Dos iniciativas legislativas vuelven a poner sobre la mesa la legalización del cannabis en Colombia

Dos iniciativas legislativas vuelven a poner sobre la mesa la legalización del cannabis en Colombia

Por: Teresa Garcia Activismo

Cambiar la Constitución o aprobar una ley que regule el consumo recreativo de cannabis. Son las dos opciones que vuelven a estar sobre la mesa en Colombia. El país latinoamericano aprobó en 2015 la marihuana medicinal, a la que ya se dedican más de 60 empresas con autorización en este país y para cuyo cultivo, solo en 2019 se otorgaron 543 licencias. Ese mismo año, el Tribunal Supremo colombiano resolvió que estaba permitido el cultivo de hasta 20 plantas por personas para consumo propio, sin que sea necesario que el consumo sea por motivos médicos. La sentencia del alto tribunal anuló una condena previa de más de cinco años de cárcel a una persona que fue sorprendida por la policía con una planta recién cortada que pesaba 124 gramos. Sin embargo, hasta ahora, los intentos de regular al consumo recreativo de cannabis más allá de eso, no han dado frutos.

Dos iniciativas legislativas vuelven a poner sobre la mesa la legalización del cannabis en Colombia

Según explica el diario El Espectador, actualmente se han vuelto a presentar dos iniciativas que ya habían sido previamente descartadas. Una de ellas, fue propuesta por el periodista, escritor y, desde julio de 2018, senador Gustavo Bolívar, que es miembro de Lista de la Decencia, una coalición que agrupa a partidos de izquierda y centroizquierda y que en las últimas elecciones consiguió seis escaños. La propuesta de Bolívar, que según el diario El Espectador cuenta con el apoyo de 35 congresistas y del expresidente Juan Manuel Santos, es un proyecto de ley que contempla la creación del Instituto Colombiano para la Regulación de Cannabis (Icoreca), encargado de implementar la política nacional en cuanto a la importación, exportación, producción, almacenamiento, comercialización y consumo de cannabis recreativo. También incluye que el acceso al cannabis sea a través de dispensarios, clubes sin ánimo de lucro y establecimientos, y que el 35% de las licencias que se otorguen para producir cannabis sean para pequeños productores. Durante la presentación del proyecto de ley, en septiembre de 2019, Bolívar destacó que la iniciativa se había elaborado durante ocho meses junto a organizaciones sociales, campesinos, agricultores y víctimas de la guerra contra las drogas.

Sin embargo, el proyecto de ley puede chocar con un gran obstáculo, que es el artículo 49 de la Constitución de Colombia, que desde 2009 prohíbe el porte y consumo de sustancias estupefacientes o psicotrópicas salvo prescripción médica. La otra iniciativa legislativa sobre la mesa para la legalización del cannabis recreativo tiene como único objeto, precisamente, reformar de nuevo este artículo de la Constitución.

 

 

La propuesta, impulsada por Juan Fernando Reyes Kuri y Juan Carlos Losada, ambos del Partido Liberal Colombiano, tiene como finalidad reformar el artículo, añadiendo un nuevo párrafo en el que se expresa que “la prohibición prevista en el inciso anterior no se aplicará frente al cannabis y sus derivados para el uso recreativo por parte de mayores de edad y dentro de los establecimientos que disponga la ley”.

Desde el Partido Liberal apuestan por limitarse a la reforma constitucional y, según señala Reyes Kuri a El Espectador, dejar el desarrollo de la normativa en torno al cannabis recreativo para que se haga mediante reglamentos.

La posesión de cannabis hasta 20 gramos, contemplado como uso personal, también está ya descriminalizado, siendo a partir de esta cantidad y hasta el kilo cuando la condena se plantea entre uno y tres años de cárcel y multas de hasta cien salarios mínimos, que en 2020 se situaba en 877.802 pesos colombianos (200 euros), hasta 20.000 euros. A día de hoy, la condena por posesión de más de un kilo de marihuana va de los cuatro a los 12 años de cárcel, con la misma multa máxima de 20.000 euros.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: