Back to top
Russland erlaubt den hanfanbau

El primer ministro ruso, Mikhail Mishustin, ha firmado un decreto por el cual se autoriza el cultivo de cannabis con fines industriales en Rusia. Este decreto contempla que se permita el cultivo de variedades cuyo contenido de THC (tetrahidrocannabinol) no supere el 1%. Su uso autorizado será medicinal, terapéutico y veterinario.

En noviembre de 2019, Yevgeny Bryun, especialista independiente en abuso de drogas del ministerio de Salud, informaba del inicio de estudios especializados sobre el uso de la marihuana con fines medicinales y terapéuticos. Estos estudios, explicaba, se centraban en la búsqueda de cannabinoides que no causarán psicosis y que, de no encontrarse variedades que se ajustaran a ese requisito, no sería posible la legalización del cáñamo del cannabis para su uso médico.

 

 

Hace tan solo unas semanas se supo que se planea construir en Rusia un enorme complejo dedicado al cultivo y la producción de cáñamo. Cerca de Moscú, en la ciudad de Solnetschnogorsk, que se encuentra a orillas del lago Senezh a unos 65 km de la capital rusa, este proyecto constará de tres etapas:

  1. Una primera etapa que, con una inversión de cerca de 172 millones de euros, consistirá en la implementación del cultivo de semillas de cannabis. Se pretende que empiece a estar operativa en 2021 y se cuenta para ello con una parcela de más de cinco mil hectáreas. Se calcula que este complejo facilitará la creación de aproximadamente 420 empleos.
  2. Segunda etapa: Se construirá un área de producción de cerca de 1500 metros cuadrados en los que trabajarán alrededor de 50 personas. En esta planta de procesamiento, se obtendrán aceites y fibras. Se ha calculado que serán necesarios aproximadamente 185 millones de euros para su ejecución.
  3. Tercera etapa: Con una inversión de unos 257 millones de euros y cerca de 130 empleados, se espera para 2024 estar en disposición de producir fibra cotonizada, cosméticos y productos alimenticios (mantequillas, leches, harinas, barritas energéticas…) en un área especializada para dicho fin.

En Rusia, el cultivo de cannabis se ha llevado a cabo desde la antigüedad, con gran éxito y aceptación. Incluso ya en tiempos precristianos. Sin embargo, en 1987 Mikhaïl Gorbatchev firmó la prohibición de su cultivo, incluso en cultivos personales. Podríamos estar a las puertas de que el país recuperase un cultivo tradicional de su cultura, ya que desde el siglo XVIII Rusia era el mayor productor mundial de cáñamo. La alta calidad del cáñamo producido allí lo convertía en el artículo de exportación número uno, por delante de la madera, la piel o el hierro. Gran Bretaña, por ejemplo, importaba desde allí el 90% de su cáñamo, dependiendo toda su flota del cáñamo ruso, muy apreciado por su calidad para la confección de velas, cuerda o redes.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.