábico en Perú

El debate nacional sobre la legalización del cannabis medicinal en Perú comenzó unos meses antes de su regulación. En febrero de 2017, 5 kilos de marihuana fueron incautados de un laboratorio clandestino. Este material se iba a convertir en aceite para más de 60 pacientes. Fue entonces cuando la Asociación “Buscando esperanza” salió a la calle y visibilizó la situación de las personas enfermas que usan un tratamiento cannábico en Perú.

Mayoría para el proyecto de ley cannábico

El proyecto de ley sobre el uso de la marihuana con fines medicinales se aprobó el 18 de septiembre de 2017 por la Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha contra las Drogas del Congreso de la República. El 11 de octubre también lo aprobó la Comisión de Salud del Congreso. El 20 de octubre llegaba al Congreso y era aprobada por 64 votos a favor, 3 abstenciones y 4 votos en contra.

La ley 30681

La ley sobre el uso de la marihuana con fines medicinales de Perú contempla la importación, producción e investigación en el país sobre el uso medicinal de la planta. El 16 de noviembre, el presidente del país, Pedro Pablo Kuczynski, publicó oficialmente la ley Nº 30681, que regula el uso medicinal del cannabis y sus derivados. El siguiente paso era la reglamentación, un documento que iban a desarrollar especialistas y representantes de las asociaciones de pacientes.

El proyecto de reglamento de la ley

En mayo de 2018 el Minsa o Ministerio de Salud del Gobierno de Perú publicó el proyecto de reglamento de la ley 30681, que regula el uso medicinal y terapéutico de la planta y sus derivados. Este documento se aprobó en una comisión multisectorial formada por un representante del propio Minsa, otro del Ministerio de Cultura y otro de Comercio Exterior. Más un funcionario de la Sunat (Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria) y otro de la Policía Nacional.

El proyecto de reglamentación de la ley incluye la definición de las medidas de control y fiscalización del cannabis, desde que se obtiene y hasta que se envasa. También define cuáles son las autoridades de control competente. Y plantea la creación de un Registro Nacional de Pacientes Usuarios. El objetivo del Minsa era abrir un plazo de 90 días para aportar observaciones, sugerencias y comentarios. Tres meses después, en agosto, pacientes con tratamiento de aceite y resina cannábica pidieron ser escuchados por esta entidad y exigieron que se acabara con cualquier limitación del uso del cannabis con fines medicinales. También hicieron un parón frente al Minsa.

Restricciones para el THC

Algunas de las restricciones que plantea este órgano de administración son la regulación de la cantidad de THC al 0,5%. Muchos de los usuarios han explicado que necesitan más de 0,5% de THC. Es el caso de la conocida actriz Francesca Brivio, que en 2009 fue diagnosticada por una enfermedad rara en la sangre, mastocitis sistemática.

Brivio, que se ha convertido en activista cannábica de su país, ha declarado muchas veces que para su tratamiento necesita entre un 7% y un 9% de THC. También que ella y otros pacientes prefieren seguir en la alegalidad y abastecerse en el mercado negro, si no van a tener un acceso real. En una rueda de prensa que dio la Federación de Cannabis Medicinal de Perú declaró,

"Prefiero ir a la cárcel, pero no voy a volver a arriesgar mi integridad. Voy a defender hasta el último momento mi derecho a intentar y creo que eso merecemos todos”.

Ni combustión ni vaporización

Otro de los límites que pone el proyecto de reglamentación tiene que ver con la venta por internet. Aunque actualmente es la vía que más se usa para comprar aceite de cannabis, en este documento no se permite. Además, se prohíbe explícitamente el uso del cannabis en planta por combustión y/o vaporización. Se permite el uso de derivados de la planta en aceites, resinas y extractos. Solo se comercializarán medicamentos que se hayan probado científicamente en ensayos clínicos.

Licencias para su comercialización y prescripción

Se necesita licencia para comercializar y prescribir cannabis. Los pacientes deberán estar inscritos en un registro especial para poder acceder a las recetas y a su compra. Para entrar en este registro necesitan un informe de su médico de cabecera, donde debe estar especificado su caso y diagnóstico, además de datos como sus antecedentes penales, policiales y de salud mental.

Los pacientes, productores, farmacias, laboratorios y personas que quieran comercializar cannabis necesitan una licencia del Minsa (Ministerio de Salud) para su producción, importación, comercialización, fiscalización o control sanitario. Los pasos que tienen que seguir para conseguirla se pueden demorar hasta un año. Por eso, muchas personas han pedido que se flexibilice para que los pacientes no tengan que esperar tanto tiempo.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.