Una empresa colombiana desarrolla un extracto de cannabis que protege en un 62% frente al coronavirus

Una empresa colombiana desarrolla un extracto de cannabis que protege en un 62% frente al coronavirus

Por: Teresa Garcia Medicinal

La empresa colombiana Pideka y la Universidad de Antioquía están desarrollando un extracto de cannabis destinado a la prevención ante el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19 que, en las últimas pruebas realizadas, ha conseguido una efectividad del 62%.

Según ha explicado la directora técnica de la empresa, Martha Liliana Vega, en una entrevista con Forbes, en un primer momento se comprobó que las células sobre las que se llevaba a cabo las pruebas no sufrían daños con sustancias diluidas en uno, 10 y 100 mililitros de extracto de cannabis. Tras ello, estos cultivos de células fueron enfrentadas al virus, consiguiendo resultados positivos del 62%.

No es una mala cifra, ya que, según ha señalado la misma farmacéutica, la cloroquina tiene una efectividad del 73%. Según señalaba la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en mayo, aunque la efectividad de la cloroquina como antiviral procedía solo de estudios in vitro —como hasta el momento pasa con el extracto de cannabis de Pideka— y series de pacientes con limitaciones de muestra y metodología, esta sustancia ya se usaba ampliamente, a pesar de tener como efectos secundarios trastornos del ritmo cardíaco y neuropsiquiátrico. En junio la AEMPS, ya advertía de que los ensayos con cloroquina/hidroxicloroquina en personas expuestas y contagiadas no daban resultados positivos, quedando por probar la sustancia como prevención en personas que aún no habían tenido contacto con el virus.

 

 

En el caso del extracto de cannabis desarrollado por Pideka, aún queda mucho camino por recorrer. La directora de la empresa detalla que siguen pendientes de realizarse estudios preclínicos y clínicos para que se pueda desarrollar un producto sanitario a partir de este extracto de cannabis, y aún no hay fecha para el estudio en humanos. Pero la empresa ya tiene en mente que entre los productos derivados podrían contarse medicamentos antiinflamatorios, de prevención contra el virus y también productos desinfectantes para su uso en domicilios particulares, hospitales o instalaciones industriales.

La empresa ha solicitado ayuda al Gobierno colombiano para agilizar las pruebas y también están en contacto con el Instituto Nacional de Salud de este país y con distintas universidades, además de con la de Antioquía. En su entrevista con Forbes, la directora de la empresa ha afirmado que también están en conversaciones con entidades españolas, pero, por el momento, afirman que no pueden dar más datos.

El anuncio de los resultados preliminares del extracto de cannabis como prevención de la COVID-19 se ha hecho público a la vez que el Gobierno Colombiano, a través de la Comisión Intersectorial de Proyectos Estratégicos, declarara a varias empresas de cannabis medicinal en Colombia como proyectos de interés estratégico nacional (PINE), entre ellas a PharmaCielo, Khiron o Clever Leaves. Esto, les permitirá acelerar procesos de certificaciones, licencias y permisos. El objetivo: situar a Colombia como líder en el mercado del cannabis medicinal. Sin embargo, Pideka no aparece en ese listado de empresas beneficiadas.

Pideka es, desde octubre de 2019, una filial de la estadounidense Ikänik Farms, empresa con sede en California, que es a su vez parte de la corporación Iknk Brands, presidida por Brian Bacca y en la que el español Borja Sanz de Madrid tiene el cargo de Director Internacional. Sanz de Madrid es miembro de la familia Sanz, propietaria de International Jewelry Group, que, según explica la web corporativa de Iknk, tiene entre sus clientes de renombre a las familias reales de España y Marruecos. Actualmente, la corporación tiene plantaciones de cannabis en Colombia y California, donde también cultiva cannabis con fines recreativos. Pideka es la rama farmacéutica de Iknk, con licencia para cultivo interior en una plantación localizada cerca de Bogotá.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: