Back to top
Abre en Bangkok la primera clínica piloto de cannabis de Tailandia

Se trata de un proyecto novedoso en el ámbito de la salud y, más en concreto, del cannabis medicinal, ya que combina la aplicación de la medicina tradicional con el uso de medicamentos derivados del cannabis.

El ministro de Sanidad inauguró la clínica, anunciando con orgullo su participación en una acción que, además de mejorar la salud de los ciudadanos, les ofrecería nuevas y mejores oportunidades económicas.

La creación de este centro, abierto a diario, llega después de que, en febrero de 2019, el gobierno militar legalizara la producción y la comercialización del cannabis exclusivamente para fines médicos, eliminando los extractos de cáñamo y cannabis de la lista de narcóticos. De momento, las únicas entidades autorizadas a la comercialización de estos productos son los hospitales y los centros de investigación, aunque las posibilidades de negocio, empiezan a atraer inversores locales en el país.


Image - Agence France-Presse

Actualmente existen a lo largo del país 25 clínicas de este tipo, todas conectadas a hospitales generales que, hasta la fecha, carecían de personal especializado y no podían ofrecer sus servicios de manera continuada.

Desde el centro piloto de Bangkok se espera poder atender a entre 200 y 300 pacientes al día, quienes, durante la primera semana, recibirán sus curas gratis.

Por ello, el día de la apertura de puertas, decenas de pacientes hacían cola para retirar su medicamento: un frasco de 5 a 10 mg de aceite de cannabis suministrado para reducir los síntomas de esclerosis múltiple, insomnio, migrañas además de para reducir los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer, entre otros.

 

 

En agosto, una instalación propiedad del gobierno cerca de Bangkok produjo las primeras 10,000 botellas de aceite de cannabis para la distribución a los hospitales, utilizando incluso para la trasformación los más de 1000 kg de marihuana ilegal incautada en el país, que se estima, se transformarán próximamente en más de 600.000 frascos de aceite de cannabis para el mercado medicinal.

El gobierno tailandés se plantea, además, despenalizar los pequeños cultivos domésticos de hasta 6 plantas, siempre y cuando las cosechas se entreguen al Estado para su transformación. De esta forma, los ciudadanos tailandeses podrían acceder a una entrada extra de dinero y el Estado podría contar con mayores suministros de cannabis para su transformación.

Desde el ministerio de Sanidad lanzan además una web, que a día de hoy todavía no está activa, para proveer a los pacientes de informaciones simplificadas y suportadas por fuentes fiables, sobre el uso médico del cannabis, su suministro y de su cultivo (www.medicalcannabis.go.th, última consulta 04.05.2020).

La inauguración de este centro, y la apertura del gobierno tailandés a nuevas propuestas en el ámbito del cultivo medicinal, colocarían a Tailandia como el primer país asiático en invertir desde las instituciones en cannabis medicinal como recurso para los pacientes y, a su vez, como novedoso y prometedor recurso económico, situándose así como nuevo sujeto en un mercado mundial, el del cannabis medicinal, en el que destacan Israel, Canadá y Australia.

Tailandia podría fácilmente posicionarse como competencia para estos países debido al bajo coste de la mano de obra y a las excelentes condiciones de cultivo que se dan en el país y que explican la larga herencia de cultivos de cannabis, factores que podrían posicionar a Tailandia como uno de los mayores actores en el mercado mundial de la marihuana medicinal.

A pesar de los importantes avances conseguidos en el ámbito del cannabis medicinal, el uso recreativo sigue siendo perseguido con hasta 10 años de cárcel para quien consume por placer, es decir, para quien hace un uso recreativo del cannabis.

Esta idiosincrasia es común en muchos países y lo seguirá siendo hasta que no se vuelva a reconsiderar el mismo concepto de uso terapéutico.

 

 

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.