Australia dice SÍ al uso medicinal del cannabis y NO a su uso recreativo

Australia dice SÍ al uso medicinal del cannabis y NO a su uso recreativo

Por: Laura Rueda Activismo

El cannabis recreativo está prohibido en Australia, sin embargo su uso medicinal es legal desde febrero de 2016. Aunque los pacientes que necesitan la planta de forma terapéutica se han encontrado con limitaciones a la hora de acceder a ella. En 2017 se aprobó su cultivo y hace muy poco, 2018, que se ha autorizado la exportación de productos cannábicos australianos. En este post te contamos más sobre la situación de la marihuana en este país de Oceanía.  

Cannabis recreativo, un asunto pendiente

Aunque el cannabis lúdico sea ilegal en Australia, es la sustancia más consumida entre sus ciudadanos. El cultivo, la venta y el transporte de cannabis con fines recreativos está prohibido y puede ser penado en cualquier parte de su geografía. En 2012 un estudio realizado por la ONU revelaba que los países con la tasa más alta de consumidores de cannabis en el mundo eran Australia, Nueva Zelanda, América del Norte y varios Estados de Europa Occidental.

No existe una ley nacional para los delitos relacionados con el cannabis, cada Estado tiene su propia legislación. Sin embargo, no es un país que se caracterice por ser muy sancionador y en algunos puntos de su geografía, si llevas pequeñas cantidades de cannabis, solo te enfrentas a multas y recibes asesoramiento o tienes que asistir a un programa de educación.

Australia dice SÍ al uso medicinal del cannabis y NO a su uso recreativo

Hace unos meses, el actual Ministro de Salud australiano se posicionó en contra de la propuesta presentada por el Partido de los Verdes para legalizar el cannabis de forma lúdica. Greg Hunt dijo que la planta era una puerta de entrada a otras sustancias como las anfetaminas. “Nuestro trabajo es proteger la salud de los australianos y esta acción de Los Verdes pone en riesgo su salud”. El líder de Los Verdes, Richard Di Natale, declaró que “la guerra contra las drogas es una guerra contra las personas” y por eso era preciso acabar con la prohibición del cannabis recreativo en Australia. Además del Partido de Los Verdes hay otros partidos políticos como HEMP (The Help End Marijuana Prohibition) que trabajan por el final de la prohibición del cannabis en Australia.

Cannabis medicinal, una realidad

Desde febrero de 2016 la marihuana terapéutica es legal en Australia a nivel federal, gracias a la Ley de Enmienda de Narcóticos. Esta ley incluye cambios a la Ley de Estupefacientes de 1967 y un cambio menor a la Ley de Productos Terapéuticos de 1989. Según leemos en Cannabis Consulting Australia esta nueva legislación define tres licencias y permisos de la Commonwealth, que pueden otorgarse para permitir la producción de cannabis medicinal en el país.

Australia dice SÍ al uso medicinal del cannabis y NO a su uso recreativo

La primera es una licencia/permiso de investigación de cannabis que permite al titular cultivar, producir, envasar, almacenar y transportar plantas y/o resina de cannabis con fines de investigación. La segunda es una licencia/permiso de cannabis medicinal, que permite hacer lo mismo que una licencia de investigación con fines medicinales. Y la tercera es una licencia/permiso de fabricación, que le permite al titular convertir el cannabis y/o la resina en medicinas para investigación y/o uso médico.

Esta ley de 2016 fue posible gracias a Sussan Ley, que entonces era ministra de Sanidad. Esta política también aprobó enmiendas para que se pudiera cultivar la planta en el país, sin entrar en conflicto con los tratados internacionales. Sussan Ley declaró a los medios que tomó esta decisión después de conocer en primera persona historias de ciudadanos con enfermedades graves, que usaban cannabis medicinal para tratarlas.

Australia dice SÍ al uso medicinal del cannabis y NO a su uso recreativo

Esta regulación australiana del cannabis medicinal no ha sido un camino de rosas para los usuarios, que han tenido varias complicaciones en su día a día. Además de que solo se recetaba cannabis al estudiar caso por caso, el suministro de la planta venía de fuera y era muy limitado. Para colmo sus precios eran desorbitados y la desinformación del personal sanitario en un comienzo era la norma. Para acceder a la planta los pacientes tenían que tener una autorización por parte de un médico.

Australia exportará sus propios productos cannábicos a otros países

Un año después, a principios de 2017, se aprobó el cultivo local y que hubiese un suministro de productos importados de forma más rápida para que los pacientes que la necesitaban con urgencia la tuvieran, mientras que las plantaciones crecían.

Australia dice SÍ al uso medicinal del cannabis y NO a su uso recreativo

En 2018 se ha aprobado que Australia comience a exportar cannabis medicinal a otros países. Y aquel Ministro de Salud que consideraba que el cannabis podía ser una puerta de entrada a otras sutancias, ha declarado que espera que su país sea el principal proveedor de cannabis medicinal a nivel mundial. Los formatos de los productos cannábicos que se exportarán serán variados: aceites a base de la planta, pastillas, parches, aerosoles…

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: