Back to top
Halloweed y los munchies

¿Qué son los munchies, y qué relación guardan con el cannabis?

La palabra munchies, significa tener un hambre voraz y desmesurada, viene del inglés “munch”, verbo usado cuando alguien mastica ruidosamente, y es derivado del sonido que produce,”munch, munch…”. El término “munchies” actualmente se usa para situaciones muy diversas, aunque sus orígenes se remontan a la década de los 70, cuando se llevó a cabo un estudio “On Being Stoned,” realizado por Charles T. Tart’s, en el que se estudió a 150 consumidores de marihuana, observando como el deseo de consumir comida, dulces y cualquier otro comestible, se aumentaba visiblemente tras el consumo de marihuana. Este es uno de los efectos secundarios del cannabis. Sin lugar a dudas, la marihuana activa el interruptor del apetito en nuestro cerebro. Existe una inevitable conexión, entre el cannabis y el hambre, ya que la marihuana estimula las neuronas del hipotálamo que son las responsables de controlar el hambre, y son precisamente los cannabinoides, los compuestos activos que se encuentran en esta planta, los que provocan este estímulo.

Nuestro sistema endocannabinoide desempeña un papel crucial

Estos nuevos descubrimientos han proporcionado a los científicos un nuevo objetivo, el de estimular o eliminar el apetito. Así, por ejemplo, los enfermos de cáncer experimentan un incremento considerable del apetito gracias al cannabis, ya que la quimioterapia les hace perder las ganas de comer. Por otra parte, este efecto se ha convertido en una esperanza, para pacientes que suelen experimentar náuseas y falta de apetito. Así también, podría beneficiar a enfermos que sufren trastornos de conducta alimentaria.

Comprender cómo la marihuana activa el hambre tiene implicaciones muy amplias para el estudio del control del apetito. Y la clave se encuentra en el sistema endocannabinoide de nuestro organismo, que puede alterar nuestra sensación de apetito, además de las hormonas del hambre, la ghrelina y la leptina. Se trata de un proceso complejo en el que toman parte tanto los receptores de cannabinoides en el sistema nervioso central y periférico, como el sistema inmunológico, este proceso está estrechamente vinculado a mantener un estado de equilibrio homeostático en nuestro organismo. Algunos de estos receptores especialmente los receptores CB1 se encuentran en nuestro cerebro e influyen en la memoria, los movimientos, las emociones, el conocimiento y el apetito.

 

 

Los cannabinoides generados en nuestro organismo se unen a estos receptores con el objetivo de mantener el equilibrio. Cuando esta unión se altera puede traernos alteraciones en la memoria, las emociones y el apetito. Estas alteraciones pueden darse debido a tratamientos medicinales, a enfermedades y a los cannabinoides derivados del cannabis. Así el aumento desmesurado del hambre, de ese deseo desenfrenado de comer tiene una fácil explicación científica.

El THC

El cannabinoide más común en el cannabis es el Delta-tetrahydrocannabinol (THC), así también es el responsable del colocón, de estimular nuestro apetito dándonos ganas de munchies, o lo que es lo mismo de engullir comida sin sensación de saciedad. Cuando consumimos cannabis, el THC se une a los receptores CB1 y rápidamente la sensación de hambre aumenta. Y es cuando comer se convierte en un deseo incontrolable y placentero. Además de estimular los receptores CB1 en nuestro cerebro, el THC:

Con todos estos nuevos descubrimientos ya se están realizando investigaciones sobre otros mecanismos en que los cannabinoides podrían interactuar con la química del cerebro. Una de las investigaciones que pueden resultar más interesantes es si los cannabinoides podrían llegar a estimular otro tipo de neuronas que controlan varios comportamientos.

Y ahora, cuidado con esas fiestas de halloween, con esas sentadas en el sofá, cuyas consecuencias tras la ingesta descontrolada de “munchies” puede derivar en un subidón de calorías…..Happy Halloweed!!!!!! Y al picoteo…

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.