Back to top
La plus grande étude réalisée sur la schizophrénie et le cannabis

El hospital barcelonés Vall d’Hebron ha participado en el estudio más grande a nivel internacional realizado hasta ahora en el campo de la relación entre el consumo de cannabis y patologías mentales. Uno de los datos que ha desvelado son nuevas regiones genéticas relacionadas con el consumo de la planta y enfermedades como la esquizofrenia.

Un 24% de base genética

Este estudio internacional, que ha incluido la participación de 184.765 pacientes, demuestra que un 24% de la base genética que predispone a consumir cannabis es compartida con la base genética de la esquizofrenia. Y esto significa que las personas que sufren esta patología mental presentan más riesgo de consumir cannabis.

16 nuevas regiones genéticas

En total son 16 las nuevas regiones genéticas desveladas en este estudio que predisponen al consumo de cannabis a lo largo de la vida. Este trabajo ha sido publicado por la revista científica Nature Neuroscience y ha contado con la participación de profesionales de la medicina de Vall d’ Hebron, Hospital Campus de Barcelona.

El número de personas participantes se quintuplica

Se trata de un estudio que quintuplica el número de personas particpantes con respecto al anterior trabajo más grande realizado sobre la relación entre el consumo del cannabis y las patologías mentales como la esquizofrenia. Ya que en esta investigación internacional han analizado muestras de 184.765 pacientes.

Participación de Vall d’Hebron

La Dra. Marta Ribasés, investigadora principal del grupo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) ha explicado que:

“este estudio ha desvelado 16 nuevas regiones genéticas implicadas en la vulnerabilidad a consumir cannabis, un hecho muy importante para conocer las bases genéticas del uso de esta sustancia. Por lo tanto, el trabajo confirma que hay un componente genético implicado en el hecho de consumir cannabis a lo largo de la vida”.

De dos regiones genéticas a 16

Parece que hasta ahora solo se conocían dos regiones genéticas relacionadas con el consumo de cannabis.

“El hecho de que este nuevo trabajo aporta 16 nuevas regiones es un avance muy importante”, remarcaba la Dra. Marta Ribasés en una nota de prensa emitida por Vall d’ Hebron, Hospital Campus de Barcelona.

“Se confirma que la relación entre el consumo de cannabis y la esquizofrenia está en parte determinada por una base genética compartida. Un 24% de la base genética que predispone a consumir cannabis es compartida con la base genética de la esquizofrenia. Este estudio indica que las personas que sufren esquizofrenia presentan más riesgo de consumir cannabis”, reclaraba la Dra. Marta Ribasés.

Tratamientos individualizados

Por otro lado, el estudio también muestra una correlación genética entre la vulnerabilidad al consumo de cannabis a lo largo de la vida y el consumo de alcohol o tabaco y el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). El Dr. Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador principal del grupo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del VHIR señaló además que este descubrimiento “nos ayudará a conocer mejor la relación dentre el consumo de cannabis y patologías mentales tan graves como la esquizofrenia y, por lo tanto, desarrollar tratamiento individualizados”.

Una entrevista sin atender

En otras publicaciones hemos podido leer que un estudio de la Universidad de Nuevo México ha relacionado cannabis y esquizofrenia, esta vez como posible tratamiento de la enfermedad, usando CBD. Nos hubiese encantado comentar más a fondo esta investigación con los profesionales médicos de Vall d’Hebron, pero tras semanas de contacto han decidido no contestar a nuestro cuestionario, por eso os dejamos por aquí todas las incertidumbres que asoman a nuestra cabeza.

  • Siempre se ha relacionado al cannabis como un posible desencadenante de la esquizofrenia, en casos donde existiera una genética que predispusiera a la enfermedad. ¿Este estudio da la vuelta a esta afirmación.
  • Con estudios como este, ¿se podría caminar a determinar con antelación qué personas podrían tener más posibilidades de desarrollar la enfermedad?
  • El hallazgo de 16 nuevas regiones genéticas ¿podría ser un comienzo para hallar un tratamiento a la enfermedad o caminaría más hacia su prevención? 
  • ¿En qué medida este estudio puede desestigmatizar a la planta del cannabis en la sociedad en relación con la esquizofrenia?
  • ¿Hay alguna relación entre género y esquizofrenia?

Esperamos que la ciencia siga avanzando y podamos responder muy pronto a estas cuestiones que nos parecen tan importantes. Mientras tanto medio mundo sigue caminando hacia una regulación integral de una planta que sí ha demostrado ser efectiva como tratamiento en otro tipo de patologías como el cáncer o el lupus.  

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.