Back to top
"Soy una convencida de que el cannabis es una alternativa por si sola, o complementaria para mejorar la calidad de vida de las personas" - Entrevista a Antonieta Valenzuela

Antonieta Valenzuela es médico cirujano. Desde hace unos años está especializada en el tratamiento medicinal con cannabis y está investigando el efecto de la planta en ciertas dolencias, que son invisibles para la sociedad y que sobre todo afectan a mujeres, como la dismenorrea o la fibromialgia. En YesWeSkunk hablamos con ella sobre estos y otros interesantes temas.

Laura Rueda - Participaste en el primer Encuentro Americano de Profesionales Expertos en Fitocannabinoides, ¿nos puedes contar un poco más sobre tu exposición?

Antonieta Valenzuela - Mi exposición era respecto a la dismenorrea y su tratamiento con fitocannabinoides. Trataba de mostrar la subvaloración tanto del diagnóstico y su tratamiento. En Chile y en gran parte de los países no se ha reconocido el dolor menstrual como un dolor válido para ser diagnosticado y tratado, normalizándolo y haciéndolo parte casi del rol de género de las mujeres, como "algo que soportar".

Además, las investigaciones científicas son escasas respecto a un tratamiento efectivo y sin efectos secundarios asociados, como lo es con cannabinoides. Mi exposición fue presentada en la mesa y sobre las experiencias clínicas con cannabis.

L.R. - En este encuentro participasteis muchos facultativos especialistas en cannabis de todo el continente americano y firmasteis una declaración. ¿Qué objetivo tiene esta declaración?

A.V. - El objetivo se centra en poder hacer un llamado formal a la Asamblea General de las Naciones Unidas, a los gobiernos de Latinoamérica, instituciones estatales y organismos de salud involucrados en la responsabilidad del acceso; asegurar su seguridad; educar, proteger, y despenalizar las prácticas policiales inadecuadas, dar las condiciones adecuadas para su investigación, y su legalización, permitiendo la expresión de las demandas de los ciudadanos respecto a sus derechos. Así, la diversidad de experiencia respecto a la lucha de la regulación del cannabis en Latinoamérica, permitió complementar las demandas de esta declaración.

L.R. -¿Por qué es tan importante tejer una red de especialistas cannábicos en cada territorio?

A.V. - La comunicación entre países latinoamericanos ha permitido la formación de una red de apoyo y colaboración, permitiendo conectar entre especialistas cannábicos, para conocer nuevas experiencias y expandir la investigación de cannabis, desde su regulación y políticas hasta la moral respecto al usos de la planta.

L.R. - Tú eres médico cirujano, ¿cómo te empiezas a interesar por el cannabis medicinal?

A.V. - Cuando comencé a tener una visión más crítica respecto a lo que estimaba la medicina en Chile y el mundo, y el rol que puedes llegar a cumplir desde tu profesión. Me cuestioné la existencia de gran cantidad de medicamentos producidos por industrias multimillonarias, promoviendo uso de fármacos, que son a largo plazo dañinos e inaccesibles; ¿cómo el sistema de salud sustenta en base a la generalidad de tratamiento, tratos, y protocolos médicos, cuando la atención individualizada marca toda la diferencia en la atención y alianzas terapeúticas con las personas?. Soy una convencida de que el cannabis es una alternativa por si sola, o complementaria, para mejorar la calidad de vida de las personas, siendo una buena opción terapéutica, en la mayoría de los casos mejor que algunos fármacos.

 

L.R. - Actualmente estás en Fundación Daya, ¿cuánto tiempo llevas y cuál es tu trabajo allí?, ¿en qué se centra tu investigación-trabajo sobre el cannabis medicinal?

A.V. - Actualmente llevo un año y un poco más. Mi trabajo está orientado a la atención de personas que solicitan ayuda y guía en la búsqueda de otra alternativa como el cannabis, siendo éste una excelente herramienta para reemplazar o complementar el tratamiento convencional en ciertas patologías. Mi investigación actual es referente al manejo del dolor y su complementariedad en mujeres con fibromialgia, evaluar desde la respuesta al dolor, hasta el impacto en su sexualidad. El anterior trabajo se centraba en el uso de cannabis como terapia complementaria para la dismenorrea (dolor menstrual).

L.R. - Fundación Daya es conocida en el mundo entero por su importante labor y habéis trabajado mucho por los derechos del cannabis medicinal. ¿Crees que la situación en Chile actualmente es positiva en el camino hacia la legalización?

A.V. - Los caminos para su legalización y el uso seguro medicinal se encuentran en proceso, ese es un camino adelantado, del que la fundación ha formado parte importante en ese cambio en Chile.  La presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández, acogió la petición de Fundación Daya y Mamá Cultiva para poner en tabla la discusión del proyecto que modifica el Código Sanitario, permitiendo que la receta médica sea una herramienta válida e idónea para la plantación, cultivo y cosecha de plantas, sin el temor de detención o incautación. Y estamos ansiosas de poder seguir luchando por nuestros derechos.

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.