Back to top
"Pourquoi un patient allemand a-t-il le droit de traiter sa douleur avec du cannabis et moi, en Espagne, non? - interview à Carola Pérez

“Si todos somos ciudadanos europeos, ¿por qué un paciente alemán o italiano tiene derecho a tratar su dolor con cannabis y yo no?”, se ha preguntado la presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal en rueda de prensa. En esta citación con los medios, el OECM ha presentado un estudio sobre aceites y ha denunciado la “vaguería” del gobierno para regular el uso del cannabis medicinal, pese a la evidencia científica.

Foto: David Calle

¿Por qué un año y dos meses después de que los principales partidos políticos españoles se comprometieran a crear una subcomisión para analizar el uso del cannabis terapéutico, esta iniciativa sigue guardada en un cajón? ¿Qué parte no entiende la clase política de este país de “nuestro dolor es ahora”, lema que usan los usuarios de cannabis medicinal para pedir una regulación urgente? ¿Por qué si la evidencia científica cada vez es mayor y ha hecho que la planta esté legalizada en otros países como Canadá o Uruguay, la ministra de sanidad española compara el cannabis con un tratamiento homeopático?  

La respuesta a todas estas preguntas es complicada de ofrecer, pero Carola Pérez dio algunas claves en la rueda de prensa que resumió la actividad del OECM en 2018. “Están siendo tiempos convulsos en lo que a la regulación medicinal del cannabis se refiere”. Desde este organismo declararon su “absoluta perplejidad” ante la situación actual.

Las declaraciones esta semana de la actual ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, no ayudan. En una entrevista con el periódico La Vanguardia dijo que el cannabis no es un medicamento. “Disponemos de un arsenal de medicamentos para el dolor, y no hay evidencia científica sobre el cannabis en ese sentido.”, sentenció la política socialista.

Carola Pérez sufre dolor neuropático desde los 18 años, producido por una caída desde más dos metros de altura que le rompió el coxis cuando tenía once años. Tras una decena de operaciones y tratamientos de hasta 17 pastillas diarias, la fundadora de la asociación Dosemociones notó una mejora de su calidad de vida cuando el cannabis apareció en su vida.  

“A día de hoy existen miles de estudios preclínicos, clínicos que avalan las propiedades del cannabis. Efectivamente, hacen falta muchos más estudios, y queda muchísima investigación por realizar, pero los datos que ya tenemos hasta el momento, la experiencia de países que como Canadá o Israel que ya cuentan con programas de dispensación medicinal, controlada por el gobierno, con un cannabis trazado, analizado y dispensado bajo supervisión médica están funcionando con muy buenos resultados”, expresaban en rueda de prensa desde el OECM.  

“¿Quién nos está bloqueando? Habrá que dar nombres y apellidos, PP y PSOE”, declaró Pérez.

Quien también explicó que la posición del Partido Socialista Obrero Español es muy contradictoria al proponer una PNL (Proposición No de Ley) para regular el uso lúdico del cannabis o apoyar a nivel autonómico la regulación en Cantabria, Navarra, Canarias, Euskadi, La Rioja, Cataluña, Baleares, Murcia o la Comunidad Valenciana. En cambio, en Andalucía y en Asturias votan en contra. Y en Madrid bloquean.

“Señores políticos, abandonen las políticas actuales, que se están comportando de una manera muy cruel con miles de personas. Miles de pacientes, abandonándonos a nuestra suerte al mercado negro. O a depender de clubes sociales de cannabis que no sabemos si mañana estarán abiertos o no. Con el estrés que esto supone a una persona que necesita su medicina y su bienestar. Y a su vez está negando la mayor, que es la evidencia científica. El tiempo y la historia les van a poner en su lugar, pero no en un lugar muy destacado con la empatía y la compasión”.Son palabras de Carola Pérez que acabó la rueda de prensa declarando que el cannabis se va a acabar regulando, la cuestión es cuándo y cómo.

 

En Yes We Skunk hemos hablado con Carola Pérez, activista imprescindible en España en la lucha por la legalización del cannabis medicinal.

Laura Rueda: ¿Por qué los resultados de este estudio son tan importantes para los pacientes que usan cannabis en su tratamiento?

Carola Pérez: Es el primer estudio de este tipo que se realiza en España, en el que las muestras han sido derivadas a dos laboratorios diferentes, en ciego, y ambos han coincidido mucho en sus resultados. Nadie se está ocupando de velar por la trazabilidad de dichos productos. Y desde el OECM nos preocupamos por los pacientes, ya que a día de hoy no hay nadie velando por nosotros.

Laura Rueda: Se trata de un estudio novedoso en España. ¿Cómo crees que van a reaccionar las marcas-productores cuando lean los resultados? ¿Y los partidos políticos? ¿Crees que se sentirán presionados a hacer algo urgente?

Carola Pérez: No sé que va a pasar, eso no me corresponde a mi decirlo, entiendo que cada uno hará una lectura y sacará unas conclusiones. Desde luego que, si yo fuera una marca de CBD, me preocuparía de verdad en hacer bien las cosas, para que la próxima vez podamos entrar en el “ranking” ganador, en vez de el grueso de productores que no acaban de hacer perfectas las cosas. De todos modos, como hemos comentado, este estudio no se ha hecho para “castigar”, sino para observar y valorar, y poder ayudar a mejorar. Y recordemos que los aceites de CBD precisamente baratos no son.

 

Laura Rueda: En la rueda de prensa has dicho que hay vaguería política para la regulación del uso del cannabis. También crueldad a raíz de las declaraciones de la ministra de sanidad. ¿Qué le dirías a María Luisa Carcedo?

Carola Pérez: Le diría que al menos debería sentarse con nosotros y permitirnos compartir nuestros conocimientos y experiencia. Y por otro lado, insistir en que hay suficiente evidencia, es cierto que falta más, pero el dolor no puede esperar, los pacientes ya lo estamos utilizando, y no hacerse cargo es una irresponsabilidad.

 

Laura Rueda: Mientras hablamos hay personas sufriendo (muchas mueren o se quitan la vida). Sin embargo, la pasividad política con respecto a este tema es pasmosa. ¿Qué crees que les haría falta para reaccionar?

Carola Pérez: Es que, sinceramente, he perdido la fe en la clase política. Si algo he aprendido estos últimos 5 años es que los políticos (hay excepciones) no están para ayudar y mejorar al ciudadano. Y a los hechos me remito.

 

Laura Rueda:  Si miras atrás 5 años, ¿cómo calificarías el camino hacia la regulación en España? En cuanto a movimientos sociales y en cuanto a partidos políticos. ¿Hemos avanzando en algo, aunque siga siendo frustrante este bloqueo a la regulación?

Carola Pérez: Nosotros hemos dado muchos pasos para avanzar. Hemos organizado eventos, traído a expertos, atendido a prensa, realizado un montón de reuniones políticas y con instituciones importantes, y si, aún así, siguen Erre que Erre, que el cannabis no tiene evidencia científica. Más no podemos hacer, es como darse golpes contra un muro. Pero seguiremos trabajando, cada día, para intentar lograrlo. Cuanto antes, mejor. Si no me quita la vida antes.

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.