Back to top
UNGASS 2016: Facing global politics on drugs

La comunidad internacional se pone las pilas. A lo largo de esta semana, la sede de la ONU en Nueva York acoge una asamblea en la que participan 193 estados. ¿El objetivo? Cambiar el enfoque legal y las políticas relacionadas con las drogas, priorizando la salud pública y los derechos humanos.

¿Por qué es tan importante esta cumbre? Los participantes debaten acerca de si resulta oportuno abandonar la lucha contra las drogas, que tanta violencia y conflictos ha generado en numerosas zonas del globo. La segunda reunión UNGASS, celebrada en el año 2008, culminada con la el acuerdo y la firma de un Plan de Acción con el que erradicar el tráfico y el consumo de drogas a escala mundial. 10 años después, los gobiernos de México, Guatemala y Colombia insisten en un nuevo rumbo, convencidos de que es más que evidente que la mano dura y la criminalización del consumo de drogas ha traído consecuencias nefastas para sus poblaciones.

Corrupción, violencia e inseguridad, una tríada difícil de gestionar en territorios marcados por el conflicto del narcotráfico ilegal. Según los datos manejados por la organización Human Rights Watch, más de 60.000 personas perdieron la vida en México y más de 26.000 desaparecieron entre 2006 y 2012 a causa de la guerra contra el narcotráfico. Un coste humano que las sociedades no pueden seguir ignorando y que necesita una respuesta global, amparada por la cooperación internacional.

Despenalizar y regularizar el consumo de drogas parece ser la vía segura y urgente por la que muchos países están ya iniciando un camino. Véase el caso de Uruguay, Chile y los Estados Unidos, en los que ya se permite el acceso de forma legal a la marihuana medicinal y, en algunos casos, recreativa.

Durante su intervención en UNGASSEnrique Peña Nieto, presidente de México, dejaba claro el rumbo que deben tomar las nuevas políticas sobre drogas: "El objetivo es revisar la actual estrategia internacional y, sobre todo, definir mejores soluciones, desde una perspectiva de Derechos Humanos, prevención y salud pública, que ponga en el centro el bienestar de las personas". 

Esperamos que la experiencia de los países marcados por el conflicto remueva conciencias en la ONU y trabajemos hacia vías más seguras de consumo.

Puedes seguir la asamblea en la cuenta de Twitter @ungass2016, en la que también se publican las noticias aparecidas en los medios latinoamericanos.

We hope that the experience of countries marked by conflict will raise awareness at the UN and work towards safer ways of consumption, access and production.

You can follow UNGASS on its Twitter account @ungass2016, and also check on the news related to it.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.