Logros de la investigación del cannabis contra el cáncer

Logros de la investigación del cannabis contra el cáncer

Por: Redaccion Medicinal

¿Es la relación entre cannabis y cáncer positiva para luchar contra los efectos adversos de esta terrible enfermedad? A continuación, desarrollaremos el tema basándonos en estudios médicos del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Conocida comúnmente como marihuana, esta planta es cultivada en muchas partes del mundo. El cannabis produce una espesa resina formada por compuestos llamados cannabinoides. Estas sustancias químicas presentes en la marihuana influyen positivamente en el sistema inmunitario y en el sistema nervioso central.

El principal cannabinoide activo es el llamado delta-9-thc. Otro es el CBD o cannabidiol, capaz de aliviar dolores y disminuir de forma considerable la ansiedad y la inflamación sin los efectos psicoactivos de la marihuana, o sea del delta-9-THC. Los cannabinoides los podemos tomar por vía oral, por inhalación o debajo de la lengua.

Cannabinoides para el cáncer y marco legal

Los cannabinoides son las sustancias químicas propias del cannabis y tienen efectos similares a los que pueden producir los medicamentos en nuestro organismo. Existen más de 100 tipos distintos de cannabinoides, aunque el principal es el delta-9-THC.

Los estudios realizados han demostrado satisfactoriamente cómo estas sustancias son capaces de aliviar el dolor, la fatiga, las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer. Además, contribuyen a disminuir la ansiedad y la falta de apetito, así como los temidos efectos secundarios de la quimioterapia. Realmente esto solo es el prefacio de los increíbles beneficios que puede aportarnos el cannabis medicinal en la lucha contra el cáncer.

El inconveniente es que el cannabis es ilegal en muchos países, aunque hay pacientes de cáncer que lo usan con propósitos medicinales. Las leyes sobre la marihuana medicinal varían de una nación a otra, pero lo cierto es que sus beneficios terapéuticos ya son reconocidos por la ONU desde diciembre del año 2020.

Has de saber que el CIS, Centro de Investigaciones Sociológicas, determinó que el 90 % de los españoles están a favor de legalizar la marihuana terapéutica. De hecho, son más de 70 países los que han optado por autorizar su uso medicinal.

¿Cómo se puede consumir el cannabis para uso medicinal?

Lo podemos tomar por vía oral, ya sea incluido en productos alimenticios o como infusión de hierbas. Otro sistema es inhalarlo. Cuando lo ingerimos, el delta-9-THC se procesa en nuestro hígado para convertirse en un psicoactivo adicional llamado 11-OH-THC.

Otra alternativa es fumar el cannabis e inhalar. Es una forma rápida de que los cannabinoides se incorporen en el torrente sanguíneo del paciente. De esta manera, se generan menores cantidades del químico psicoactivo 11-OH-THC.

En la actualidad, se está estudiando la posibilidad de un medicamento de cannabis, con unas cantidades concretas de cannabinoides, que se rocía por debajo de la lengua.

Efectos antitumorales de la marihuana medicinal

Un estudio científico reciente en EE. UU. concluye que los cannabinoides pueden tener efectos de protección contra la proliferación de ciertos tumores. Las dosis de THC por sonda disminuyeron la incidencia de los tumores carcinoma hepatocelular y adenoma hepático. Además, actuaron positivamente en pólipos y adenomas, la glándula mamaria, el útero, los testículos y el páncreas.

Dos revisiones hablan sobre los mecanismos reales de la acción de los cannabinoides usados como agentes antitumorales. Los estudios concluyen que los cannabinoides pueden eliminar las células tumorales sin afectar a sus contrapartes no alteradas.

Otro estudio respecto al CBD en el cáncer de mama logró demostrar que era capaz de inducir la programada muerte celular. Es decir, el CBD no permitió que las líneas celulares de cáncer de mama sobrevivieran. Este estudio nos indica que tanto el CBD como el THC son modelos válidos para prevenir y luchar contra el cáncer de mama.

Por otro lado, investigaciones paralelas afirman que el CBD es un excelente quimiopreventivo para el cáncer de colon. Los tratamientos experimentales que incluían el CBD provocaban una disminución en el desarrollo de las lesiones malignas.

Los estudios in vitro con células de cáncer colorrectal descubrieron que el CBD generaba una protección del ADN frente al daño oxidativo. Se producía un aumento de los niveles de endocannabinoides y la consecuente reducción de la proliferación celular.

Como has podido comprobar, existen estudios serios y recientes avalados por el Instituto Nacional del Cáncer en EE. UU.

¿Hay estudios de cannabis medicinal en humanos?

Se han realizado algunos estudios en personas, los cuales te resumimos en el siguiente listado:

  • Uso de un aerosol oral de cannabinoides tipo delta-9-THC y CBD que, administrado con temozolomida, se empleaba para el tratamiento de tumores cerebrales agresivos.

  • CBD por vía oral para pacientes que recibieron trasplante de células madre.
  • Cannabinoides y cannabis como formas alternativas de controlar los efectos adversos del cáncer y como apoyo a los tratamientos.

Alivio de náuseas y vómitos

Cannabinoides, nabilona y dronabinol se administraron para tratar las náuseas y los vómitos que aparecían tras las sesiones de quimioterapia.

La marihuana terapéutica puede recuperar el apetito

Se ha comprobado la gran capacidad que tienen los cannabinoides para recuperar y aumentar el apetito de los pacientes con cáncer.

Aliviar los dolores

La marihuana vaporizada más opiáceos alivia los dolores propios del cáncer. Se demostró en 21 pacientes que presentaban dolores crónicos. El cannabis vaporizado con morfina disminuyó de manera significativa tanto el malestar como el dolor.

Además, nos parece interesante que conozcas otro estudio llevado a cabo con extracto de cannabis en aerosol. Se describe su uso debajo de la lengua y se pudo demostrar que contribuyó a aliviar el dolor en pacientes con cáncer avanzado. De hecho, el extracto de cannabis logró lo que algunos opioides fuertes no fueron capaces de conseguir.

Por último, la marihuana inhalada mejoró el estado de ánimo de los pacientes, ya que disminuyó la ansiedad y potenció la sensación de un mayor bienestar.

En conclusión, queda demostrado científicamente que la relación entre cannabis y cáncer es positiva para mitigar los efectos adversos de esta enfermedad. Además, no olvides que los productos ricos en CBD sí pueden comercializarse en España de forma legal, siempre que sean importados de otro país miembro de la Unión Europea.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: