Back to top
Los 5 errores más comunes en el cultivo de semillas de marihuana

El cannabis es una especie vegetal que crece en todas las latitudes y su cultivo es bastante sencillo teniendo en cuenta algunos factores esenciales sobre todo si se quiere optimizar el trabajo y obtener el mejor resultado de nuestras semillas de marihuana o esquejes de marihuana.

En este post hablamos de cuales son los errores más comunes a la hora de cultivar marihuana.

1. MALA ELECCIÓN DE LA GENETICA

El primer error en que un cultivador novato puede incurrir es la mala elección de la genética que decide cultivar. No todas las genéticas funcionan de la misma manera e intentar tener buenos resultados con una mala genética nos puede llevar a gran decepción por la perdida de tiempo y dinero.

Ante todo deberíamos hacernos algunas sencillas preguntas y tener claras las condiciones de las que disponemos para comenzar nuestro cultivo.

Es imprescindible por ejemplo tener claro si el cultivo es en interior o exterior y de que espacios y condiciones lumínicas disponemos, si cultivamos en balcón no será oportuno elegir una planta que se desarrolle mucho en altura o si tenemos una farola en frente del balcón podemos reducir los daños cultivando una variedad autofloreciente.

Otro factor importante al elegir la genética es tener claro como influyen las condiciones climáticas, por ejemplo si cultivamos en un clima frío y lluvioso, elegir una variedad de larga floración no será un acierto, ya que en estas condiciones solo los cultivadores experimentados obtienen buenos resultados y evitan los problemas relacionados con la aparición de brotritis u otros hongos que aparecen con el exceso de humedad.

Ante la duda podéis escribir a nuestro consultorio técnico. 

2. ERRORES EN LA NUTRICION DE LAS PLANTAS

Conviene conocer que cada genética tiene sus propias necesidades nutritivas, siendo más evidente cuando aumenta la pureza genética,  indica o sativa.

Los bancos de semillas de marihuana no suelen mostrar la nutrición que hay que aportar en cada caso. El único dato del que podemos guiarnos es el porcentaje de hibridación indica/sativa y ya desde ahí, podemos orientar la fertilización.

Los fabricantes de fertilizantes, obligados por la ley,  indican la concentración de macro y micronutrientes en sus productos y el modo y dosis de aplicación correcta para  obtener mejores resultados.

En resumen, aconsejamos tener en cuenta la tipologia de planta que nos disponemos a cultivar y las indicaciones del fabricante de fertilizantes de confianza. Si queremos experimentar, mejor hacerlo con una planta, observar y anotar los resultados para repetir en caso de éxito y sobre todo, ante la duda recordar: en lo referente a la fertilización,  menos es más!

3. NO RESPETAR LAS NECESIDADES DE ILUMINACIÓN DE LA PLANTA 

Este es uno de los errores más comunes en los cultivos de exterior. Muchos cultivadores que se acercan a la planta de marihuana por primera vez, piensan que un balcón, una semilla, una maceta con tierra y agua son elementos suficientes para llevar a cabo un cultivo exitoso y desgraciadamente no es así,  ya que por ejemplo la planta de cannabis necesita de un mínimo de 6 horas diarias de irradiación directa, por tanto, además de respetar los calendarios para cultivo en exterior, es muy importante elegir una adecuada orientación del jardín que permita asegurar esos mínimos lumínicos.  

La noche debe ser de total oscuridad, así que a no ser que cultives autoflorecientes, una farola cercana puede hacer mucho daño al rendimiento y duración del cultivo.

En indoor los errores mas comunes están relacionados con la falta o exceso de potencia lumínica, también cabe destacar los problemas ocasionados por material eléctrico en mal estado, en este caso, aparte de la poca producción de nuestras plantas, arriesgamos la seguridad de nuestra casa y todos sus habitantes. Recomendamos revisar el material eléctrico cada vez que iniciamos un cultivo y ante la mas mínima duda consultar a personal profesional o directamente cambiar el elemento sospechoso. 

Además es útil tener en cuenta que situar las plantas muy juntas hace que no reciban suficiente luz y se hagan sombras entre ellas, eso produce un crecimiento estirado con cogollos poco compactos. Recuerda que cada planta necesita su espacio de luz.

4. NO CONTROLAR OPORTUNAMENTE LA TEMPERATURA Y  LA HUMEDAD DEL CULTIVO

El control del clima suele ser uno de los factores más descuidados en el cultivo de interior. A menudo los cultivadores ponen mucha energía a buscar la mejor genética y los mejores fertilizantes, pero nada de esto nos asegura un buen resultado si la temperatura suele bajar de 10° o subir de 35°. 

La humedad baja facilita el desarrollo de plagas y la alta el de hongos, además de interferir en el correcto desarrollo de la planta.

Aunque cultivemos en un lugar en el que consigamos mantener los parámetros de temperatura y humedad adecuados, siempre necesitaremos de un sistema de extracción/intraccion que renueve el aire y de un ventilador que lo remueva evitando el efecto tornado o aire viciado en el ambiente. 

En todo caso un controlador de clima es una herramienta de gran ayuda y una de las primeras inversiones a tener en cuenta. 

En los cultivos de exterior, guiarnos por los calendarios de cultivo, donde se indican las fechas aproximadas de siembra nos puede ayudar en acompasar  las temperaturas con el estadio de la planta.

5. ESPACIO INSUFICIENTE PARA EL DESARROLLO DE LAS RAICES

Un error básico, de muchos cultivadores de cannabis es no proporcionar a las raíces el espacio suficiente para su correcto desarrollo.

Además de un optimo sustrato o medio de cultivo, las raíces necesitan de espacio para desarrollar su potencial, cuando la raíz coloniza el espacio disponible, crece estrangulando a otras raíces, esta competición, merma la energía de la planta y obviamente se traduce en menor cosecha y menor resistencia a agentes externos como plagas, hongos, deficiencias hídricas y demás causas de stress.   

El tamaño de la maceta condiciona el tamaño de nuestra planta, la experiencia de cultivo y conocimiento de la genética puede jugar a nuestro favor, y tenerlo en cuenta nos ayudará tanto en obtener plantas suficientemente grandes, como en controlar sus dimensiones si nuestro problema es el espacio.

Para cultivadores inexpertos recomendamos en indoor macetas de mínimo  5 o 7 litros, mientras en outdoor, siempre que se pueda, es recomendable plantar directamente en tierra. 

Es útil recordar que una vez realizamos el trasplante, las plantas necesitaran de casi una semana de adaptación antes de volver a retomar el ritmo de desarrollo habitual, así que tranquilidad, paciencia, confianza, y mucho amor que las plantas también sienten.

 

Por ultimo queremos recalcar que superar los errores de cultivo no servirá para nada si no cortamos en el momento adecuado y secamos y maduramos el material de modo adecuado. Próximamente os daremos más consejos para obtener el mejor resultado final, de mientras podéis acudir a nuestro consultorio técnico para solventar cualquier duda.

 

Asesor: D. Manuel Ramiro
Técnico ayudante de investigación para los departamentos “Microbiología del Suelo y Sistemas simbióticos”, y “Biología celular y Bioquímica de Plantas” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

 

 

       

 

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Corey
06/04/18

Great advice guys, thanks for taking the time.

Sarah Kannabia
06/04/18

:)