Plantar semillas de marihuana en invierno

Plantar semillas de marihuana en invierno

Por: Daniel C. Blog

El cannabis es una planta a la que le gusta el sol y unas temperaturas cálidas. ¿Significa esto que no se pueden plantar semillas de marihuana en invierno? No necesariamente, pues lograr el éxito dependerá de cómo sea la estación invernal en el lugar donde vives. En exterior, las bajas temperaturas y la falta luz pueden no ser adecuadas para obtener grandes rendimientos, además de que el proceso se vuelve particularmente difícil. Afortunadamente, con el avance de las técnicas de interior, es posible autocultivar todo el año en la comodidad de nuestros hogares.

En los países más cercanos a los trópicos, que experimentan muy poco frío, es posible cultivar marihuana en invierno (y durante todo el año) en exterior. Pero en latitudes que se alejan más del ecuador, la mayoría de las veces el invierno no permite que el cannabis se desarrolle correctamente, especialmente si nieva o hiela. Y, aunque existen variedades que pueden soportar temperaturas más bajas que otras, el calor es clave si lo que buscas es conseguir una hierba de calidad.

Una vez que el termómetro baja de los 15ºC, el metabolismo de las plantas de cannabis se irá ralentizando gradualmente, ya que los procesos bioquímicos y enzimáticos se paralizan. El sistema radicular tampoco se expande como debería, no siendo capaz de absorber tantos nutrientes como sería habitual, repercutiendo en un crecimiento muy poco fructífero.

En definitiva, si quieres plantar semillas de marihuana en invierno, debes evaluar los pros y los contras del cultivo de cannabis en interior frente al cultivo en exterior; y luego decidir cuál se adapta mejor a ti. Aquí van algunos consejos básicos para plantar semillas de cannabis en invierno y no fracasar en el intento:

1- ¿Qué semillas de marihuana plantar en invierno? Elige la genética adecuada

Algunas variedades de marihuana funcionan mejor que otras en climas más fríos. Busca variedades con dominancia índica de partes del mundo que tienden a ser más frescas, que se han adaptado bien a las dificultades de la vida al aire libre. Las genéticas sativas tienen su origen en climas cálidos y húmedos, pues provienen de regiones tropicales; y sufren los rigores del frío con más facilidad que las índicas.

En nuestro catálogo de semillas tienes disponibles varias opciones que vale la pena considerar:

Sin embargo, las semillas de marihuana autoflorecientes suelen ser más adecuadas. Gracias a su herencia Ruderalis, procedente de regiones como Siberia, este cannabis se adaptó al clima adverso y a diferentes duraciones del día y la noche con recursos mínimos. Como resultado, es una planta de marihuana más resistente al frío y no depende del fotoperíodo para entrar en floración, lo que las hace mucho más fáciles a la hora de cultivar marihuana en invierno.

Aquí tienes algunas genéticas altamente resistentes que solucionarán tus dudas sobre qué semillas automáticas plantar en invierno:

En interior: Sea cual sea el tipo de semilla elegida, la temperatura de germinación debe estar entre 22ºC y 25ºC, con una humedad relativa entre un 70% y un 90%, condiciones que pueden ser difíciles de lograr si no se hace ‘indoor’ o con la ayuda de un mini invernadero. Es recomendable mantener las plántulas en interior hasta que la masa vegetal sea la adecuada y tengan una estructura radicular lo bastante significativa para poder alimentarse.

2- Vigila el sistema radicular, es el que más sufre con el frío

La salud del sistema de raíces es primordial cuando se plantan semillas en invierno, sobre todo en la fase de plántulas. Cuando el cannabis en exterior se cultiva en macetas, la zona de la raíz puede volverse muy fría. Las plantas que están enraizadas directamente en el suelo no se pueden mover, pero las raíces permanecerán mucho más calientes que en una maceta durante una noche fría.

Consejo: durante las horas de oscuridad, las plantas de exterior pueden cubrirse con láminas de plástico para ayudarlas a retener el calor. Aunque, en estos casos, lo mejor es recurrir al abrigo de un invernadero.

En interior: la iluminación LED puede ser muy eficiente, pero la tecnología de luz HPS tiene una ventaja en invierno: produce mucho calor. Si tienes un cuarto de cultivo frío, una luz HPS puede realizar la doble función de iluminar tus plantas y calentar el cuarto, aunque hay que considerar la temperatura de cultivo cuando las luces estén apagadas.

3- Consigue una temperatura constante para evitar el estrés térmico

La temperatura diurna óptima para el cannabis es de 24ºC-29°C y las temperaturas nocturnas óptimas oscilan entre los 18ºC y 22°C, por lo que es importante evitar grandes discrepancias entre ellas. Los cambios de temperaturas máximas diurnas a mínimas nocturnas pueden ser extremos en algunas áreas; y el invernadero te ayudará a disminuir este contraste térmico. Con temperaturas constantes, ayudas a las plantas a optimizar su crecimiento, salud, rendimiento y potencia.

En interior: si cultivas cannabis en interiores cuando hace frío, es recomendable tener el período de luces encendidas después de la puesta del sol, cuando las temperaturas ambientales son más frías. De esta manera, el período de oscuridad ocurre durante el día cuando la temperatura ambiente es más cálida. Esto ayuda a evitar cambios de temperatura excesivos.

4- Controla los niveles de humedad, es un arma de doble filo

No es raro que se presenten lluvias, heladas o nieblas durante los meses más fríos. Además, se puede formar rocío matinal, por lo que serán las condiciones perfectas para el desarrollo de moho y hongos. Busca un lugar de cultivo al aire libre con mucho sol por la mañana y protegido del viento predominante, que facilita que el rocío de la mañana se evapore.

En interior: las semillas de marihuana recién plantadas necesitan entre un 80% y un 90% de humedad relativa para germinar, para ir disminuyendo progresivamente hasta un 60-70% durante la fase vegetativa. Gracias a la climatización y al uso de deshumidificadores, estos parámetros son controlables. Pero la humedad relativa de interior es menor en invierno que en verano, pudiendo llegar a colocarse por debajo del rango óptimo. Existen diversos modos de subir esta humedad: por ejemplo, aumentando la potencia de la intracción para que entre más aire húmedo del exterior.

5- Ten cuidado con la sobrealimentación: menos siempre es más

El aire frío tiende a ser más seco y las raíces de cannabis pueden compensarlo con una mayor absorción de agua. Esto es problemático si las plántulas crecen en un sustrato particularmente rico en nutrientes, ya que puede causar quemaduras en las puntas de las hojas. Pero si las temperaturas bajan demasiado, alrededor de 10ºC o menos, la planta tendrá dificultades para absorber los nutrientes (sobre todo el fósforo y el magnesio) de manera efectiva: es lo que se conoce como bloqueo de nutrientes.

En interior: en este caso, se debe considerar usar calefacción o tal vez algunas mantas calefactoras que evitan que la zona de la raíz se enfríe demasiado. Si estás cultivando en medios hidropónicos como el coco, recuerda que con la alimentación la mesura es virtud: siempre puedes realizar una fertilización foliar si te quedas corto.

Como puedes observar, y siguiendo estos consejos, plantar semillas de marihuana en invierno no tiene por qué ser una odisea. Simplemente, puede significar hacer una planificación por adelantado para evitar problemas a tus plantas y garantizar el éxito de la cosecha. ¡Así que te animamos a comprobarlo por ti mismo!

YouTube video
¿Qué debo tener en cuenta a la hora de plantar semillas en invierno?

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Big Band

Desde: 8.50€

Nueva, Genética americana

Dream Sherbet

Desde: 139.00€

Diesel Glue

Desde: 11.00€

Comparte: