Back to top
La legalización del cannabis recreativo, entre los consensos de la posible coalición de gobierno en Alemania

Hasta hace poco, para Karl Lauterbach la idea de que el cannabis para uso recreativo fuera legal no le cabía en la cabeza. Pero ha cambiado de opinión. Y lo ha hecho, según ha afirmado a un medio regional alemán, por su experiencia como médico. Lauterbach, miembro del partido socialdemócrata SPD, es el nombre que más suena para ocupar la cartera de Sanidad en Alemania si las negociaciones para conformar gobierno en este país que se están dando a día de hoy entre el SPD, los liberales FDP y Los Verdes terminan por fructificar.

El cannabis recreativo, un punto en común a debate

Tras un mes de reuniones que podrían culminar antes de las próximas navidades, según afirma el diario El País, son varios los puntos disonantes entre los tres partidos, entre ellos la capacidad de endeudamiento del país, pero también hay puntos en común y su posición respecto al cannabis está entre estos últimos. La legalización del cannabis recreativo fue presentada como una de las reclamaciones por parte de Los Verdes —que ya presentó un proyecto de ley de cannabis para su distribución en tiendas especializadas que fue rechazado por el Parlamento en octubre de 2020— y de los Liberales en la mesa de negociación, y el reciente cambio de postura expresado por Lauterbach suma al SPD en esta vía.

Las claves a la hora de legalizar el cannabis

Entre los argumentos presentados por el posible próximo ministro de Sanidad alemán para su cambio de opinión está la mala calidad del cannabis, o la mezcla de estas —entre ellas, la heroína— que se pueden encontrar en el mercado negro.

“Los consumidores de cannabis generan rápidamente una adicción a la heroína”, señala Lauterbach. "Durante años he rechazado legalizar el cannabis, pero he llegado a otra conclusión como doctor", añade el político.

Desde sus posibles socios de gobierno, además de la lucha contra el mercado negro señalan también los ingresos fiscales que la legalización del cannabis con fines recreativos podrían proporcionar al país.

"Si se vendiera oficialmente, el Estado también recaudaría impuestos que podrían gastarse muy bien en prevención y terapia", subrayaba en junio Wieland Schinnenburg, portavoz de política de drogas del grupo parlamentario del FDP, en una entrevista con Deutsche Welle.

 

 

Ni siquiera entre los votantes de Los Verdes hay una aceptación mayoritaria de la legalización total del cannabis

La postura de la posible coalición de gobierno con respecto a la marihuana difiere mucho de la mantenida por el aún gobierno conservador alemán, que a mediados de octubre expresaba su oposición a la legalización del cannabis recreativo como respuesta a las declaraciones del posible futuro ministro de Sanidad. También está en contra de la última encuesta realizada en Alemania, por parte del instituto demoscópico Forsa, sobre la legalización total del cannabis, que daba mayoría a la gente que votaba “No”. El estudio, publicado en septiembre, cifra en un 59% los encuestados que solo aceptaban la legalización del cannabis con fines medicinales, en un 7% que apostaba por la prohibición total de la planta y en un 30% los que defendían una legalización total de la misma. Según este estudio, ni siquiera entre los votantes de Los Verdes hay una aceptación mayoritaria de la legalización total del cannabis, con un 48% de los encuestados.

Actualmente las leyes alemanas castigan con hasta cinco años la posesión de marihuana si no es para uso medicinal, aunque si las cantidades son pequeñas las penas privativas de libertad suelen conmutarse por talleres de tratamiento de adicciones.

En el caso de la marihuana medicinal, el país germano se situó como uno de los primeros países en autorizarla y regularla con el objetivo de facilitar el acceso a esta planta a personas con enfermedades graves. Fue en 2017 y por unanimidad del Parlamento. La ley aprobada entonces dejaba en manos del Estado el cultivo, procesamiento y distribución de esta planta, aunque recientemente, según publicamos en Kannabia, el país abrió sus puertas al cannabis medicinal cultivado en España.

Según los datos que maneja el partido FDP, en Alemania hay actualmente cuatro millones de consumidores habituales de cannabis. En el caso del cannabis medicinal, el Instituto Alemán de Medicamentos y Fines Medicinales, ya señalaba en mayo de 2020 del aumento de consumidores de esta planta que se había producido en el país hasta al menos finales del año anterior.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.