Back to top
150 personalidades de Marsella exigen la legalización controlada del cannabis

El pasado domingo 8 de enero apareció en Le Journal du Dimanche una Tribuna de opinión firmada por profesionales directamente confrontados con la realidad de las drogas, entre los que están los diputados socialistas Patrick Mennucci y Marie-Arlette Carlotti. Piden el fin de “la prohibición del cannabis”, que consideran un “fracaso”, y proponen la instauración de una “legalización controlada”.


Diputados del Partido Socialista de Bouches-du-Rhône, Mennuci y Carlotti.

Treinta y cuatro asesinatos se registraron en 2016 en la región marsellesa y prácticamente todos ellos están directamente vinculados al tráfico de droga. Marsella se ha convertido en los últimos años en el escenario recurrente de ajustes de cuentas, de incautaciones sustanciosas y de numerosos sucesos que abren los noticieros y las portadas de los periódicos nacionales. Una ciudad sin embargo, donde se ha intentado todo o casi todo en materia de arsenal represivo. “Tenemos un prefecto encargado de la policía que es notable”, explica Patrick Menucci a la radio RFI, “pero se ve obligado a comprobar que cada vez que pone a un grupo entre barrotes, otro ocupa su lugar… ¡No tiene fin!”.

Una situación insostenible que ha llevado a médicos, psiquiatras, enfermeros, educadores especializados, profesores, sociólogos, artistas, militantes asociativos, policías, dos magistrados retirados y dos diputados del Partido Socialista de Bouches-du-Rhône -entre muchos otros- a pronunciarse públicamente por la legalización controlada “de la producción, la venta y el consumo” del cannabis en Francia.

Patrick Mennuci y Marie-Arlette Carlotti se han atrevido a romper la disciplina de partido (como ya lo hicieran en su momento Cécile Duflot, Vincent Peillon, Daniel Vaillant et François Rebsamen, por citar solo algunos) y han alzado su voz “desde Marsella a toda Francia” para que “en el período electoral que llega, se abra el debate sobre la legalización del cannabis”, según aparece en el texto publicado el pasado domingo.

“La cuestión no es un tema de los partidos políticos, la verdadera pregunta es si los franceses están preparados para escuchar este debate”, puntualizaba Mennuci en declaraciones a la radio France Bleu. “La cuestión no es legalizar el cannabis de un día para otro, sino permitir a este país debatir sobre este tema. Y nosotros hacemos énfasis en que es en el momento de las elecciones cuando se puede hacer. Queremos hacerlo desde Marsella porque esta es la ciudad del país que más sufre los estragos del tráfico de drogas”, apostilla el diputado socialista.

En el contexto actual de las próximas elecciones presidenciales, esta tribuna y la petición que han lanzado los firmantes en Change.org, pretenden sensibilizar a los potenciales candidatos para que se posicionen en un tema poco abordado, mientras que cerca de 5 millones de franceses fuman al menos un porro al año. Un debate recurrente que debería alimentar la campaña electoral, sin embargo hasta ahora pocos candidatos se han mostrado a favor de la legalización controlada del cannabis como Benoît Hamon o Jean-Luc Melenchon, ambos de la izquierda francesa.

Traducción del texto íntegro del manifiesto publicado el pasado domingo 8 de enero de 2017:

“Después de cerca de medio siglo, la ley que se aplica al consumo del cannabis es prohibicionista, represiva y punitiva. Sin embargo, la peligrosidad del cannabis no puede compararse con la del tabaco (60.000 muertos al año) y la del alcohol (40.000 muertos al año), que son drogas lícitas.

La prohibición del cannabis es un fracaso:

Es directamente responsable, en nuestra región, de redes de tráfico muy organizadas, que mueven sumas considerables y gangrenan numerosos barrios. Los ajustes de cuentas (2014: 15 casos, 10 defunciones, 2015: 13 casos, 14 defunciones, 2016: 34 defunciones) están vinculados mayoritariamente al tráfico de cannabis. El 20 % de la actividad policíaca concierne al tráfico de cannabis (9.095 procedimientos por infracción de la legislación sobre los estupefacientes en 2015, de los cuales el 90 % conciernen al cannabis, contra 6.808 en 2012, es decir un aumento del 25 %).

La represión tiene un coste importante (salud, policía, justicia, prisión) que no va a parar a inversiones necesarias y productivas (salud, vivienda, escuelas, obras públicas, seguridad).

Es perjudicial para la salud, porque la clandestinidad del uso aleja a los consumidores de la prevención, de la reducción de riesgos y de los cuidados sanitarios. El rejuvenecimiento comprobado por los primeros consumos impone medidas innovadoras para los jóvenes; pero no existe ningún dispositivo específico efectivo en los establecimientos escolares, los puntos de acogida de escucha a este colectivo se cierran, y las consultas de jóvenes consumidores no consiguen, a causa de la prohibición, atraer a usuarios de corta edad inquietos a la hora de exponer sus dudas.

La prohibición genera la exclusión, ya que las personas que presentan un modo de vida particular o una patología adictiva son estigmatizadas, rechazadas, castigadas, convertidas en responsables de malas acciones de las que son a menudo las víctimas. Y esto, en nombre de una orden moral que no reposa en ningún elemento probado por la ciencia.

Nosotros, marselleses, conscientes del desastre que causa el tráfico en nuestra ciudad, apelamos hoy a una legalización controlada de la producción, la venta y el consumo, tal y como ya existe en varios países, como la solución razonada que debemos escoger.

El fin de la prohibición tendría numerosos efectos positivos: el fin de las redes mafiosas que prosperan en la prohibición, y que matan; el ahorro sustancial del que se beneficiaría nuestra economía; una tasación legítima sobre la venta que haría entrar dinero en las arcas del Estado; la nueva orientación de la actividad de la policía y de la justicia hacia otras acciones de seguridad; la mejora de la salud de los jóvenes consumidores a veces atrapados en un uso nocivo o una dependencia, y una verdadera política de prevención que sería conexa a la legalización; la salida de la exclusión y una mejora de la ciudadanía, de las personas que consumen y de las que la criminalización de su comportamiento mantiene en la ilegalidad; una organización nueva de la producción que creará empleos en la agricultura.

Ya es hora de actuar. Marsella sufre daños causados por la prohibición del cannabis. Queremos promover el cambio y apelar a una política más eficaz y más humana. Es por eso que lanzamos desde Marsella esta llamada a toda Francia, para que, en el período electoral que llega, se abra el debate sobre la legalización del cannabis”.

Lista de firmantes:

Menucci Patrick, Diputado

Stambul Béatrice, Psiquiatra. Presidente de Honor de la Asociación Francesa de Reducción de Riesgos. 

Granger Yann, Coordinador de CAARUD du Bus 31/32

Pérez Fabien, Abogado

Adloff Céline, Educadora especializada

Appia Brigitte, Jubilada 

Apostolidis Thémis, Profesor de psicología social

Battesti Emma, Actriz

Bagnis Olivier, Médico referente del CSAPA (Baumettes)

Barles Sébastien, Profesor, Encargado de Misión del Parlamento Europeo

Bartolo Karine, Psiquiatra adictólogo

Bartolomei Christine, Magistrada jubilada 

Bartolomei Louis, Magistrado jubilado

Bayet Guillaume, PH Unidad Sanitaria de Baumettes APHM 

Beau Sophie, Directora de asociación humanitaria

Beaucamp Aurélien, Presidente de AIDES 

Beetlestone Emma, Psiquiatra

Beitone Alain, Profesor retirado
Benmaria Nassera, Consejero de barrio, diputado suplente
Benmohammed Djamel, Coordinador ASUD
Bennahmias Jean-Luc, Presidente del Frente Democrático UDE
Bensussan Agnès, Sociólogo
Billy Pierre, Jefe de servicio Hogar de Acogida Medicalizada
Blaine Julien, Poeta
Blanc Dominique, Médico generalista UCSA Baumettes
Bonnemain Tristan, Grafista
Bonnet Didier, Asociación ADRETS
Boulanger Sylvie, Psicólogo clínico Red Salud Marsella Sur
Bourelly Michel, Militante asociativo, Monitor de estudios en ciencias sociales ANRS
Bourlière Marc, Jefe de servicio de Hepatogastroenterología del Hospital Saint-Joseph
Bret Robert, Jubilado, antiguo parlamentario, militante asociativo (OIP)
Breton Christine, Conservador honorario de Patrimonio
Brollo Sylvie, Psicólogo CSAPA Prisiones de Marsella
Brun François, Mádico generalista
Bruschi Christian, Profesor emérito de la facultad de Derecho, abogado honorario
Bruschi Myrtho, Abogado honorario
Camil Silvie, Director ASUD Mars Say Yeah
Cano Lucia, Arquitecto
Carlotti Marie-Arlette, Diputado
Carouge Clément, Fundador de la Nuit Magazine
Carrieri Patrizia, Investigadora del INSERM
Chabannes Jean-Marc, Psiquiatra APHM
Chapiro Claude Renard, Agente cultural
Chappe Cécile, Técnico de estudios clínicos del Hospital Saint Joseph
Chevalier Marielle, Educadora especializada
Chuzeville Marie-Claude, Antigua Directora de instituto
Clarte Florian, Monitor de escalada
Clarte Renaud, Psiquiatra APHM
Condro Salvatore, Sociológo
Correard Régis, Asalariado
Corsini Lionel, Dj Oil
Cottereau Joris, Monitor educativo
De Boissezon Bruno, Jefe de empresa
Decamps Yann, Actor
De Cerou Jean-Baptiste, Alto funcionario
De Leusse Christian, Responsable asociativo
Denambride Alix, Director de teatro
De Severac Marie-Laure, Médico
Desgranges Béatrice, Directora de festival
Marie Dijon, Chef de cocina
Dinard Michel, Autor Compositor Intérprete
Diakhaté Lamine, Responsable del Partido Socialista senegalesa de Marsella
Djaffri Abdelghani, Agente de proximidad
Doumenc Camille, Educadora especializada, coordinadora CSAPA
Duport Claire, Socióloga
Febvrel Didier, Médico de Sanidad Pública
Félius Stéphane, Jefe de servicio estructura Médico Social
Fieulaine Matthieu, Coordinador Asociación SANTé!
Fourest Alain, Responsable asociativo
Frappas Mylène, Ejecutivo de Sanidad Pública – Marsella
Freschel Agnès, Periodista
Gadelius Hans, Médico adictólogo
Galinier Anne, Coordinador Espacio Sanidad APHM
Gasiglia Caroline, Presidente CAARUD Le Tipi
Gaudion Lucien, Artista
Girard Vincent, Psiquiatra APHM
Goldet Hélène, Presidente del CIQ
Granjon Bernard, Presidente Honorífico de Médicos del Mundo
Hadj-Chick Haouaria, Consejero departamental
Hariton Bernard, Médico generalista
Hazer Bénédicte, PH Médico de urgencias
Hispa Dorian, Responsable EELV
Hoareau Emmanuelle, Sociólogo InCITTA y GVRS
Hourrier Ketty, Éducadora especializada
Iivanez Philippe, Artista & Cocinero
Jordan Claude, Director CSAPA/CAARUD
Kerdudo Olivier, L’Amateur (Artista y programador)
Kerimel Eric, Director general de Habitat alternatif et Social
Kilidjian Dro, Programador música
Laberthe Sandra, Enfermera
Lacoste Patrick, Responsable asociativo
Lagati Nadia, Artista & Cocinero
Lancon Christophe, Psiquiatra APHM
Lardillier Dominique, Médico
Lasolle Claire, Ciudadana – Tesorera de la asociación SOLARIS / Videodrome 2
Laurent-Crippa Dominique, Enfermera des sector psiquiátrico
Lebrun Maela, Enfermera Jefa de servicio
Le Flour Marine, Artista Plástica y Dj Pé Pé, Regidora
Lenoir Sylvia, Jefe de servicio CHRS y CAARUD
Levi Joachim, Asociación Nouvelle Aube
Longère Serge, Director de establecimiento médico-social
Lyon Delphine, Policía
Mahachi Osman, Militante asociativo
Malaval Isabelle, Coordinadora general PACA Médicos del Mundo
Martel Frédéric, Periodista/ Escritor
Martin Victor, Agente de reducción de riesgos
Matenot Nicolas, Psicólogo Social de la Salud
Mélère Julie, Profesor de letras modernas
Mélia Corinne, Coordinatdora Red Salud OEB
Merbah Nasser, Profesor de EPS
Mikowsky Sonia, Escenógrafo
Mokhtari Saadia, APHM Médico enfermedades tropicales
Monge Axelle, Jefe de proyecto cultural
Moukomel Marianne, Ortofonista jubilada
Musso Sandrine, Antropóloga
Nave Constance, Presidente dse SOS Hepatitis PACA
Naudin Jean, PUPH Psiquiatra, Doctor en filosofía
Noël Benoît, Jefe de servicio de establecimiento médico-social
Nugoli Hélène, Polícia
Ohanessian Yannick, Concejal CESER PACA
Olenine Alexandre, Agente de prevención
Paraponaris Hervé, Artista, Profesor investigador
Pendaries Jean-René, Ciudadano
Pétrot Jean-Philippe, Enfermero psiquiátrica
Pigamio Marion, Jefe de empresa
Pigamo Nathalie, Consejero Metropolitano
Policard Yael, Estudiante
Poitevin Christian, Adjunto a la cultura Marsella 89-95
Putzschel Dirk, Médico adictólogo APHM
Richez-Battesti Nadine, Profesor – investigador AMU
Rooijackers Jean-Régis, Coordinador de estructura médico-social
Roux Perrine, Investigadora del INSERM
Saint-Girons Nicolas, Profesor
Santucci Jean-Jacques, Director Addictions Méditerranée
Scheidt Bertrand, Productor de espectáculos
Scotto Eric, Comerçiante
Simon Nicolas, Psiquiatra APHM
Spire Bruno, Antiguo Presidente de AIDES
Sportis Cécile, Antigua diplomática
Stambul Édouard, Profesor
Stambul Pierre, Profesor jubilado
Stambul Samuel, Arquitecto
Tagawa Anne-Marie, Educadora de Prevención Barrios Norte jubilada
Tiran Emma, Funcionario Territorial
Toubiana Pierre, Médico de Sanidad Pública jubilado
Trignac Cyrille, Militante asociativo, político, sindicalista
Tur Vera, Directora de Escuela Infantil
Vassas Stéphanie, Directora ANPAA
Vercey Renaud, Realizador multimedia
Viard Jean, Investigador
Vidal Anne, Psicóloga clínica
Vigier Emmanuel, Realizador
Zurbach Etienne, Coordinador TREND SINTES

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Comments

Kannabia Seeds Company vend à sa clientèle un produit de collection, un souvenir. Nous ne pouvons pas et nous ne devons pas donner de culture, donc notre produit n’est pas destiné à cette fin.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.