La prohibición del CBD en Francia considerada ilegal por el TJUE

La prohibición del CBD en Francia considerada ilegal por el TJUE

Por: Carmen Arriaza Activismo

La industria del CBD (Cannabidiol), el componente extraído del cannabis, ha recibido un impulso fundamental para su industrialización y comercialización destinada a uso médico, debido a que la justicia europea ha admitido que este componente no es perjudicial para la salud.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) declara que el Derecho de la Unión, y en concreto las disposiciones relativas a la libre circulación de mercancías, se opone a una normativa nacional como la francesa, que determina que el cultivo de cannabis solo puede ser para uso textil o para semillas, lo cual es aplicable a cualquier otro Estado miembro de la UE. De manera que la justicia europea ha dejado claro que el CBD no es un narcótico, no puede ser calificado como estupefaciente ni tampoco tiene efectos nocivos ni psicotrópicos para la salud humana, según los conocimientos científicos actuales. En concreto, el CBD, nunca ha sido mencionado en las dos convenciones sobre sustancias psicotrópicas y estupefacientes de Naciones Unidas, lo que constituye la base para que un producto quede clasificado como “droga” o “estupefaciente”.

La prohibición del CBD en Francia considerada ilegal por el TJUE

El Tribunal se posiciona a favor de la comercialización del CBD en Francia, manifestando su oposición a la sentencia dictaminada el 18 de noviembre por un tribunal de Marsella (Francia), en la que se condena a 18 y 15 meses de prisión con suspensión de la ejecución de la pena y a diez mil euros de multa a los dos empresarios franceses que comercializaban y distribuían cigarrillos electrónicos cuyo contenido era el CBD producido legalmente en la República Checa a partir la totalidad de la planta de cannabis, flores y hojas incluidas. Francia solo permite la extracción de semillas y fibra de cannabis y no de la planta en su totalidad. Este caso se prolongó en los tribunales durante cinco años y ha terminado en manos del TJUE, por lo tanto es evidente la falta de claridad de una normativa legal actual, ante la creciente necesidad de determinar un marco claro y preciso para la producción y el uso del CBD en Francia, así como en el resto de los países de la unión europea.

Esta decisión del Tribunal europeo puede estar justificada por un claro objetivo, el de la protección de la salud pública de manera coherente y sistemática, pero siempre dentro de unos límites:

“Un Estado miembro no podrá prohibir la comercialización del CBD legalmente producido en otro Estado miembro si se extrae de la planta de cannabis sativa en su totalidad y no, solo de sus fibras y semillas. Por lo tanto, el CBD, extraído de la totalidad de la planta de cannabis sativa no podrá considerarse como un producto agrícola, a diferencia del cáñamo industrial”.

 

 

En base a esta sentencia del Tribunal de Justicia europeo, que manifiesta que en todos y cada uno de los países miembros incluido España, la comercialización del Cannabidiol está dentro del marco legal en cualquiera de sus productos con las limitaciones que establece la autorización administrativa por parte de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, siempre y cuando la finalidad sea el consumo para personas. Así mismo, este giro legal a favor del CBD, tendrá un impacto significativo en la industria europea del CBD, ya que no solo exigiría que Francia adaptara su legislación, sino que también podría obligar a otros reguladores nacionales a volver a examinar las restricciones existentes con respecto a los productos derivados del cáñamo, en el marco de la libre circulación de mercancías en el espacio del mercado interior de la Unión Europea.

“En los últimos cinco años, los consumidores y los empresarios de CBD han sido tratados por el Estado francés como criminales”, explicó la directora ejecutiva de ACTIVE, asociación comercial paneuropea de empresas de cannabinoides y terpenos. Puede decirse que estamos a las puertas de una nueva oportunidad para que la industria del CBD tanto a nivel nacional como europeo continúe avanzando y aunando sus esfuerzos de cara a una profesionalización del sector. Un nuevo comienzo para todas aquellas personas que se mantienen a la espera del uso legal del CBD medicinal que favorezca el tratamiento de un amplio abanico de dolencias y enfermedades.

Francia ya ha autorizado un proyecto piloto innovador de dos años de duración para favorecer el acceso de los pacientes al cannabis medicinal, lo que podría convertir a este país en un modelo para el resto de los países europeos. Está previsto que se inicie el próximo año y estará orientado a tres mil pacientes que padecen enfermedades graves, dolor crónico y epilepsia entre otras muchas.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: