cannabis-overdose

Sobredosis de marihuana: ¿Mito o realidad?

Por: Daniel C. Cultura

Si consumes marihuana, puede que alguna vez hayas experimentado efectos de esta planta que no han sido los esperados y que te han jugado una mala pasada. Tal vez eso te haya llevado a preguntarte si realmente podrías consumir cannabis de más y llegar a morir en el intento. En este artículo intentamos descubrir la verdad sobre si es posible tener una sobredosis letal de marihuana, ¿Mito o realidad?

La sobredosis se define como la toma de una dosis excesiva de una sustancia, droga o medicamento que puede llevar a la intoxicación y la muerte. Según el último informe de la EMCDDA (European Monitoring Center for Drug and Drug Addiction) se estima que en 2020 se registraron 5.800 muertes por consumo de drogas en Europa.

La mayoría de estas muertes fueron causadas por sobredosis de opiáceos como la heroína, pero también se relacionaron con medicamentos de prescripción médica como la oxicodona y el tramadol. El consumo de estimulantes como la cocaína y las anfetaminas, por otro lado, también jugaron un papel importante en las muertes de los últimos años.

Esas cifras varían según el país, pero encontramos coincidencias con Estados Unidos, donde la principal causa de sobredosis son los opiáceos sintéticos, implicados en un 82,3% de las muertes por sobredosis. Estos datos indican que, en un país donde la marihuana es legal en muchos Estados y su consumo es común en una parte importante de la población (cerca del 20%), el cannabis no destaca ni mucho menos en las estadísticas de sobredosis anuales.

Pero, ¿es posible sufrir una sobredosis de marihuana?

Según los expertos, la sobredosis por consumo de cannabis es muy poco probable, dado que las cantidades necesarias para provocar una dosis letal serían descomunales. Ya allá por 1973, un estudio fijó la dosis letal de THC, el cannabinoide psicoactivo de la marihuana, entre los 225 y los 3.600 mg/Kg en ratas de laboratorio. Según estos datos recogidos en animales, necesitarías fumar un porro del tamaño de un poste telefónico (más de 12 kilos de marihuana) para que su consumo resultara letal en una persona de 60 kg. Esta cifra aumentó aún más en estudios posteriores.

Con estas cantidades astronómicas, resulta claro que la sobredosis por marihuana debería ser, cuanto menos, poco común. Esto no significa que el cannabis no contenga ciertos niveles de toxicidad, o que tomarlo en exceso no sea posible, dado que la marihuana puede causar efectos negativos que se intensifican con la cantidad consumida. Entre ellos, se incluyen la falta de coordinación, la ansiedad y la paranoia.

​​La mayoría de las personas que consumen una sobredosis de cannabis no corren el riesgo de morir a causa de los cambios tóxicos en su función corporal normal. Sin embargo, cualquier persona que consuma cantidades excesivas puede experimentar cambios graves y potencialmente peligrosos en su bienestar físico o mental.

Por qué los opiáceos causan sobredosis letales y el cannabis no

La marihuana medicinal, como los opiáceos, también puede administrarse para aliviar el dolor debido a sus efectos analgésicos. Para comprender por qué la marihuana no produce sobredosis, primero debemos comprender qué causa la sobredosis por opiáceos.

La sobredosis por opiáceos ocurre cuando una persona recibe una estimulación excesiva sin oposición, es decir, sin otros estímulos que la contrarresten, de la vía de los opiáceos que se encuentra en nuestro cerebro. Esto puede llevar a una reducción en la respiración de esa persona, pudiendo causar su muerte.

Esto sucede porque los opiáceos interaccionan con receptores que se encuentran en la parte de nuestro cerebro que controla la respiración y, al estimularlos, pueden causar la relajación de sus funciones. Muchos estudios afirman que el cannabis no interfiere con la respiración porque sus cannabinoides, como el thc o el CBD, no interaccionan con receptores en la parte del cerebro encargada de esta función. La marihuana actuaría por otras vías de señalización celular para ejercer efectos analgésicos sin afectar esta área.

Sin embargo, existen estudios que sí han encontrado receptores cannabinoides en las regiones del cerebro que controlan la respiración en ratas. Esta investigación abre la puerta a una segunda posibilidad y es que, aunque los cannabinoides de la marihuana se unieran a estas regiones del cerebro, no lo harían con tanta fuerza como los opiáceos.

Aunque se requiere mucha más investigación al respecto, el cannabis ha demostrado ser una sustancia más segura que los opiáceos para tratar el dolor. Por esta razón, hay estudios que están probando los cannabinoides como tratamiento complementario del dolor para reducir la dosis de opiáceos, rebajando así el riesgo de sobredosis en los pacientes.

Sobredosis de marihuana en niños

A pesar de todo, aún existen muchas dudas que resolver sobre este asunto. Una de ellas es la cuestión que levantan los casos de algunas sobredosis por marihuana que se han dado en niños en Estados Unidos. En 2011 se publicó el caso de un niño de 14 meses que estuvo en coma durante dos días tras una ingestión accidental de hachís. Los niveles de THC en sangre del paciente eran muy elevados pero, afortunadamente, el niño pudo recuperarse cuando estos disminuyeron. 

Aunque estos casos son raros, pueden ocurrir entre los más pequeños y por eso debemos tener cuidado si guardamos marihuana en casa y procurar que no esté al alcance de los niños.

Riesgo de sobredosis por comestibles de marihuana

Los comestibles de cannabis requieren especial atención, pues los niños y las mascotas pueden ingerir estos alimentos de forma accidental. Desde que se legalizaron los comestibles de cannabis en Estados Unidos, esta es una de las causas de sobredosis de cannabis más frecuente entre los más pequeños.

Pero la marihuana comestible también puede ser un peligro para los propios consumidores, dado que pueden sufrir un mayor riesgo de intoxicación. Esto ocurre porque, mientras los efectos psicoactivos de fumar o vapear marihuana pueden notarse a los pocos minutos, los efectos del cannabis ingerido pueden tardar entre 30 minutos y 2 horas en aparecer.

Durante este tiempo, y pensando que la cantidad que se ha tomado es insuficiente, el consumidor puede ingerir una dosis excesiva, ignorando sus efectos hasta que ya es demasiado tarde, pudiendo experimentar mareos, náuseas, taquicardia o paranoia.

Además, los efectos del THC son más potentes cuando se metaboliza a través del hígado. Esto ocurre porque, al digerirse, el THC se transforma en 11-hidroxi-THC (11-OH-THC). Este metabolito es muy activo y atraviesa fácilmente las membranas que separan el torrente sanguíneo del tejido cerebral, de ahí su intenso efecto psicoactivo.

Por tanto, se obtiene una versión mucho más potente del THC que llega de forma muy rápida a nuestro cerebro, lo que proporciona un efecto que parece más intenso y duradero que el obtenido mediante la inhalación. De hecho, se puede formar 10 veces más 11-hidroxi-THC después de consumir cannabis en comestibles que por cualquier otra vía, como fumar. Todo esto hace muy difícil controlar la dosis cuando se ingiere marihuana y facilita que la consumamos en exceso.

Así que ya sabes, si quieres disfrutar solo de lo mejor de esta planta, no te excedas con las raciones de comestibles, guárdalos a buen recaudo y controla siempre su contenido en cannabinoides. Parafraseando a Paracelso, “la dosis hace el veneno”, y ninguna sustancia es completamente inofensiva si se ingiere en grandes cantidades. De hecho, beber mucha agua puede matarte antes de lo que lo haría la marihuana.

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Colombian Jack

Desde: 139.00€

Cannabinoides, THC Bajo

CBG Auto

Desde: 14.00€

Descuento -30%

Kritic Auto

Desde: 8.50€ 5.95€

Comparte: