Back to top
Der Öko-Bau mittels Hempcrete

Hay una tendencia relacionada con el mundo del cáñamo y la construcción que está dando mucho que hablar últimamente. Se trata del Hempcrete, un material que destaca por ser ligero a la vez que resistente, además de ser excepcional en cuanto a regulación térmica y de la humedad. Si a esto le sumamos que es sostenible, resistente al fuego y que está catalogado como carbono negativo, no entendemos por qué aún no se está utilizando más en la fabricación de edificios en todo el mundo.

Lo cierto es que, en algunos países de Europa, el hempcrate es una tendencia muy conocida, que se lleva usando desde hace décadas, como en Francia, que empezó en los 90. En la actualidad, también se han sumado lugares como Reino Unido, Países Bajos o Alemania. Y se le empieza a dar mucho bombo en Norteamérica. Es más, cuando hablamos de nuestro país, la cosa cambia. En España aún se trata de una práctica muy nueva, casi desconocida, si no nos encontramos en ciertos círculos donde hablar de cáñamo es algo normal.

Hormigón de cáñamo

Pero, ¿qué es el hempcrate? Esta palabra mezcla dos términos sacados del inglés: Hemp, que significa cáñamo y concrete, que hace alusión a un material muy conocido en la construcción y el aislamiento, el hormigón. Así que podríamos traducir este término del que os hablamos hoy como hormigón de cáñamo. O lo que es igual, un elemento biocompuesto que ofrece muchas ventajas y está elaborado a partir de esta fibra vegetal, que sirve precisamente para aislar y para construir.

El secreto del hempcrete es que se trata de un material muy resistente. Para su fabricación se usan las fibras más ricas en celulosa del cáñamo y se mezclan con cal, en estado de piedra caliza en polvo; además de arena y agua. Después de unos dos minutos removiendo, surge un engrudo que se puede moldear para llevar a cabo todo tipo de estructuras de construcción: ladrillos, paredes, cimientos… Esta pasta es moldeable y se puede colocar en el lugar en cuestión de manera manual. ¿Cuál es el secreto de su extraordinaria ambivalencia? Cuando pasa el tiempo, el agua, la cal y el cáñamo se petrifican, resultando una estructura ligera y fuerte a la vez.

Un material resistente y maleable

¿Es inmediata la fortaleza de este material? No, como os hemos explicado anteriormente se va curando con el paso de las semanas, meses y años, así que lleva algo de tiempo. Por este motivo, para saltarse el curado, hay gente que, en vez de aplicar el engrudo fresco a la pared, opta por comprar directamente los ladrillos ya curados.

Como dirían en la canción de David el Gnomo, el hempcrete puede ser hasta siete veces más fuerte que los materiales que usamos normalmente para la construcción y pesa menos de la mitad. También es tres veces más maleable que el hormigón. Cuanto más pasa el tiempo, más se petrifica, por lo que se hace más resistente con los años. ¡Todo son ventajas!

Al igual que el bambú, que es resistente y flexible, el hempcrete no pierde su capacidad de maleabilidad por volverse más resistente, así que se trata de materiales todoterreno. Si bien un edificio normal podría durar cientos de años, los expertos en este material calculan que, una construcción con hempcrete podría durar miles de años, ya que no se agrieta con los pequeños temblores de tierra.

Un material sostenible

Por ahora, hemos visto que es un material maleable, fuerte, que regula de forma natural la humedad y que previene elementos no deseados como el moho. Pero el cáñamo es, además, un material muy sostenible por dos motivos: el primero es que es un cultivo que crece muy rápido y de forma renovable. El segundo es que tiene una huella cero de dióxido de carbono, ya que la celulosa del cáñamo absorbe y bloquea a este gas incoloro. Según un artículo de True Activists, el U.S. Green Building Council “los edificios representan el 38% de las emisiones de CO2 en los Estados Unidos. Una gran ventaja de usar hempcrete es que, el cáñamo, absorberá CO2 y liberará oxígeno durante su crecimiento, además de absorber más CO2 debido a la piedra caliza, para petrificarse después lentamente. Durante décadas, su uso generalizado podría tener un impacto bastante significativo”.

Mucho por ofrecer

Muchos apuestan por el hempcrete como material de construcción del futuro, ya que, además de todas las virtudes expuestas anteriormente, es ecológico, sostenible, reciclable al 100% y resistente al fuego y el agua. Por todos estos motivos, muchos profesionales de esta industria están investigando sus posibles usos. Sabiendo todo esto, no se entiende que aún sea poco conocido. O quizá su invisibilización es consecuencia directa de la política prohibicionista mundial que restringe su cultivo, aunque, ahora, empiece a ser más permisiva en algunos países.

  • ¿Para qué se suele usar? Como es un buen aislante suele ser un gran aliado para que las casas más antiguas estén protegidas del frío y/o del calor. También sirve para levantar paredes y para aislar techos.
  • ¿Es un material nuevo? De ninguna manera, ya que los primeros restos de hempcrete que aparecen documentados en un puente en Francia allá por el siglo VI.

El libro de Hempcrete: diseño y construcción con cáñamo-cal

El libro de William Stanwix y Alex Sparrow es un documento muy completo que comienza su primer capítulo poniéndonos en situación: cuál es la historia del cáñamo y los usos que ha tenido, para centrarse en el segundo capítulo en el cáñamo en la construcción. Esta publicación puede resultar muy práctica para profesionales de la arquitectura, de la topografía y de la construcción.

Además de incluir fotografías a color, proporciona explicaciones de las técnicas de construcción y resalta los peligros potenciales y cómo evitarlos.

“Hempcrete es un material de construcción con excelentes propiedades. Está hecho de hojas de cal y cáñamo (un producto de desecho del cultivo de fibra de cáñamo) y se puede usar para paredes, pisos y aislamiento de techos. Hempcrete es transpirable, absorbe y emite humedad; esto ayuda a regular la humedad interna, evitando la humedad atrapada y el crecimiento de moho, y creando edificios más saludables. Proporciona un excelente aislamiento acústico y térmico, además de masa térmica. Es liviano, reduce los costos de construcción y es respetuoso con el medio ambiente: bloquea el CO2 durante la vida útil del edificio y el cáñamo no requiere agroquímicos ni insecticidas en su cultivo. El Libro de Hempcrete es una herramienta valiosa para cualquier eco-constructor”, podemos leer en su sinopsis.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.