Macro y micronutrientes en el cultivo de cannabis

Macro y micronutrientes en el cultivo de cannabis

Por: Dra. Weed - Anita Bucci Cultivo

El cannabis, como cualquier planta, requiere de una serie de nutrientes para poder desarrollarse de forma exitosa durante todos los ciclos. Es nuestra decisión elegir cómo dárselos, si de forma artesanal orgánica o con algún tipo de fertilizante.

Macronutrientes NPK

Los macronutrientes son esenciales para la buena salud general de las plantas.

Seguramente habrás visto en las botellas de fertilizantes el valor NPK (nitrógeno, fósforo y potasio).

El nitrógeno

Es un elemento que se encuentra en todo el planeta en un elevado porcentaje en relación al volumen atmosférico terrestre. Es el componente principal de la clorofila. Funciona moviéndose constantemente por las plantas, y se ocupa de varias tareas simultáneamente. Facilita la fotosíntesis de clorofila y la convierte en aminoácidos que luego darán lugar a las proteínas.

Tenemos que tener en cuenta que un 98% del nitrógeno en tierra es materia orgánica inaccesible para las plantas que requiere de una serie de factores óptimos como la humedad, la temperatura y el oxígeno para que los microorganismos del suelo puedan descomponer el nitrógeno y que así la planta, pueda absorberlo.

Un exceso de agua o las temperaturas extremas, pueden ocasionar la pérdida del nitrógeno y, al contrario, una excesiva carga de nitrógeno, hará que tu planta se vea verde oscura y pueda retrasar la formación de flores generando hojas y hojitas y no cálices.

Si vas a utilizar fertilizantes de botella, procura ser cuidadoso en los riegos y no te excedas, esto podría ocasionar quemaduras irreparables en las raíces.

Si vas a utilizar un abono orgánico y, para evitar dañar las raíces, ten en cuenta los diferentes elementos que deben constituir el compostaje, tales como fermentos, lixiviados u otros elementos naturales.

Macro y micronutrientes en el cultivo de cannabis

El fósforo

Otro elemento esencial para la vida es el fósforo. Los fosfatos son un componente del ADN y ARN de los seres vivos, tiene una conexión más duradera y fuerte con la tierra y no se pierde tan fácilmente con los riegos. Este elemento también es muy importante para el proceso de la fotosíntesis y el desarrollo de raíces. El fósforo se incrementará junto con el potasio en el ciclo de floración habiendo disminuido previamente el nitrógeno.

También debemos ser precavidos si vamos a utilizar un PK de botella. Recuerda que no siempre será beneficioso añadir más alimento y, quizás, en vez de un buen engorde, te topes con un exceso irreparable en este ciclo. El engorde de las flores no solo dependerá del alimento; los lúmenes recibidos por la planta son esenciales para generar la producción deseada.

El potasio

Es un metal alcalino que nuestra planta de cannabis requiere. Juega un papel fundamental en el ciclo de floración y, la falta del mismo, puede suponer sin duda la diferencia en la producción final. Además de asegurarte un engorde en tus flores, el potasio se encarga también de regular la sal en la planta. También es un regulador de la apertura y cierre de estomas de las hojas que son los que gestionan la absorción de CO2.

Micronutrientes

Tanto los micronutrientes como los macronutrientes, son indispensables para el buen desarrollo y funcionamiento de las plantas. Son más de 20 los que nuestra planta de cannabis necesita para poder obtener el vigor necesario para afrontar luego el peso de las flores.

La naturaleza es tan sabia que, cuanto más escaso es un elemento, menos lo requieren las plantas para crecer. Este es el caso del hierro, el boro, el molibdeno, el calcio, el azufre, o el zinc. Todos ellos, desempeñan un papel pequeño, pero esencial.

Macro y micronutrientes en el cultivo de cannabis

Hierro

Ayuda con la producción de clorofila y también es responsable de funciones con algunas enzimas.

Zinc

El zinc actúa en la producción de enzimas y en el estiramiento internodal de nuestras plantas.

Azufre

El azufre cumple un rol vital en la creación de aminoácidos.

Calcio y magnesio

Y, por último, el calcio y el magnesio son indispensables para la planta en el ciclo de floración.

En el cultivo de cannabis, es de vital importancia que tus plantas no sufran de excesos ni de carencias para un correcto desarrollo. Los cultivos de cannabis pueden variar dependiendo, por supuesto, del sustrato que se utilice. Personalmente, recompongo el sustrato cargándolo con desechos orgánicos seleccionados que mezclo en mi cubo compostera y que, luego, coloco en el sustrato durante todo el otoño/invierno, para que cuando llega la hora de utilizarlo nuevamente, este estará cargadísimo de nutrientes. Esto hará que mis plantas se alimenten de él todo el período vegetativo sin tener que estar fertilizando con productos del mercado y utilizando una vez cada semana microbios en el agua de riego. Luego cuando esta por entrar el ciclo floral, recompongo con este sustrato que preparo junto con micorrizas, trichodermas, microalgas, y todo lo visto en mi articulo “El sustrato”.

También utilizo en floración más avanzada melaza de caña y humus de lombriz, este trato dejará las flores con un sabor inigualable: ¡el sabor de lo ARTESANALMENTE ORGANICO!

Espero que este artículo os ayude, para poder entender un poco más el mundo del cultivo de cannabis.

Si quieres aprender más tipos de cultivo artesanal orgánico puedes seguir mi cuenta Instagram “@dra_weed!

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: