Back to top
Enfermeras investigan sobre la calidad de vida en adultos mayores que utilizan cannabis con fines medicinales

Motivadas por el rol social y educativo que deben cumplir los buenos profesionales de la salud, las por entonces estudiantes de enfermería Tamara Albertazzo, Pamela Carrasco, María José Figueroa y Carmen Sanhueza, decidieron realizar como su proyecto de tesis, un trabajo titulado “Calidad de vida de adultos mayores que utilizan terapias alternativas con productos derivados del cannabis” para optar al título de Enfermería.

El trabajo de titulación, que las convierte en pioneras en la investigación sobre los usos medicinales del cannabis en esa carrera en Chile, les pareció un tema atingente y fue inspirado por una de las misiones que todo profesional de la salud debiese tener: “Como enfermeras tenemos una labor informativa y debemos entregar opciones a los pacientes para que ellos puedan elegir la terapia que mejor les convenga para mejorar su calidad de vida”, sostuvo Pamela Carrasco, integrante del grupo que egresó este año como enfermeras de la Universidad Andrés Bello.

Las jóvenes conocían de ante mano el trabajo ejercido por Fundación Daya en el campo del cannabis medicinal, por lo que decidieron trabajar en conjunto con la organización para darle más peso a su investigación. “La Fundación realiza una gran labor con los pacientes asesorando y apoyando a todas las personas interesadas en esta terapia alternativa” señaló Pamela.

Dentro de las patologías investigadas se encuentra el cáncer como patología principal, fibromialgia y enfermedades crónicas como la artrosis, tratadas con aceite de cannabis o crema tópica dependiendo del caso. Gran parte del respaldo científico que avala el uso del cannabis medicinal como terapia coadyuvante en las patologías mencionadas, fueron traducidos por las jóvenes para dar sustento bibliográfico a su tesis. 

Una de las conclusiones extraídas de su trabajo, fue que el 56% de los usuarios de cannabis entrevistados, consideró que su calidad de vida tras el consumo de la planta fue mucho mejor; el 41% indicó sentirse algo mejor y sólo el 3% igual que antes. Ningún paciente señaló que su calidad de vida había empeorado.

En su investigación, observaron que efectivamente hubo una mejora en la calidad de vida de los pacientes, no sólo por porque la cannabis es una substancia con muchos menos efectos adversos, los cuales suelen ser más leves, y por lo tanto es una sustancia más segura que varios los medicamentos tradicionales, sino que porque la terapia cannábica entregada en Fundación Daya incluye también a la familia en la terapia. Asimismo, notaron que los pacientes adecúan las dosis de acuerdo a su contexto o situación de salud, haciéndose parte de su tratamiento. 

“Nosotras conversamos con los pacientes sobre su situación y nos dimos cuenta de que había un cambio importante, no sólo a nivel médico o físico, sino también a nivel social, ya que la familia también formaba parte de la terapia, trasladando a los pacientes hacia la Fundación o cultivando. Más que un tema bio médico, es también un tema sociocultural”, señaló Carmen Sanhueza.

Agradecidas del apoyo de su profesor guía, el trabajo de las cuatro jóvenes fue evaluado con distinción tanto en su presentación como en el trabajo escrito. Tamara Albertazzo considera que este trabajo sirve como fuente de información objetiva para quienes deseen acercarse al uso del cannabis como terapia medicinal. “Creo que esto va a ser un gran aporte para el personal de salud y también para los pacientes que quieran tener información objetiva sobre la calidad de vida que se obtiene con esta terapia” indicó la joven.

“Es relevante la aceptación que está teniendo cada vez más el uso de terapias alternativas en Chile. Nos dimos cuenta que hay todo un universo de personas que la utilizan con fines medicinales y creemos que todavía es algo desconocido por la población en general”, sostuvo por su parte Pamela Carrasco.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.