Cannabis medicinal: «Mi mamá ya no siente dolor”

Cannabis medicinal: «Mi mamá ya no siente dolor”

Por: Fundacion Daya Medicinal

Virginia Rodríguez es la cuidadora principal de su mamá, Blanca Aurora Pávez, quien hace tres años fue diagnosticada con un sarcoma con metástasis. El síntoma principal de Blanca era el dolor, uno tan intenso que hacía todo imposible. Hace un año que se trata con cannabis y el dolor desapareció por completo. A continuación, su testimonio.

Blanca Aurora Pávez tiene 87 años y camina sin problema. “Hace mucho tiempo que ya no siento dolor”, dice mientras sonríe. Su hija, Virginia Rodríguez es su cuidadora principal. “Este es el segundo cáncer de mi mamá y realmente venir a la Fundación nos cambió la vida”, afirma.

Como parte del tratamiento para su cáncer, Viviana llevó a su madre al Servicio de Cuidados Paliativos del Hospital Felix Bulnes. “Ahí conocí la hija de un paciente que tenía dolores similares al de mi mamá. Conversamos harto rato y me contó que él se estaba atendiendo en Fundación Daya y ya no sentía ningún dolor”. Blanca tomaba tramadol en dosis que aumentaban regularmente para poder paliar el dolor. Antes de llegar a la morfina, se acercó a Fundación Daya.

“En la Fundación la atendieron muy bien. Le dieron un tratamiento personalizado a su enfermedad. Ha sido muy maravilloso, nos cambió la vida. Le quitó ese dolor insoportable que tenía que no nos dejaba vivir tranquilas”, dice Viviana.

La primera vez que Blanca probó cannabis no lo podía creer. “Después de que despertó, me dijo que no se quería mover porque no sentía nada. Había dejado de sentir dolor y tenía miedo de que, al moverse, ese dolor tan intenso volviera. Comenzó el tratamiento hace un año y desde ese día que no siente dolor”.

Viviana empezó el proceso para cultivar personalmente. Está pronta a cosechar sus primeras plantas y con eso, mantener el tratamiento para su madre durante todo el año. “Hoy está sólo con cannabis, 15 gotas en la mañana y 15 en la tarde. De a poco y de manera responsable le sacaron todos los otros medicamentos con los que estaba. Su calidad de vida ha mejorado considerablemente. Ahora sólo tiene molestares por todos los medicamentos que tomó. El tramadol y el celebra han generado muchas consecuencias negativas”.

“Yo vivía en la posta con mi mamá y ahora no va hace meses. Los doctores estaban sorprendidos de su avance. Yo siempre le he dicho a los doctores que mi mamá se trata con cannabis para el dolor. La doctora que me atiende por cuidados paliativos del Felix Bulnes está muy interesada, quiere hacer cursos de cannabis. Ella se ha dado cuenta de los beneficios que trae y que hay que probarlo. La calidad de vida de las personas mejora considerablemente”.

Viviana agradece el tratamiento con cannabis y los beneficios que le ha traído a su mamá. “Hasta nuestra relación ha mejorado”, afirma sonriendo.

Si quieres puedes visitar nuestra sección de semillas de marihuana CBD en kannabia.es

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: