Plagas y enfermedades en la marihuana

Plagas y enfermedades en la marihuana

Por: Redaccion Cultivo

Sabemos el tiempo y esfuerzo que le dedicas a tu cultivo y lo desastroso que puede llegar a ser, cuando aparece una plaga de marihuana y arruina todos tus progresos. Para evitar que esto suceda, hemos elaborado esta pequeña guía para ayudarte a detectar el estado de tus plantas y para prevenir futuros ataques. ¡No pierdas detalle!

Las dos plagas más comunes de la marihuana

Al igual que ocurre con otro tipo de cultivos, este también está expuesto a ciertas amenazas que es preciso conocer y controlar. A continuación, te contamos cuáles son las plagas y enfermedades más comunes en la marihuana y qué tratamiento se aconseja seguir.

  • Araña roja

La araña roja aparece, sobre todo, cuando los niveles de humedad son bajos. Procura mantener la araña roja y la marihuana bien alejadas, ya que de no hacerlo, debes despedirte de tus queridas plantas. A estos arácnidos les encanta chupar la savia de las hojas y resultan muy mortíferos. Normalmente, se sitúan en el envés de las hojas, que es el lado más poroso y oscuro y más accesible para ellos.

Las manchas blancas, rojas o amarillas son un indicativo de que andan cerca. Miden unos pocos milímetros, por lo que te aconsejamos usar una lupa para poder identificarlas. También en casos de infestación más severa, se podrán identificar telarañas en las flores.

El mejor tratamiento es limpiar las hojas afectadas con una mezcla de alcohol y agua (1 parte de alcohol por 9 de agua) y la ayuda de un atomizador. En el mercado tienes a tu disposición diferentes productos para el tratamiento de esta plaga, como el jabón de potasio, la ecotenona, o el aceite de Neem.

  • Mosca blanca

La mosca blanca, al igual que en el caso de la araña roja, se nutre de la savia de las hojas, aunque no resulta tan letal. Puedes detectarlas fácilmente si al agitar las plantas, ves volar a estas moscas. Otro indicativo es la presencia de hojas amarillentas o una especie de polvo de color blanco en su reverso.

Existen cultivos repelentes que te pueden ayudar a prevenir la mosca blanca, ¿lo sabías? Un ejemplo es la albahaca. Otras opciones son el uso de tiras atrapamoscas o pulverizar con jabón de potasio. Este jabón se caracteriza por ablandar el exoesqueleto de los insectos, lo cual los debilita y mata. Debes hacerlo en intervalos de 5 ó 6 días hasta erradicarlas, alternando el uso del aceite de Neem o de otros productos.

Plagas y enfermedades en la marihuana

Por último, recuerda que el espacio de cultivo debe estar limpio y bien ventilado para reducir notablemente la aparición de este tipo de plagas. La temperatura deberá estar siempre alrededor de los 25ºC y la humedad relativa entre el 50% y 60%.

Las dos enfermedades más comunes de la marihuana

  • Moho gris (botrytis)

Los hongos son enfermedades de la planta de marihuana muy comunes. Un ejemplo de ello es el botrytis o moho gris. Consiste en una necrosis que se puede dar en cualquier parte de la planta. Es decir, los tallos, hojas, raíces o cogollos pueden presentar una textura seca y un color marrón o gris, como sin vida. La parte positiva es que es fácil de detectar, sin embargo, se extiende con rapidez. Es preciso que actúes cuanto antes; de lo contrario, es probable que tu cultivo desaparezca en pocos días.

Para prevenir su aparición, es fundamental mantener los niveles de humedad controlados. Si tus plantas ya han contraído esta enfermedad, el primer paso es cortar por lo sano. Debes quitar las partes infectadas y algunos centímetros de más por seguridad. Destruye todos los residuos y limpia tus manos y las tijeras que hayas empleado.

  • El oídio

El oídio, a diferencia de la mayoría de hongos patógenos, crece en la superficie de la hoja, haciendo difícil su eliminación. Esta plaga está compuesta por dos organismos: una bacteria y un hongo, ambos simbióticos y que no pueden vivir uno sin el otro.

Los primeros síntomas se manifiestan como unas manchas vesiculosas en la cara vista de las hojas, y en estas manchas se forma un polvo blanco característico y reconocible.

Para poderse desarrollar, el oídio necesita de una humedad relativa muy alta (70-90%) y temperaturas bajas (20ºC-22ºC) y sin estas condiciones, aunque en presencia de esporas, la enfermedad no se podrá desarrollar. En cultivos en interior es recomendable mantener una buena ventilación y unos buenos filtros para la entrada del aire, también hay que evitar entrar en las zonas de cultivo con prendas utilizadas en la calle. En los cultivos de exterior se recomienda extremar los cuidados en otoño, especialmente en las zonas con mucha humedad, ya que en esta estación hay que prevenir mediante el uso de bioestimulantes biológicos que refuercen las defensas naturales de las plantas.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: