how-thc-affects-your-thoughts

¿Cómo cambia tu proceso de pensamiento cuando consumes THC?

Por: Daniel C. Medicinal

Algo realmente cambia en los procesos de creación de pensamientos cuando las personas están bajo los efectos de la marihuana. Pensemos (nunca mejor dicho), por ejemplo, en cómo el humor se ve influenciado; o la creatividad, tal y como afirman numerosos artistas. Entonces, ¿qué sucede dentro del cerebro cuando consumimos cannabis? ¿Y cómo influye esto en la forma en que operan los pensamientos? Aunque la neurociencia es intensamente compleja, intentaremos responder a estas preguntas.

Existen muchas experiencias diferentes que pueden surgir del consumo de cannabis. Pero uno de los impactos más notables que puede tener es cómo afecta a nuestros pensamientos. A veces divertidos o absurdos, a veces creativos o aparentemente geniales, y a veces francamente oscuros y aterradores, estas ideas que surgen de la mente pueden dejarnos inspirados o completamente confundidos. Estos diferentes patrones de pensamiento pueden ser impredecibles en la forma en que se manifiestan, pero en su mayoría se pueden atribuir a la forma en que el thc y otros compuestos del cannabis afectan al cerebro.

¿Por qué pensamos diferente cuando consumimos cannabis?

Cuando consumimos marihuana, sus cannabinoides, como el THC y el CBD, activan nuestros receptores endocannabinoides naturales, lo que produce la mayoría de sus efectos en el cuerpo y la mente. Un impacto importante del THC, el principal componente psicoactivo, es un aumento en el flujo sanguíneo a ciertas partes del cerebro.

Así ya lo confirmó en 1997 un estudio publicado en la revista ‘Life Sciences’. Los investigadores teorizaron que los cambios mentales y de comportamiento asociados con el cannabis pueden estar relacionados con un aumento de este flujo sanguíneo y una mayor actividad funcional de ciertas áreas del cerebro.

No importa cuánto se consuman, los cannabinoides viajan en la sangre hasta que alcanzan y se conectan con las células del cuerpo que tienen receptores endocannabinoides. En todo el cerebro, diferentes tipos de células expresan receptores CB1 y, a medida que el THC y otros cannabinoides llegan a estos receptores, desencadenan una respuesta específica de estas células.

Dado que el cannabis, principalmente debido al THC, es psicoactivo, esto significa que altera la función cerebral, cambiando la cognición, la percepción, el estado de ánimo, la conciencia y el comportamiento. Esto puede explicar por qué las personas tienden a pensar en cosas y conceptos inusuales y quizás por qué también pueden volverse más creativas.

Analizar la psicoactividad del cannabis es complicado, simplemente porque suceden muchas cosas al mismo tiempo: pensamientos extraños, sensaciones insólitas y asociaciones peculiares, entre ellas. Observar las características de las áreas del cerebro más influenciadas por el THC nos permite ver cómo se producen algunos cambios.

  • Normalmente, se cree que los lóbulos frontales son responsables de algunas funciones cognitivas muy importantes como el pensamiento abstracto, el razonamiento sintético o el procesamiento de datos sensoriales. Por tanto, no es de extrañar que impulsar esa área del cerebro con un mayor flujo sanguíneo y, en consecuencia, una mayor actividad funcional, conduzca a algunos pensamientos muy diferentes.
  • Pero el lóbulo frontal no es la única parte del cerebro que contribuye a los pensamientos. La corteza insular (ubicada en la superficie lateral del cerebro), que está involucrada con las percepciones sensoriales como el gusto y el sabor, además de mediar las respuestas cardiovasculares inducidas por el estrés, también experimenta un aumento significativo del flujo sanguíneo.
  • Los investigadores también notaron que el hemisferio derecho, que está asociado con la mediación de las emociones, estaba sustancialmente más activado que el izquierdo. Se cree que la corteza cingulada (que se encuentra hacia el borde o limbo de la corteza cerebral) también muestra altas correlaciones entre los aumentos del flujo sanguíneo cerebral y el THC, regulando las interacciones entre la información sensorial, las emociones y el dolor.

Si bien los cambios cerebrales pueden ser increíblemente diversos, el cannabis aumenta la actividad neuronal en estas áreas tan importantes del cerebro. Como esta actividad adicional de las neuronas eleva la mente a territorios inexplorados, nos asaltan distintos tipos de pensamientos.

Ideas alucinantes que parecen geniales

Una sensación típica es que parece que estás teniendo las ideas más brillantes de tu vida, pero al día siguiente, las ideas no parecen tan buenas. Y la ciencia sugiere que esto es totalmente posible. Algunos estudios han encontrado que el aumento del flujo sanguíneo mejora el pensamiento divergente (un tipo de pensamiento creativo), pero las mejoras en el pensamiento divergente solo se encontraron en dosis bajas. Demasiado THC y el pensamiento divergente se esfumará. Esta podría ser la razón por la que recibimos relatos tan diferentes sobre si el cannabis ayuda o perjudica nuestro brillante pensamiento creativo. Esta es también la razón por la que la dosificación es un aspecto tan importante.

Pensamientos divertidos que provocan hilaridad

Cuando estás bajo los efectos del cannabis, es posible que también descubras que todo lo que piensas es hilarante o absurdo. Si te ríes de todo, probablemente se deba a que el THC está aumentando el flujo sanguíneo a las partes del cerebro asociadas con la risa (específicamente los lóbulos frontal derecho y temporal izquierdo). A medida que se vuelven hiperactivos, todo parece divertido. Además, el THC también puede provocar sentimientos felices, relajados y dichosos, al igual que un medicamento antidepresivo o ansiolítico. Estos sentimientos felices pueden hacer que sea más fácil reír y disfrutar del humor en la vida.

Pensamientos ansiosos, paranoicos o intrusivos que pueden asustar

Si bien muchos pensamientos son agradables o divertidos, algunos son excepcionalmente desagradables, paranoicos o negativos. A veces, estos pueden significar una intrusión en nuestra mente y no podemos dejar de pensar en ellos. Quienes experimentan estos pensamientos con regularidad, por lo general no disfrutan del cannabis. Desafortunadamente, de la misma manera que el cannabis puede inducir a la relajación, la alegría y el humor, también puede enviarnos a toda velocidad en la otra dirección por su naturaleza bifásica; esto significa que la mayoría de los efectos pueden revertirse con una dosis lo suficientemente alta. Mientras que una dosis baja puede inducir una sensación de felicidad, una dosis alta de exactamente el mismo cannabis puede hacer cambiar el interruptor en la dirección opuesta, induciendo sentimientos negativos y ansiosos.

Cómo evitar los pensamientos negativos

Si bien no hay forma de controlar directamente a dónde va tu mente cuando estás bajo los efectos del cannabis, existen algunas estrategias que puedes emplear para mantener tu experiencia positiva y productiva:

  1. Ten en cuenta tu mentalidad, la razón para consumir y tu entorno. Es un paso importante y a menudo pasado por alto, pero que puede tener un gran impacto en la experiencia.
  2. Juega con el ratio CBD:THC. El cannabis con alto contenido de THC es el más común, pero también puede ser el más difícil de dosificar. Recomendamos considerar un ratio equilibrado de CBD:THC, ya que el CBD puede atenuar los efectos secundarios del THC.
  3. Y sobre todo, elige la dosis correcta. La dosificación del cannabis es individualizada y varía según la edad, el sexo y los factores genéticos únicos. Conocerte a ti mismo, tu tolerancia y tus límites es parte fundamental para atravesar ese laberinto de pensamientos en el que, además de disfrutar de lo lindo, en ocasiones también podría resultar fácil perderse.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Nueva, Genética americana

Dosidos Auto

Desde: 139.00€

Cookies Haze

Desde: 139.00€

Mataro Blue

Desde: 139.00€

Comparte: