/es/blog/10-razones-por-las-que-el-cannabis-de-autocultivo-es-la-mejor-hierba-que-probaras-en-tu-vida
self-grown-cannabis

10 razones por las que el cannabis de autocultivo es la mejor hierba que probarás en tu vida

Por: Contributor Cultivo

La tendencia de cultivar plantas de marihuana para uso personal se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años por varias razones. Mientras que algunos aprecian sus efectos terapéuticos, otros disfrutan del aspecto autosuficiente de lograr su propia cosecha. Si estás pensando en dedicarte a este hobby, aquí tienes diez razones por las que deberías plantearte cultivar tu propia hierba y comprobar cómo es el mejor cannabis que puedes probar.

Si bien el camino hacia el cultivo de tu propia marihuana puede haber comenzado como una curiosidad o un simple pasatiempo, las numerosas ventajas que ofrece pueden convertirlo rápidamente en un esfuerzo gratificante. Desde el placer de garantizar la calidad y la satisfacción personal, hasta el ahorro de costes o el apoyo a la legalización, existen muchas razones para montar tu propio cultivo de cannabis para disfrutar de la mejor hierba que se puede obtener, ¡qué no es otra que la tuya propia!

1- Canalizas tu energía positiva

Cuando cultivas las plantas de cannabis desde la semilla hasta la cosecha, cada paso está lleno de cuidados y buenas vibraciones. A medida que recortas y curas esos cogollos con paciencia y agradecimiento, toda esa energía se transfiere. Sabemos por experimentos que incluso la música o hablar amablemente con las plantas las ayuda a crecer. Imagínate lo que puede hacer canalizar todas tus intenciones positivas. El cannabis de autocultivo captura esa esencia metafísica que forma parte del universo, un universo que vibra en tu propia frecuencia de gratitud.

2- Aprendes a valorar el fruto del esfuerzo

El cultivo de cannabis también te brinda muchas otras lecciones de vida, como es el retorno de tu paciencia, entrenando tu mente en el arte perdido de retrasar la gratificación. Aprender a poner esfuerzo, investigación y diligencia es una visión a largo plazo. El proceso requiere perseverancia, mientras esas semillas brotan, las hojas buscan la luz y se forman los cogollos. Pero la recompensa después de curar una cosecha perfecta vale la pena. Aprendes que las cosas buenas les llegan a quienes esperan y trabajan duro. Y cuando fumas un porro de tu cogollo de autocultivo, sientes instantáneamente esa sensación de logro y satisfacción. Imaginas el viaje desde la semilla hasta el humo y piensas: «¡Yo hice esto!». Ese orgullo y felicidad infunden toda la experiencia.

3- Conectas con la naturaleza en una práctica terapéutica

Vivimos en una sociedad de la información que cada vez ocupa más de nuestro tiempo. Muchas personas pasan la mayor parte de sus vidas frente a pantallas de ordenador. Entonces, ¿cómo podemos aliviar esto? Los estudios han demostrado que simplemente estar cerca de plantas puede ayudar a aliviar la ansiedad y mejorar otras afecciones. Al cultivar tus plantas de cannabis, serás parte integral de la vida de un pedazo de naturaleza, haciéndote sentir mejor y aportándote más cosas buenas de las que crees. Porque mientras observas cómo tus plantas crecen y se vuelven más saludables, puedes sentirte orgulloso y feliz por ello. Esto puede hacerte sentir mejor contigo mismo y con el trabajo que estás haciendo. Con todas estas cosas buenas, no sorprende que muchas personas encuentren el autocultivo de cannabis como un pasatiempo satisfactorio y terapéutico.

cannabis-crop
Ya sea cannabis de exterior o de interior… ¡Es el fruto de tu trabajo!

4- Desarrollas un conjunto de habilidades que estimulan tu cerebro

Un efecto secundario interesante de dedicarse al cultivo de cannabis es el repentino aumento en el interés que generarás por cultivar algo más que ganja. Tu habilidad para la jardinería puede florecer una vez que aprendas a cultivar tu propio cannabis. Es más, el cultivo es una práctica adictiva que casi con seguridad puede dejarte enganchado, no solo a la horticultura en general, sino también a muchos otros oficios vinculados a esta práctica. Piénsalo: los cultivadores exitosos también deben ser electricistas, diseñadores, fontaneros, carpinteros… Cada una de estas habilidades es una nueva oportunidad para sumergirse en algo nuevo y emocionante, lo que permite empoderarte como persona al lograr algo que proviene de poder hacerlo uno mismo.

Configurar un sistema de cultivo también requiere cierta cantidad de pensamiento crítico. Tendrás que decidir si quieres cultivar en hidropónico o en tierra, bajo luces o bajo el sol, con qué nutrientes hacerlo y si comenzarás a partir de una semilla o un esqueje. Todas estas decisiones influirán en el resultado de tu cosecha; y a lo largo del camino, los problemas servirán como un desafío interesante, especialmente para aquellos manitas que nunca han dejado de intentar el más difícil todavía.

5- Es mucho más rentable

Seamos realistas, la marihuana puede ser cara. Si mantienes un hábito intenso, te costará una cantidad sustancial de dinero. Y una de las mejores formas de reducir el coste de tu cannabis es cultivar el tuyo propio. Una vez que hagas una inversión inicial en el equipo necesario, con un poco de conocimiento, puedes producir muchos más cogollos por mucho menos precio del que se ofertan en el mercado, ayudando a la vez a acabar con el mercado negro. Para empezar, si tienes un balcón o patio trasero relativamente seguro, podrías cultivar fácilmente de 3 a 4 plantas sin mayores problemas. El cultivo al aire libre, si bien puede traer consigo problemas de plagas, ofrece la mejor relación calidad-precio. Básicamente, necesitas tener buena tierra, agua y luz solar; y la planta se cuidará sola. ¡Deja que la naturaleza haga su magia!

¡Nueva variedad! - Runtz Auto

Una genética resistente y robusta, todoterreno, que proporciona unos 150gr/planta en exteriores y sorprende con hasta 500gr/m2 en interior de cogollos resinosos y de un exuberante verde brillante. Con un sabor confitado e intenso, Runtz Auto proporciona un efecto eufórico perfecto para combatir la melancolía, que al cabo de un rato deriva en una experiencia sedante ideal para levantar el ánimo.

6- El control está en tus manos

Cultivar cannabis en casa te permite convertirte en tu propio maestro cultivador, dándote total autonomía para controlar cada aspecto del proceso de cultivo. Uno de los aspectos intrínsecamente más gratificantes de este proceso es desarrollar un sistema que funcione perfectamente para ti. Ya sea que esté buscando cultivar orgánicamente, hidropónicamente, en macetas o en camas elevadas, existe un sistema diseñado para hacer que el cultivo de cannabis sea fácil y divertido según tus preferencias individuales.

Además, cuando decides cultivar tus plantas de cannabis, das un paso importante para garantizar la calidad de los productos que consumes. Al monitorear todo el proceso, desde la selección de semillas hasta la cosecha, puede estar seguro de que tus plantas se cultivan de manera segura y responsable. Además, puedes optar por utilizar métodos de cultivo orgánicos y evitar el uso de pesticidas y productos químicos, asegurando aún más que tus plantas no contengan sustancias nocivas.

10 razones por las que el cannabis de autocultivo es la mejor hierba que probarás en tu vida
Un pequeño espacio puede ser más que suficiente para cultivar marihuana de calidad

7- Puedes compartir los frutos de tu trabajo

Una vez que obtienes resultados consistentes, no hay mejor sensación que regalar cogollos a tus amigos. Verlos disfrutar de la generosidad de tu cosecha te une a ellos. Difundir el cannabis que cultivaste con amor puede formar una comunidad increíble. ¡Antes de que te des cuenta, tus amigos también compartirán su propia cosecha contigo! De esta manera tampoco te aburres de las mismas variedades y podéis organizaros para cultivar diferentes variedades que colmen todas tus expectativas de sabores y efectos.

8- Te posicionas sobre la legalización de la marihuana

Cuando cultivas tu propia marihuana en casa, estás entrando en un movimiento y haciendo una declaración de intenciones. En efecto, estás fomentando la agricultura local y ejerciendo un derecho humano que pocos disfrutan en la faz de la tierra: el derecho inalienable a la libertad de elección y al libre desarrollo de la personalidad, luchando contra el acto fascista de querer prohibir algo por intereses espurios. Es hora de acabar con la estigmatización de esta planta; y la mejor manera de hacerlo es descubriendo por uno mismo la injusticia de las mentiras que se han vertido sobre ella.

Colombian Jack

Esta semilla de marihuana feminizada es un auténtico milagro de la genética, con una potencia estratosférica y un elegante sabor a lima y pomelo con incienso. Es una de las sativas más preciadas del mercado y estamos muy orgullosos del resultado. En exterior la planta puede llegar a los tres metros de altura. Pero en tu mente puede alcanzar los 3000 metros de altitud.

9- Respetas tu privacidad

Es comprensible que te sientas un poco incómodo al comprar marihuana. Es posible que te hagan muchas preguntas o que te sientas juzgado por ello. Cultivar tu propia marihuana no solo es una excelente manera de asegurarte de tener un suministro constante de cannabis de alta calidad, sino que también brinda una ventaja de privacidad. Cuando cultivas marihuana, puedes estar seguro de que puedes darle el grado de discreción que desees y no tienes que preocuparte de que otras personas sepan lo que estás comprando o consumiendo. Es una relación íntima entre tú y la planta; y no hace falta que nadie ni nada se interponga por el medio

10- Te aseguras de que siempre tendrás tu hierba favorita

Al cultivar cannabis, puedes experimentar con diferentes variedades y métodos de cultivo para encontrar la mezcla perfecta que se adapte a tus preferencias y necesidades. Todo el mundo tiene su sabor favorito o el efecto que les hace volar  a la luna. Aprender a cultivar esa variedad de marihuana y llevarla a la cosecha otorga al cultivador una cierta sensación de logro. Considérate un artesano que eres capaz de crear una marca registrada: tu propio cannabis.

Son razones como estas las que explican por qué no hay mejor cannabis que el tuyo propio. Las conexiones que se forman con las plantas, la gratificación de un trabajo bien hecho, la calidad y el ahorro: el cannabis de autocultivo lo reúne todo. Una vez que cultivas tu propio cannabis, verás que la mejor hierba que jamás fumarás comienza con una pequeña semilla en tus manos. ¡El viaje es el destino! El cannabis encarna esta frase a la perfección y esperamos que, después de leer estas diez razones, ¡tú también te sientas inspirado para conseguir un poco de tierra y plantar una semilla de marihuana!

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Descuento -40% Genética americana

Purple Kush

Desde: 105.00€ 63.00€

Comparte: