Back to top
La legalización del cannabis en Estados Unidos más cercana que nunca con la mayoría demócrata

El pasado 7 de enero, con el 98% de los votos escrutados, los demócratas Raphael Warnock y Jon Ossof le arrebataron la silla en el Senado por el estado de Georgia, en el último minuto, a los republicanos Kelly Loeffler y David Perdue.

Su victoria, con un margen de apenas 1,2 y 0,6 puntos de diferencia, deja empatados a demócratas y a republicanos en la Cámara Alta estadounidense, lo que en la práctica supone la victoria del partido de Joe Biden al ser el ejecutivo, del que Biden tomó posesión el 20 de enero. El partido demócrata ahora en el poder, tendrá vía libre durante esta legislatura para aprobar cambios legislativos y para cumplir sus promesas electorales, y una de ellas es la legalización del cannabis a nivel federal, aunque con menos ímpetu por parte de Biden que de Bernie Sanders, que había prometido que en su primer día de mandato llevaría a cabo la legalización

La postura de Biden sobre el cannabis, sí podría suponer un gran cambio. Biden expresó su apoyo a la despenalización y eliminación de antecedentes penales por posesión de marihuana poco antes de ser elegido como candidato demócrata, medida que, ya se ha llevado a cabo en varios estados, como el de Nevada o Colorado, y a la revisión de la clasificación del cannabis en la Ley de Sustancias Controladas, en la que el cannabis aún está incluido en la categoría de drogas más peligrosas junto a la heroína, sin permitir su uso médico, cambio que seguiría al que ya fue aprobado en diciembre de 2020 por la Organización de Naciones Unidas. También expresó su apoyo a la legalización del cannabis para uso médico, lo que permitiría que todos los estados puedan regular sobre este tema con facilidad.

 

 

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la Ley MORE el 4 de diciembre de 2020, más allá de la postura de Biden. La norma, aprobada con 228 votos a favor, entre ellos los de algunos republicanos y 164 votos en contra. La ley, cuya aprobación del Senado se veía entonces imposible, tiene como finalidad eliminar el cannabis de la lista de sustancias ilegales y despenalizar su consumo, revocando las condenas por consumo y posesión, emitidas hasta entonces. También contempla la venta de productos de cannabis, aplicándoles un impuesto del 5% que será destinado a un nuevo Fondo Fiduciario de Oportunidades que otorgará subvenciones a comunidades y empresas especialmente afectadas por la guerra contra las drogas que emprendieron las anteriores administraciones de Estados Unidos.

El proyecto de ley fue presentado en julio, por el congresista y entonces presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes Jerry Nadler y la entonces senadora Kamala Harris, actual vicepresidenta electa de Estados Unidos tras las elecciones del pasado diciembre de 2020. “Una de las mayores vergüenzas de los Estados Unidos es su sistema carcelario masificado, que ha llevado al encarcelamiento, especialmente de hombres afroamericanos y latinos; y todo alimentado por esa guerra fallida contra las drogas, que es una de las razones por las que estoy a favor de legalizar la marihuana”, afirmó entonces la actual vicepresidenta, cuya visibilidad pública es casi mayor que la del presidente Biden tan solo unas pocas semanas después de las elecciones.

Actualmente son ya 15 los estados en los que el cannabis recreativo es legal. Los últimos en incorporarse a esta lista, tras los referendos celebrados de forma simultánea a las elecciones generales del 3 de noviembre, fueron Dakota del Sur, Arizona, Montana y Nueva Jersey. La población de estos quince estados suma ciento once millones de personas, prácticamente la tercera parte de la población total de Estados Unidos.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.