Back to top
Brasil: el autocultivo como alternativa a la importación de fitofármacos

Durante abril de 2013, padres y madres con hijos epilépticos en Brasil se unieron para exigir el derecho a la importación de aceite en base a cannabis desde Estados Unidos. Si bien el objetivo se logró, la importación no fue una solución, ya que debido a su alto costo sólo un par de familias podían acceder a la medicina.

Margarete de Brito y Marcos Langnebach son los padres de Sofía, una niña brasilera de 8 años a quien le diagnosticaron CDKL5, enfermedad relativamente nueva y de la cual aún se desconoce su origen. Tras un largo recorrido entre fármacos y médicos, sus padres comienzan a administrarle cannabis medicinal importado, pero desisten de seguir comprando el fármaco debido a su alto costo y las ventajas del autocultivo.

Impulsados por esta situación, a finales del 2013 nace en Brasil la APEPI (Apoyo a la Investigación y los Pacientes de Cannabis Medicinal), organización integrada mayoritariamente por familias con hijos que padecen epilepsia.

“La lucha actual es por el autocultivo y la producción nacional de los fitofármacos”

La organización es liderada por Margarete y Marcos, quienes viajaron a Chile este mes para conocer el trabajo de Fundación Daya en el tratamiento de diversas enfermedades y dolencias con cannabis medicinal, además del desarrollo de plantas de cultivo que buscan impulsar la producción nacional de fitofármacos cannabinoides.

“La importación no dio garantías ni acceso a la mayoría de las personas. Además, solo ingresan productos bajos en THC y altos en CBD, existiendo pacientes que necesitan productos con THC. La lucha actual es por el autocultivo y la producción nacional de los fitofármacos”, expresa Margarete.

Esta experiencia demuestra que la importación de fitofármacos no es la mejor solución para las necesidades de los pacientes debido a sus altos costos, tal como lo ha señalado Fundación Daya desde sus inicios, lo que nos ha impulsado a poner el foco en el autocultivo y el desarrollo de fitofármacos locales que permitan un acceso a bajo costo.

“Nos dimos cuenta que era posible el autocultivo y el empoderamiento de las madres”

El trabajo de Fundación Daya con el cannabis medicinal en Chile se convirtió en un referente para los padres de Sofía. “La lucha de Chile, liderada por Ana María Gazmuri y Paulina Bobadilla, es muy conocida en América Latina. Nos dimos cuenta que era posible el autocultivo y el empoderamiento de las madres. Cuando conocí el trabajo de ustedes me inspiré mucho”, señala.

Tras abandonar la importación del aceite de cannabis, la pareja comenzó a cultivar. Es en ese momento cuando Margarete decidió exigir, por vía judicial, protección ante un posible allanamiento policial, argumentando que dicha protección es un derecho de la salud de su hija y su familia.

En noviembre de 2016 la jueza brasileña que recibió el caso aceptó generar una medida de protección para Margarete y su familia ante una posible incautación de plantas por parte de la policía, sentando un importante precedente judicial sobre los derechos de autocultivo de los pacientes brasileños.

Hoy en Brasil hay más de quince marcas de aceite de cannabis importado, los cuales contienen dosis muy bajas de THC, debido a las características psicoactivas de este cannabinoide. “Hay muchos pacientes que necesitan de este cannabinoide y por lo mismo estamos organizándonos para liberar el autocultivo de su penalización”, señala Margarete.

La pareja relata que la población brasileña, en su mayoría, aún conserva los prejuicios hacia esta planta. Es por eso que Marcos considera necesario “que la sociedad se organice para generar presión; para dar un paso adelante y permitir el autocultivo tal como se está gestando en Chile”.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.