Back to top
Hace 80 años que se firmó la primera ley antimarihuana

Solo hace 80 años que se firmó la primera ley que prohibía el consumo de marihuana. Lo hizo el presidente de EE.UU Franklin Delano Roosevelt el 2 de agosto de 1937. Ocho décadas parecen muchas, pero no son tantas si tenemos en cuenta lo mucho que se ha demonizado a esta planta, que carga con un estigma social imposible de borrar. Muchos aún desconocen cuáles son sus propiedades terapéuticas. 

La Ley del Impuesto sobre la Marihuana se aprobó el 2 de agosto de 1937. Con esta herramienta llegaban las primeras sanciones penales federales de la historia relacionadas con actividades que implicaran la posesión, producción y venta de cannabis. Este documento impuso un impuesto sobre la venta de cannabis. Uno de los nombres más oscuros en la historia de la prohibición firmaba este escrito: Harry Anslinger. 

¿Quién fue Harry Jacob Anslinger? Un funcionario del gobierno de los EE.UU y un firme partidario de la prohibición y criminalización de las drogas. Su nombre está escrito a fuego en esta casilla de la historia. Este señor fue el primer comisionado en la Oficina Federal de Narcóticos del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (DEA), cargo en el que estuvo 32 años, desde 1930 hasta 1963. Después fue representante por su país en la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas. Con frecuencia sus artículos sobre el consumo de la marihuana incluían comentarios racistas, sin embargo nunca mencionó ningún tema racial ni sexual cuando le entrevistaron en 1954 sobre el abuso de drogas. 

Anslinger supo jugar sus cartas en la cruzada prohibicionista cannábica y usó las mejores herramientas posibles: los medios de comunicación. El gran editor del periodismo amarillista, William Randolph Hearst, fue un gran aliado para él. En los medios publicaba lo que que se ha llamado el archivo de Gore de Anslinger. Se trataba de citas de informes policiales, verdaderas o inventadas, escritas en un lenguaje conciso. Del tipo: “un hombre bajo la influencia de la droga trató de disparar a su esposa, pero mató a su abuela en su lugar y luego se suicidó” o “un joven que se había convertido en adicto a fumar cigarrillos de marihuana mató a su padre, madre, dos hermanos y una hermana, acabando con toda la familia, excepto consigo mismo”. De esta manera creó un sentimiento antimarihuana en todo el país, desde los estados a nivel nacional, ya que de estos 200 casos que publicó, después se demostró que la mayoría eran falsos.. Muchos lo siguen recordando como el maestro de la desinformación. 

Hace ochenta años, el 2 de agosto de 1937, el presidente Franklin Delano Roosevelt firmó el Proyecto de la Cámara 6385: la Ley del Impuesto sobre Marihuana se convirtió en ley. Esta jurisprudencia quería acabar con el uso recreativo del cannabis y, por primera vez, se impusieron sanciones penales federales en actividades específicas para la posesión, producción y venta de cannabis. Antes de esta decisión estatal, 29 estados habían aprobado leyes que criminalizaban a la planta. Los años que siguieron fueron los de Reefer Madness, ya que hubo una ola de personas públicas que proclamaban que el uso de la marihuana provocaba daños irreparables en el cerebro. 

¿Cuál es la relación de la aprobación de esta ley con Harry Anslinger? El Congreso solo dedicó dos audiencias para debatir sobre este proyecto de ley, que se basó en su mayoría en el testimonio sensacionalista de Anslinger que dijo: “Esta droga es totalmente el monstruo Hyde y su efecto perjudicial no puede medirse”. Después de que Roosevelt firmara la ley en 1937, la medida entró en vigor. Y esta es la prohibición federal que se mantiene hasta nuestros días.

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Comments

Kannabia Seeds Company vend à sa clientèle un produit de collection, un souvenir. Nous ne pouvons pas et nous ne devons pas donner de culture, donc notre produit n’est pas destiné à cette fin.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.