Back to top
¿Sabes que tus plantas de marihuana se pueden estresar?

Dicen que el principal ingrediente para que nuestros platos en la cocina salgan exquisitos es el amor. Y que lo único que necesitan nuestras plantas para crecer felices es agua, sol y cariño. Y nosotros decimos que el amor y el cariño son fundamentales para todo lo que hagamos en la vida, pero que también nos hacen falta algunos conocimientos y observar lo que nos van comunicando nuestros cultivos con el paso de los días. ¿Sabes si tus pequeñas tienen una buena rutina? O, por el contrario, ¿están sufriendo de estrés?

Nuestras plantas pueden dar los mejores rendimientos si las mimamos como se merecen en cada momento. Las situaciones de estrés pasajero en nuestra plantación no tienen por qué ser negativas. Al igual que las personas, los vegetales se encuentran con dificultades que les ayudan a adaptarse al medio y salir fortalecidos. Sin embargo, si el estrés es constante, tal vez nuestro cultivo crezca menos, deje de crecer o muera. Así que atención, porque éstas son las causas más comunes de estrés en las plantas de cannabis.

 

El agua justa, ni mucha ni poca

El agua es vida y es uno de los elementos más importantes para que nuestra plantación salga adelante, pero… ¡un momento! Nos referimos a la dosis correcta de H2O. A menudo los cultivos se pueden estresar de forma hídrica, tanto por exceso como por carencia de agua. Si sufren escasez pueden dejar de crecer y morir. Si tienen demasiada, sus raíces se encharcan, no absorben correctamente sus nutrientes ni el oxígeno y también pueden parar su crecimiento y morir. Observa diariamente que la tierra de tus plantas no esté seca, que las hojas no presenten un aspecto marchito o amarillento.  

 

Iluminación constante

Si tu cultivo es de interior, este factor es fundamental para que tus plantas no sufran estrés lumínico y también para que la productividad sea óptima. Es importante que tengan horas de luz y también de oscuridad. En primer lugar hay que tener en cuenta los ciclos. 18 horas de claridad y 6 de nocturnidad, si están en la etapa vegetativa. Y 12/12 horas durante la floración. Las plantas de cannabis son muy sensibles a la luz, es muy importante que la reciban de manera equitativa, por eso la lámpara no puede estar ni muy lejos ni muy cerca.

 

No te olvides del pH

El nivel de pH mide lo ácido o alcalino que esté el suelo de nuestras plantas. El pH adecuado oscila entre un nivel de 6 y 6,5. Así que un equilibrio entre ambos niveles es el ideal. Si supera el 7, nuestro cultivo estará más alcalino y se estresará. Si baja la medida de 5,9, estará ácido y se estresará también. Si el suelo de nuestra plantación no está dentro de este rango puede significar que no está absorbiendo bien sus nutrientes y puede desencadenar en problemas de crecimiento, en la floración de la planta, en raíces quemadas, etc.

 

La temperatura importa

Nuestras plantas buscan una temperatura óptima: ni demasiado frío, ni heladas, ni un calor excesivo, ni estar expuestas a un sol abrasador que las queme, ni una humedad extrema… Lo más agradable para ellas es mantenerse alejadas de temperaturas extremas y que los cambios que experimenten sean graduales. Las soluciones son mantener nuestras plantas a una temperatura adecuada, entre 18 y 29 grados y que en la habitación en la que se encuentren haya una correcta ventilación, que nos libre de humedades y, por tanto, de moho y hongos.

 

Nutrientes para todas

Ni mucha agua es lo que nuestras plantas necesitan para crecer, ni un abono constante nos confirma que tengan la fertilización correcta. Aunque, si estás empezando en esto del cultivo, es normal que tiendas a la sobrealimentación y a la sobrehidratación. Nuestro cultivo también se estresa por no poder absorber todos los nutrientes que le proporcionamos. De nuevo, podrían aparecer plagas de insectos, dejar de crecer, mostrar hojas sin color… Una carencia de nutrientes también podría desembocar en problemas, por lo tanto lo mejor es intentar mantener una “dieta” adecuada para tus plantas.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.