freeze_drying

‘Freeze drying’: la técnica que seca y cura el cannabis en 24 horas

Por: Daniel C. Cultivo

El cultivo de cannabis es un proceso que requiere dedicación y, sobre todo, paciencia. Esto lo saben bien los cannabicultores experimentados ya que, una vez realizan la cosecha, deben esperar a que los cogollos pasen por el proceso de secado y curado. En algunos casos, esto puede alargarse hasta un mes y medio o dos más, pero… ¿Y si te dijéramos que existe una técnica que seca y cura las flores de marihuana en tan solo 24 horas?

El llamado ‘freeze drying’ o liofilización (también conocido como criodesecación) es una técnica que se utiliza comúnmente para conservar alimentos perecederos a través de la deshidratación. El proceso consiste en deshidratar el material usando la congelación para después, mediante una reducción de la presión circundante, permitir que el agua congelada sobrante se evapore. De este modo se consigue eliminar prácticamente toda la humedad contenida en el producto y así conservarlo durante más tiempo.

Algunos pioneros del sector cannábico han encontrado en esta técnica (aplicada durante años en el sector alimentario) una posible vía para hacer más eficiente el procesado del cannabis. Con figuras tan representativas como Ed Rosenthal apoyando el ‘freeze drying’, muchos han comenzado a ver las posibilidades que esta técnica ofrece.

Y es que, en un mercado regularizado como es el de Estados Unidos, es inevitable que se produzcan avances tecnológicos que permitan mejorar la producción y optimicen la calidad del producto final.

‘Freeze drying’ y cannabis: ¿realmente funciona?

Durante años, algunos productores han investigado las posibilidades de la liofilización para secar y curar las flores de marihuana sin obtener buenos resultados. Y es que, debido al marco legal y las circunstancias “especiales” de la industria del cannabis, no siempre resulta fácil aplicar técnicas avanzadas y no siempre se dispone de los recursos necesarios para ello.

Los primeros intentos de ‘freeze drying’ fueron un fiasco porque las máquinas que se utilizaron para ello no estaban diseñadas para secar cogollos de cannabis, sino que habían sido pensadas para deshidratar manzanas u otros alimentos. Las condiciones que ofrecían esos aparatos resultaban demasiado agresivas para los delicados tricomas, que terminaban desprendiéndose. Además, el cannabis resultante quedaba demasiado seco y aplastado; y se perdía una gran cantidad de terpenos y cannabinoides, con lo que el producto final tenía menos aroma y sabor que los cogollos secados con el método tradicional.

Sin embargo, algunos entendieron que era cuestión de ajustar esos parámetros que fallaban para conseguir liofilizar las flores de cannabis manteniendo intactos sus tricomas y perfiles de terpenos. Y finalmente lo consiguieron.

¿En qué consiste el ‘freeze drying’?

El proceso de ‘freeze drying’ para secar y curar cogollos de cannabis se compone de varias fases:

  • Primeramente, se colocan los cogollos frescos (recién cosechados) en una cámara de frío. Es importante que las flores queden dispuestas sobre unas estanterías de rejilla de acero sin ser aplastadas y con sumo cuidado.
  • Una vez colocados, las temperaturas bajo cero de la cámara congelan los cogollos transformando el agua que contienen en pequeños cristales de hielo.
  • Una vez se han formado esos cristales (con la humedad que contenían las flores), se procede a reducir la presión dentro del liofilizador para crear vacío.
  • La combinación entre baja presión y baja temperatura activa un proceso llamado “sublimación”, que convierte el agua cristalizada en gas sin pasar por el estado líquido, pero preservando la estructura molecular de la sustancia liofilizada sin producir daños en esta estructura.
  • Por último, esa humedad en forma de gas es arrastrada por el vacío hacia una cámara de condensación más fría. El resultado final es una flor de cannabis a la que se le ha extraído la humedad restante, pero que mantiene todo su sabor, color y aroma.

Diferencias entre ‘freeze drying’ y el método tradicional

Te estarás preguntando qué diferencia a las flores secadas y curadas mediante liofilización respecto a las que han sido procesadas con el método de toda la vida. En realidad, la diferencia es abrumadora, ya que el aspecto de los cogollos que han pasado por elfreeze drying’ es increíblemente parecido al de las flores que ves en fresco cuando todavía están en la planta.

A diferencia de lo que estamos acostumbrados, los cogollos liofilizados no reducen su tamaño (como sí lo hacen los que han sido secados colgando la planta hacia abajo durante 15 días), y su color, aroma y sabor son también los mismos. Cogollos de un verde vivo y un perfil de terpenos intacto que muchos han comenzado a apodar “flores de resina en vivo”.

¿Qué beneficios ofrece el ‘freeze drying’?

En realidad, los beneficios de utilizar esta técnica son amplios, aunque sí es cierto que requiere una inversión inicial que no todos los productores de cannabis pueden costearse.

En Estados Unidos, donde está comenzando a implementarse este método, los granjeros a media y gran escala siempre están en la búsqueda de optimizar sus recursos y obtener una mayor calidad en su producto. En un mercado competitivo como es el estadounidense, esta técnica de secado revolucionaria puede suponer una gran diferenciación para una marca; sin embargo, como comentábamos más arriba, no todos pueden permitirse el equipo necesario para realizarlo.

Veamos qué beneficios ofrece el ‘freeze drying’:

  • Sin duda, una de las ventajas es que las flores de cannabis estarán listas para consumir en tan solo 24 horas frente a los 15 días de secado más los 30 aproximadamente de curado.
  • Se trata de un método que elimina los problemas de hongos que pueden producirse durante el secado tradicional.
  • Algunos consumidores aseguran que las flores secadas bajo esta nueva técnica producen un efecto más enérgico que describen como “alegre”. Además, los usuarios afirman que fumar este tipo de cannabis resulta en una experiencia más suave para la garganta y menos irritante para las vías respiratorias.
  • Sin duda, el efecto visual es uno de los grandes reclamos del ‘freeze drying’, ya que los cogollos apenas menguan su tamaño y son el doble de grandes que los cogollos secados normalmente. Su color es verde brillante y emanan un aroma increíble.
  • No hay exceso de humedad, el secado es perfecto.
  • Los tricomas se preservan mejor. Los resultados de laboratorio han confirmado que, mediante esta técnica, se produce una menor pérdida de resina; esto se traduce en una gran cantidad de cannabinoides y terpenos. Y es que con esta técnica se evita la rotura o el desprendimiento de los tricomas, los cogollos quedan literalmente “congelados” en el tiempo, justo en ese punto (recién cosechados) en el que expresan su mayor potencial y belleza.
  • Los niveles de humedad pueden llegar a minimizarse al 1%, por ello el cannabis secado con este modo es ideal para realizar extracciones, ya que el agua es el enemigo número uno de los procesos para realizar algunos extractos cannábicos.

Conclusiones

Muchos defienden que el ‘freeze drying’va a revolucionar el modo en el que se presentan las flores al consumidor final. Se trata de una forma de eliminar la humedad sobrante manteniendo el cogollo intacto en un tiempo récord. Aunque algunos prefieren ceñirse al modo tradicional porque lo consideran más artesano, la última palabra la tendrá el público que será quién se decante por el producto que le resulta de mayor calidad. O puede que incluso este método haya llegado para ampliar la oferta de formatos cannábicos disponibles en el mercado, como ya lo hicieron en su día los extractos y concentrados.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Genética americana

Purple Kush

Desde: 8.50€

Cannabinoides

THCV

Desde: 14.00€

Kritikal-K

Desde: 8.50€

Comparte: