Pros y Contras de legalizar el cannabis en España

Pros y Contras de legalizar el cannabis en España

Por: Redaccion Activismo

Atendiendo a las cifras de crecimiento de empleo en el último año en Estados Unidos tras la legalización de la marihuana de uso recreativo y medicinal en muchos de sus estados y a las mejoras en pacientes con tratamientos con base de cannabis en Chile, Uruguay (donde está íntegramente regulado) y el resto de sudamérica, parece sencillo ver por qué legalizar el cannabis favorece a un país. 

Estas realidades que se están viviendo ya en los lugares donde se ha regularizado el cannabis, de una forma o de otra, nos permite elaborar un listado de pros y contras a la legalización de la planta. La principal ventaja de legalizar el cannabis es el empuje económico que supone.

Pequeños comercios, cafeterías, dispensarios, distribuidores, empresas de transporte, en definitiva aquellos directamente ligados a la venta o comercio del cannabis son los beneficiados más obvios. Eso sin olvidar a los agricultores, electricistas, mantenimiento de riego y todas las labores ligadas al cultivo de la planta en sí. Sin contar la aparición de nuevos posibles negocios (comida cannabica, restaurantes especializados, clubes, etc) e incluso el relanzamiento de una industria olvidada: la del cáñamo, fibra resistente que era muy popular antes de su prohibición. La legalización podría traer de regreso una industria para el desarrollo de prendas, celulosa, fibras textiles y cuerdas, entre otras cosas que se usan en la vida diaria.

Luego se beneficiaría el Estado en sí, los gastos destinados a las redadas antidrogas, el tráfico ilegal e incluso los gastos en prisiones por delitos relacionados con la marihuana. Un cambio en la penalización de la droga afectaría al sistema judicial, policial y carcelario hasta niveles insospechados. Por ejemplo, dejando de lado la persecución de estos crímenes menores por posesión o consumo de marihuana, las fuerzas del Estado podrían centrarse en la investigación de casos de mayor envergadura.

No obstante, donde hay pros también hay contras. La industria farmacéutica, por ejemplo, tiene en la marihuana un rival de peso. La planta, ya es sabido, tiene propiedades curativas que son naturales. Ese tipo de competencia no gustará a los grandes laboratorios farmacéuticos. Otra industria grande e importante es la del alcohol. Algunos especialistas consideran que el alcohol y la marihuana son substitutos, no complementos. La legalización de la marihuana para fines recreativos podría quitar mucho terreno a la venta de bebidas.

Habrá que esperar para ver la resolución a las propuestas para la regulación del cannabis lanzadas a principio de trimestre en el Congreso para empezar a entender los cambios, positivos o no, que pueda traer la legalización de la marihuana.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: