La importancia de una poda correcta

La importancia de una poda correcta

Por: Redaccion Cultivo

La poda de la planta de marihuana se realiza para aumentar la producción de flores de la planta. Otro objetivo de la poda, puede ser limitar la altura de la planta, obligándola a crecer hacia los lados y a ensancharse. 
La técnica más adecuada dependerá de las necesidades que se tengan, y se utiliza tanto en cultivos de exterior como de interior. El momento ideal para realizar la poda estará determinado por el tipo de poda que se realice. 
El tipo de planta también debe tenerse en cuenta a la hora de decidir la conveniencia de la poda. Respecto a la poda de autoflorecientes no responden tan bien a la poda como las semillas de marihuana feminizadas
Los tipos de poda más extendidos serían los siguientes:

Poda de bajos

Consiste básicamente en eliminar las ramas y hojas bajas de la planta, para que la circulación de aire sea adecuada y la planta pueda dedicar toda su energía a las hojas que quedan. 
Si durante la fase de crecimiento se quedaran muy bajas algunas ramas, lo mejor para que la planta pueda desarrollar todas sus capacidades será eliminar estas ramas, ya que no tendrán acceso a la luz necesaria y su mantenimiento supone un gasto energético para la planta. 
Con unas tijeras de cortar bonsáis se cortarán las ramas bajas a la altura del tallo, así no volverán a salir. 
Este tipo de poda no debe hacerse cuando la planta está en fase de floración. Si se observara que las hojas comienzan a ponerse amarillas, no deben podarse, sino que se dejarán hasta que las hojas se sequen totalmente o se caigan por sí solas. 

Poda apical

Se trata posiblemente del tipo de poda más popular y es la técnica que permite controlar la altura de la planta. En este caso se cortaría el ápice superior de la planta, de forma que se impide que la planta continúe creciendo en esa dirección y tendrá que desarrollar las ramas inferiores. Las ramas se harán más fuertes, tendrán varias puntas y se obtendrán más cogollos. 
El corte el ápice superior de la planta se puede realizar con la propia mano, aunque lo recomendable es hacerlo con unas tijeras de podar bonsáis o tijeras curvadas limpias y desinfectadas. 

Súper cropping: Se trata de un tipo de poda que se aplica a diferentes tipos de plantas y a veces se utiliza también para plantas de marihuana, que consiste en doblar las ramas sin romperlas. 
El objetivo de esta poda es que la rama doblada aproveche mejor la luz y llegue también a los cogollos que quedan en la parte más baja de la planta. En este tipo de poda las limitaciones son menores, ya que se podría realizar en casi cualquier fase, excepto en la etapa de floración avanzada, cuando las flores ya tengan un tamaño considerable. Será fundamental tener cuidado de no romper la rama. 

FIM: Se trata de un proceso muy parecido a la poda apical, pero se realiza un corte en el ápice superior, aunque evitando cortar todo el brote, sino que se dejaría una pequeña parte del mismo. Este ápice principal desarrollaría varios brotes sobre la misma yema y se podrían formar varias flores desde esa misma yema. 

RIB: No se trata de una poda propiamente dicha, sino que se trata de ir quemando los pistilos superiores de los cogollos en formación. Estas quemaduras producen una mitosis en las células de forma que la flor se regenera y alcanza un tamaño mucho mayor de lo que sería en su estado inicial.
Hay que tener mucho cuidado a la hora de quemar los pistilos superiores del cogollo en formación, ya que si se quemara en exceso, el cogollo no sería capaz de recuperarse. La técnica en sí no es muy recomendable; se requiere un alto nivel de precisión y es muy fácil fallar.

Desde Kannabia Seed Company, como tienda online de semillas de marihuana debemos dejar patente, que según la legislación vigente en España:

1.- Que el cultivo sólo lo puede ser para el consumo y abastecimiento propio.

2.- Que el uso y la finalidad del autocultivo ha de ser terapéutica.

3.- Que la plantación debe llevarse a cabo en la intimidad. Idem en cuanto al consumo.

Y lo más importante, asumimos que al pasar la consulta te refieres a un autocultivo pequeño.
 

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: