Back to top
España debate sobre el cannabis medicinal

Este lunes Ciudadanos junto al Observatorio Español de Cannabis Medicinal presentan en el Congreso una proposición no de ley sobre la regulación del uso del cannabis con fines terapéuticos.

Esta iniciativa representa un hecho histórico para pacientes que utilizan esta planta para tratar o aliviar sus dolencias. En la actualidad consumir marihuana en España es legal en el domicilio privado, pero no está permitida su compra ni la posesión en la vía pública. Sin embargo, miles de enfermos de cáncer, esclerosis múltiple, fibromialgia, Alzheimer y Parkinson se ven obligados a adquirir marihuana en España, a pesar de ser ilegal, para mejorar su calidad de vida.

Todavía no sabemos si el proyecto llegará a buen puerto, pero el hecho de que esta cuestión –cada vez con más apoyos- se debata en un espacio como el Congreso de los Diputados, es un gran paso adelante.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.